Opinión

El Salario mínimo como derecho humano

El Dr. Armando Hernández habla en su columna de hoy sobre la importancia del aumento al salario mínimo con respecto al derecho humano y laboral que representa

  • 24/11/2017
  • Escuchar

Hace algunos días la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) anunció que el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos determinó que a partir del próximo primero de diciembre, el salario mínimo pasará de 80.04 a 88.36 pesos.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el salario mínimo es:

La cuenta mínima de remuneración que un empleador está obligado a pagar a sus asalariados por el trabajo que estos hayan efectuado durante un período determinado

Con ello se brinda un panorama que nos permite identificar dónde está ubicado nuestro país en la materia laboral, pues no hay que olvidar que es el país con más horas laborales según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Un derecho humano


El salario es un derecho humano económico que todo ser humano debe poseer porque garantiza una mejor calidad de vida, además está estrechamente relacionado con los derechos sociales y culturales tales como: derecho a la alimentación, a la educación, protección de la salud, cultura, etc. Aspectos fundamentales para el desarrollo del individuo en su entorno social.   

El derecho humano a un salario mínimo ha sido reconocido en diversos instrumentos internacionales como un derecho del hombre; su principal objetivo es brindar a todos los trabajadores condiciones de vida dignas, premisa que invita a reflexionar si el salario que existe en el país es suficiente para quien se encarga del sustento y de dar instrumentos para la educación.  

México busca proteger el trabajo digno y su remuneración a través del Artículo 123 Constitucional fracción VI donde se cita que los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos.

Salario mínimo y canasta básica


Puede que el incremento al salario mínimo sea una posibilidad de obtener una vida digna, pero se debe tomar en cuenta que, de acuerdo con la Coparmex, para comprar una canasta básica alimentaria se requieren $94.06 la cual rebasa el monto del salario mínimo; a ello se anexan los derechos antes mencionados que pueden no estar cubiertos dentro del presupuesto. Por esta razón se deduce que aún existe una gran brecha para garantizar el bienestar y el goce de los derechos de los mexicanos.

El tener un salario mínimo suficiente, así como el acceso a prestaciones laborales complementarias son elementos que contribuyen al ejercicio de la igualdad,  a que México sea un país con mejores oportunidades y que garantice el pleno goce de los derechos humanos, así como la protección de la niñez, de las personas con discapacidad y adultos mayores.

Flor de loto


Los derechos humanos no se piensan; se sienten. No se pueden comprender de manera discursiva, sino vivencial.

@drarmandohdz | @OpinionLSR | @lasillarota