Opinión

El regreso del presidente

Lo que se pudo ver es que el presidente fue asintomático o simplemente no tuvo nada. | Julio Castillo López

  • 10/02/2021
  • Escuchar

Después de unos pocos días de incertidumbre, pero presumiblemente ningún momento de gravedad, el presidente López Obrador se reincorporó a sus cotidianas conferencias prensa y dejó muy claro que está bien y que lo que pasó no lo hará cambiar; algunos comentarios al respecto:

· Lo que se pudo ver es que el presidente fue asintomático o simplemente no tuvo nada. Como sea es positivo, ya que es una persona mayor que carga ciertas  condiciones médicas y debe tener un nivel muy elevado de estrés… Tampoco es para sorprenderse, la mayoría de los casos que me ha tocado conocer de cerca son así;  100% asintomáticos o con síntomas leves y cansancio.

· Tanto la llamada con el presidente de Rusia como el video donde agradecía las muestras de solidaridad, dejaron ver a López Obrador completo y en buena forma en todo momento.

· Sin embargo, es de llamar la atención la necedad de que después de haber tenido la enfermedad siga rompiendo las normas básicas de cuidado, como el uso del cubrebocas… usar cubrebocas no es o al menos no debería ser un asunto político.

· Después de la enfermedad  es francamente inverosímil escuchar al presidente López Obrador y a Claudia Sheinbaum decir que no se puede obligar el uso del cubrebocas porque atenta contra la libertad… qué concepto más difuso han de tener de la libertad y además, varios gobiernos de su 4T han hecho obligatorio el uso del cubrebocas… ¿esto quiere decir que la 4T se divide entre los autoritarios (que exigen el uso del cubrebocas) y los laxos que creen que la libertad tiene que ver con tener la posibilidad de seguir propagando un virus que ha matado oficialmente a más de 170 mil mexicanos?

· Al respecto leí un comentario en Twitter (no tengo la fuente) que me pareció muy atinado y decía algo como: el presidente López Obrador es tan chiquito que piensa que lo quieren callar con un cubrebocas.

· Por otro lado, a su regreso, el presidente fue cuestionado sobre la iniciativa preferente que presentó al inicio del periodo de sesiones del Congreso de la Unión (iniciativa que tiene que ser dictaminada en 30 días) y respondió con mucha fuerza que no se le cambiaría ni una coma…. Lo cual es una pena porque la iniciativa es realmente peligrosa… para ponerlo en términos simples (porque no es materia del presente artículo), en caso de ser aprobada en sus términos se violarían tratados internacionales, se violaría la libertad (esta sí libertad) de producir energías limpias y se condenaría al país a seguir produciendo y consumiendo (obligatoriamente) la energía más contaminante posible…

En fin, qué bueno que el presidente se encuentre sano y de regreso, pero qué oportunidad más tristemente perdida… si en realidad tuvo covid-19 y vivió esa dificultad para respirar que hace que cualquiera pierda la cabeza, creo que debería ser un poco más sensible con los enfermos y un poco más radical a la hora de poner el ejemplo y de implementar medidas mínimas para salvar vidas.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.