Opinión

El robo en el metro con y sin violencia

En julio de 2017 se cometían 9.2 delitos de robo al día en el Metro, para octubre se redujo a 3.7. Lee al Dr. Jorge A. Lumbreras Castro

  • 28/11/2017
  • Escuchar

Diferentes estimaciones señalan que el Metro transporta cerca de seis millones de usuarios en promedio cada día. Esta densidad de personas provoca concentraciones en horas que se conocen como “pico”, se trata de traslados hacia los trabajos y de vuelta a los hogares. La concentración de personas es una situación que individuos y grupos aprovechan para cometer ilícitos, en especial el robo, el cual tiene alta visibilidad pública, genera enojo y preocupación en usuarios y afecta su patrimonio

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE 2016), señala una de las preocupaciones centrales sobre los delitos es el robo o asalto en la calle o en transporte público, con casi el 50 por ciento de percepción de victimización, de ahí la necesidad de desplegar acciones para combatir este ilícito, acciones que deben tener un estricto diseño en su aplicación para actuar sin poner el riesgo la integridad física de las personas en espacios cerrados, con alta densidad, y donde hay mujeres y niños.

Robo a los pasajeros del Metro, dos vertientes


1. Los robos que se cometen sin  violencia que son el 92.5 por ciento;

2. Los robos que se cometen con violencia que representan el 7.5 por ciento.

La diferencia es relevante porque en este delito se reproduce una tendencia similar a otros delitos que se cometen sin violencia en su nexos con el sistema de justicia penal acusatorio. El sistema permite la mediación entre imputados y víctimas en casos de delitos no graves, por tanto la persona que cometió un robo sin violencia puede reconocer su falta, reparar el daño y acogerse a la justicia alternativa con el acuerdo de la víctima, señalándose de inicio que este delito no amerita la prisión preventiva oficiosa.

Los grupos de personas que se dedican a estos delitos encontraron que en caso de ser detenidos por la autoridad, con reparar el daño y reconocer la responsabilidad tienen márgenes amplios para quedar en libertad, además las personas en diversos casos no denuncian al ir de paso a sus trabajos u hogares.

El resultado de estos factores se resume en que el delito de robo sin violencia pasó de un promedio diario de 0.8 delitos por día a cinco delitos promedio por día.  

En contraparte, el delito del robo a pasajero que se comete con violencia mantiene un comportamiento estable con 0.4 delitos promedio por día en 2016 y en lo que va de 2017. Esto significa que la delincuencia actúa de forma estratégica en la comisión del robo, pues sabe que los costos son mínimos al actuar sin violencia, que no habrá prisión preventiva oficiosa y que el Ministerio Público se verá con obstáculos para lograr que un Juez otorgue la prisión preventiva justificada, además la persona que se dedica a cometer este delito no porta identificaciones, o las porta con datos falsos o confusos, así es por demás difícil saber si tiene otros procesos en marcha.

Los antecedentes penales se refieren a las sentencias de un juez, de ahí la necesidad de que las conductas delictivas reiteradas sean causa de prisión preventiva justificada y que existan mecanismos contundentes que obliguen a las personas a identificarse de manera fehaciente al ser detenidas en flagrancia, en pocas palabras disponer de sus huellas dactilares, fotografía e iris de los ojos.

Baja probabilidad de robo en el metro


Por otra parte, la probabilidad de robo en el metro con y sin violencia como porcentaje de la totalidad de viajes diarios es baja, si en 2017 en promedio son cinco robos por día con una totalidad de 6 millones de usuarios al día, la probabilidad es de 0.000083%, en términos estadísticos; sin embargo, cada robo impacta el patrimonio de las personas, es un delito de alta visibilidad pública, y es sustancial contener y mantener este delito con la menor incidencia posible.  

Desde hace años existen programas para enfrentar este delito en materia de seguridad pública y procuración de justicia; sin embargo, ante el incremento del robo a pasajero a bordo de metro sin violencia que se registró entre 2016 y 2017, fue necesario replantear una estrategia al interior de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para fortalecer la judicialización del robo al interior del metro en las dos modalidades citadas: con y sin violencia.

En enero de 2011 se cometían dos robos al día sin violencia en el metro, sin embargo  inició un crecimiento sostenido que llegó hasta 9.2 delitos por día para el mes de julio de 2017, por ello en agosto se determinó una estrategia que dio como resultado un mayor número de personas judicializadas: para octubre de 2017 se registraron 3.7 robos delitos por día, y la expectativa es reducirlo más.

El análisis del delito muestra que el 88.7 por ciento de los robos son cometen en tres lugares: 72.0 por ciento al interior del vagón, 15.1 por ciento en los andenes y 1.6 por ciento en las escaleras.

El 66.5 por ciento de este delito se focalizó en ciertas instalaciones: Línea 2 con 33.2 por ciento; Línea 1 con 20.3 por ciento;  y Línea 3 con 13.0 por ciento.

Las estaciones en que se presenta el 38.9 por ciento de la incidencia de este delito son: Pino Suarez, Hidalgo, Zócalo, Bellas Artes y Balderas, todas de alta concentración y de transbordo con excepción de Zócalo.

Los objetos más robados fueron los celulares con un 72.1 por ciento del total, le siguen las carteras o monederos en un 12.7 por ciento; celulares junto con cartera o monedero 3.2 por ciento; bolsas, mochilas o “cangureras” 2.3 por ciento; y documentos el 1.4 por ciento, principalmente.

Como puede apreciarse son celulares siete de cada diez objetos de robo en el Metro.

Entre las acciones que se despliegan para enfrentar este delito destacan 486  probables responsables detenidos de enero a octubre 2017, y la actuación ministerial que logró vincular a proceso penal a 77 personas, lo anterior bajo las condiciones descritas sobre la posibilidad de resolver este delito a través de la justicia alternativa.

Un dato a considerar es que de diciembre de  2012 a octubre de 2017, se tienen 1 mil 249 probables detenidos, de los cuales 385 fueron consignados y a 77 personas se les llevó a proceso penal.

---

Lee más sobre el Delito de violación, en el que la CDMX ocupa el lugar 30

Dr. Jorge Lumbreras Castro | Académico en la FCPyS - UNAM


Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.