Opinión

El pecado del Cardenal, manejar ebrio

No sabemos el nivel de alcohol del prelado, y creemos que lo que hizo es un pecado menor.

  • 27/08/2015
  • Escuchar

El eminentísimo señor Cardenal y otrora papabile William Joseph Levada Núñez,  y quien fuera Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe durante el pontificado de Benedicto XVI, fue arrestado hace unos días por manejar bajo la influencia del alcohol en la isla de Hawaii,  EU. La policía lo liberó luego de haber pagar una fianza de 500 dólares; ahora deberá comparecer obligatoriamente ante una corte el 24 de septiembre próximo.

 

Una nota de John Burnett del Hawaii Tribune- informó que el purpurado fue detenido  por una mujer policía cuando conducía de manera errante en un moderno automóvil de a la marca Nissan Altima, la noche del jueves 20- de agosto en la carretera Queen Kaahumanu en la zona de Kailua-Kona, en Hawaii donde se encontraba de vacaciones con unos amigos sacerdotes.

 

“Lamento mi error de juicio. Voy a seguir cooperando plenamente con las autoridades”, dijo el prelado en una declaración dada a conocer por la arquidiócesis de San Francisco, California de donde es arzobispo emérito.

 

No sabemos el nivel de alcohol del prelado, y creemos que lo que hizo es un pecado menor. Nada del otro mundo para cualquier mortal, pero la noticia es interesante, ya que Monseñor Levada no es cualquier Cardenal, tiene el grado honorario desde 1980 el título honorario de Capellán de Su Santidad, y actualmente es prefecto emérito de la Congregación para la Doctrina de la Fe y presidente emérito de la Comisión Pontificia “Ecclesia Dei”, de la Comisión Teológica Internacional y de la Comisión Pontificia Bíblica.

 

Además en un probable cónclave tiene derecho al voto para nombrar a un nuevo Papa.

 

Monseñor Levada fue uno de los hombres más poderosos de la iglesia católica; una de sus acciones fue aplicar medidas severas de moralidad a todos los obispos y sacerdotes del mundo y en especial a La Legión de Cristo.

 

Llegó a Roma, el 13 de mayo de 2015, un año después Marcial Maciel Degollado fue invitado por Levada al retiro sacerdotal, fue suspendido Ad divinis para ejercer públicamente su cargo ministerial. El comunicado oficial decía: “Después de haber sometido los resultados de la investigación a atento estudio, la Congregación para la Doctrina de la Fe, bajo la guía del nuevo prefecto, su Eminencia el cardenal William Levada, ha decidido -teniendo en cuenta tanto la edad avanzada del reverendo Maciel como su débil salud- renunciar a un proceso canónico e invitar al padre a una vida reservada de oración y penitencia, renunciando a todo ministerio público. El Santo Padre ha aprobado estas decisiones. Independientemente de la persona del fundador, se reconoce con gratitud el benemérito apostolado de los Legionarios de Cristo y de la asociación Regnum Christi”.

 

Ese fue el comunicado, no hubo ningún dictamen de la Congregación, por lo menos no se dio a conocer en aquel momento.

 

Pero el retiro de Maciel de su actividad sacerdotal y llevar una vida retirada de rezos y penitencias cayó como un balde de agua fría.

 

¡Fue un severo golpe tanto para él como para La legión!

 

Recordemos que meses antes –en enero de 2005- en vida de Juan Pablo II, y después de encabezarlos por 64 años, Marcial Maciel dejaba de ser el director general de la legión por motivos de edad y “y por "su deseo de ver florecer en vida a la congregación bajo la dirección de su sucesor" el sacerdote mexicano Álvaro Corcuera Martínez del Río de 47 años de edad.

 

(Véase El padre Álvaro Corcuera (1957-2014), 3 de julio de 2014).

 

Lo demás es de todos conocido, quien le dio el puntillazo a la legión y le ordenó  una inspección–léase una visita apostólica-, a los Legionarios de Cristo fue el secretario de Estado de la Santa Sede, Tarcisio Bertone.

 

Semanas antes estuvo en México

 

Hace menos de un mes -28 de julio- el señor cardenal William Levada estuvo en México vino a la recepción del V arzobispo de Yucatán,  Mons. Gustavo Rodríguez Vega  quien tomó posición de manera oficial el 29 de julio en el salón Chichén Itzá del  Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI.

 

El Diario de Yucatán dice que su arribo fue sigiloso, “a pesar de que fue escoltado por elementos del Estado Mayor Presidencial y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (de Yucatán)”.

 

Y que incluso “debido a la extrema vigilancia, la llegada del cardenal a Izamal fue confundida con el arribo de algún político prominente”.

 

En breve entrevista, el cardenal norteamericano dijo: “Vengo por dos motivos importantes”.

 

—Uno es saludar a Emilio Carlos Berlie Belaunzarán -arzobispo emérito-. Ya que finaliza 20 años de labor en Yucatán.

 

—La segunda razón es por la llegada de Gustavo Rodríguez Vega, quien desde mañana será nuevo Arzobispo de Yucatán”.

 

Y disfruto de la comida yucateca… Obviamente en México no anduvo en auto, traía seguridad especial.

 

PD1.  El Juez federal Alejandro Caballero Vértiz, negó el beneficio de la prisión domiciliaria y concluyó que “las partes no aportaron dictámenes periciales idóneos tendientes a establecer si la indiciada, al concedérsele tal beneficio, pudiera optar o no por sustraerse de la acción de la justicia”.

 

Y tal y como se esperaba, la defensa apeló la negativa del juez.

 

Hemos dicho que el otorgar el beneficio del arresto domiciliario no es un derecho, lamentablemente, sino una prerrogativa o gracia –una especie de perdón o indulto– y la decisión final es del juez…

 

¡El caso se pone interesante!

 

La pregunta es obligada: ¿Por qué diablos se tardó seis meses el Juez en dictaminar la negativa?

 

Además: ¿Por qué lo hizo en domingo?

 

Lo más grave en este caso es que el Juez haya recibido instrucciones de actuar así. Sería muy grave para la autonomía del Poder Judicial...

 

 

 

@fredalvarez

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.