Opinión

El regalo de Trump a Maduro

A dos puntas

  • 17/08/2017
  • Escuchar

La fanfarronería e impulsividad del presidente Donald Trump arruinaron en cinco minutos una política que durante casi 15 años evitó darle al gobierno venezolano de Hugo Chávez, primero y Nicolás Maduro, ahora, un enemigo sólido.

El amor de Trump por su imagen y el sonido de su propia voz cuando aparenta autoridad y fuerza se suman a su emocional, por no decir berrinchuda, forma de escribir mensajes en Twitter como reacción a lo que ve en programas de televisión.

Y así reaccionó el viernes por la tarde, cuando tras abordar la situación en Corea del Norte decidió seguir con la bravata y afirmar que no había descartado la opción militar en Venezuela.

El tema norcoreano es complicado per se. Es la irrupción de un régimen tiránico en un juego de superpotencias. El gobierno norcoreano, tradicionalmente conocido como "el reino ermitaño" por la historia de aislamiento de la península coreana, hoy es más que nunca un verdadero reino ermitaño, que para su mérito construyó una potencia nuclear militar aunque a costa de mantener a su país y a su pueblo en el subdesarrollo y el hambre.

Es posible que Chávez y Maduro tuvieran un sueño similar, pero sin el tiempo, la persistencia y, ciertamente, sin la obediencia de sus ciudadanos. Para bien o para mal, en Corea del Norte la población que se quedó allí a finales de la guerra de 1950 – 1953 lo hizo porque quiso – o porque no tuvo opción – y hoy es una ciudadanía indoctrinada y al menos obediente a su gobierno bajo la dinastía Kim.

Pero en Venezuela es diferente. El presunto proyecto socialista del gobierno Chávez y ahora el régimen Maduro carecen del apoyo de una buena parte de los venezolanos, la mitad o tal vez más, tal como se reveló en las elecciones legislativas de hace dos años y que perdió el partido de gobierno.

Durante años el gobierno estadounidense había mantenido una postura que le permitía ser antagónico sin presentarse como un enemigo activo del régimen; las denuncias del gobierno venezolano sobre las "acciones imperialistas" eran sobre todo "rounds de sombra" políticos.

Hasta ahora Trump le dio a Maduro un regalo enorme: una amenaza tangible. Y con ello saboteó a los países latinoamericanos opuestos al golpe de Maduro contra la legislatura electa de los venezolanos y de paso acabó de complicar las cosas para una oposición que pese a la represión, a su vehemencia y el entusiasmo de sus seguidores, sigue dividida.

La ineptitud y el mal manejo económico y administrativo del régimen los llevaron a un callejón del que ahora la retórica y las bravatas de Trump le proporcionan una salida.


Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.