Opinión

El obispo Salvador Rangel Mendoza

Monseñor Salvador Rángel Mendoza, de Chilapa, es nota, entre otras razones, por ser el obispo que dialoga con los narcos de Guerrero | Fred Álvarez

  • 05/04/2018
  • Escuchar

Monseñor Rangel es nota, entre otras razones, por ser el obispo que dialoga con los narcos de Guerrero. Estado donde 12 aspirantes a cargos de elección popular han sido acribillados a balazos desde 2017; también donde más sacerdotes han sido asesinados, muchos de ellos a manos del crimen organizado. No es la primera vez –ni la última– que el prelado charla con criminales.

Esta es la historia de lo que ocurrió el viernes santo en la sierra de Guerrero. 

El obispo de la diócesis de Chilpancingo, Salvador Rangel, subió a la sierra en un helicóptero, que pagaron habitantes de Pueblo viejo, municipio de Heliodoro Castillo, mediante una cooperación que realizaron. Fue a dar las gracias al “señor” y a pactar una tregua con el “poder real”, por lo menos para de aquí al 1 de julio de 2018. 

¿Mejor #YoMero?

La historia la conocimos el pasado domingo de Pascua, de Resurrección, en voz del mismísimo obispo Rangel. ¿Sorpresa? ¡No!

En declaraciones, luego de oficiar un servicio religioso en el estacionamiento del mercado municipal, Baltazar R. Leyva Mancilla, de Chilpancingo, Guerrero, el obispo precisó que la reunión con el capo de la delincuencia fue el viernes santo, el 30 de marzo; dice que subió a la sierra para agradecerle la reconexión de los servicios de agua y luz en la comunidad de Pueblo viejo, que durante un mes y medio fueron suspendidos.

Quince días antes, fieles del Pueblo viejo le pidieron al prelado su intervención para que hablara con los criminales y se pudiera reconectar el agua y la luz.

Yo les pedí que por qué no les ponían el agua y la luz, que había ancianos, niños, gente enferma y mujeres embarazadas que tienen que caminar kilómetros para ir por agua; tienen que ir hasta el río y es una bajada muy pesada, muy terrible, tienen que ir hasta Campo Morado (otra comunidad vecina), y gracias a Dios les pusieron el agua y la luz

Rangel indicó que aprovechó para solicitarle al “señor” –no sabemos su nombre– que por favor no mataran a más candidatos, y que, sorprendido –nos dijo el obispo–, el capo le prometió que evitarían hacerlo, e incluso le dijo “que iban a dejar una elección libre. Que eligiera el pueblo. Que ellos no se iban a meter, pero bajo dos condicionantes: que no repartan dinero los candidatos para comprar el voto, y que este sea utilizado para hacer obras”.

Asimismo, pidió el capo que los candidatos cumplan lo que prometan en campaña, porque “a veces van y prometen cosas y llegan al poder y se olvidan de la gente, y eso es lo que molesta...”, dijo.

El prelado reveló que el capo le mencionó el nombre de un político –tampoco sabemos quién– que “compró el voto y cuando la gente le fue pedir ayuda, ese político respondió: ya te pagué el voto cuando te di el dinero”. 

También dijo que los delincuentes quieren evitar que se compre el voto, “que sea un voto libre, razonado y secreto”.

Narcos, pero no sicarios


El líder delincuencial le dijo al prelado que ellos son narcotraficantes, pero no sicarios... Por lo que Rangel confió en que los delincuentes cumplan su palabra.

El Obispo dice que no viola la ley con haber dialogado con los narcos. Rangel dijo que él es un personaje público:

Soy el obispo. Soy el pastor y tengo el derecho de hablar con quien sea. La Constitución no me restringe con quién debo de hablar y con quién no. Yo pienso que estamos en un país libre, se supone que democrático, yo soy de esa línea de que debemos de escuchar todas las voces y todas las opiniones, aunque sean contrarias

La mía es una simple opinión, que me escuche el que me quiera escuchar. Yo no quiero polémicas con el gobierno del país, ni con el de Guerrero. Yo estoy haciendo una pequeña labor, simplemente, si quieren hacer caso, que lo hagan, y si alguien se siente ofendido, les pido disculpas


Ese posicionamiento generó muchas reacciones, algunas en contra y otras a favor.

“El Estado no negocia la aplicación de la ley”, aseguró el Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

Con relación al tema del Obispo de Chilpancingo, vi declaraciones en medios, no conozco el contexto. Desde luego se ha estado en contacto con la conferencia del Episcopado Mexicano y con el Arzobispo Primado de México…

¡Caray con el secretario! ¿Qué tiene que ver el Primado de México, Carlos Aguiar Retes, con los hechos de Guerrero? ¡Nada!

La CEM sí, pero hasta donde hemos visto, ha guardado silencio.

Monseñor Rangel de inmediato dijo respetar la opinión del secretario de gobernación; señaló:

Ya escuché la opinión del secretario de gobernación… que la ley no se puede negociar. Estoy de acuerdo, yo respeto su punto de vista y vamos a decir, cada quien tiene maneras de, su propia manera de matar pulgas, yo simplemente es un pequeño detalle el que estoy haciendo, estoy cooperando, es únicamente mi punto de vista y respeto la opinión del gobierno, respeto la opinión del secretario y de otras personas

Pero para Florencio Salazar Adame, Secretario General de Gobierno de Guerrero, Rangel está incurriendo “en actos violatorios a la ley”. No dice en cómo ni por qué.

No hay ninguna norma que autorice al prelado hacer negociaciones con el crimen organizado, pero tampoco ninguna que no lo autorice. Salazar Adame aseguró que al gobierno le preocupa que el obispo insista en tocar “estos temas”.

Ya está incurriendo en actos violatorios a la ley, esto es una función del Estado y hay que recordar que en México hay una separación de la Iglesia (sic por Iglesias) y el Estado, somos un Estado laico

Dijo el secretario de gobierno de Guerrero que ante estos actos, a quien le compete investigar, es al gobierno federal, por la Ley de Asociaciones Religiosas. Si lo estima pertinente, la subsecretaría de Asuntos Religiosos sería la que actuaría conforme a derecho.

En tanto que el candidato del PRI al senado, Manuel Añorve Baños, opinó que Salvador Rangel “tendrá sus razones para reunirse con narcos”.

¿Y qué decir de la declaración del  fiscal general del estado?, Xavier Olea Peláez, quien declaró en entrevista que no es de su incumbencia el tema de la reunión entre el obispo y los líderes del narcotráfico. Dijo textualmente que no le compete investigar las supuestas reuniones que el obispo Rangel ha tenido con supuestos líderes del crimen organizado.

Respaldan obispos la labor de Rangel


En primer lugar salió a defenderlo el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, quien dijo que “es respetable lo que está haciendo Monseñor”.

Para el sacerdote Rogelio Narváez Martínez, secretario ejecutivo de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social (CEPS)-Cáritas, el obispo de Chilpancingo está en un espacio “minado”.  “Guerrero es un estado sumamente lastimado por la violencia y él (Rangel) tiene que ser un pastor para la población. Él tiene que ser un actor que sume al bienestar del lugar”. “Él está haciendo su esfuerzo y desde afuera sería injusto desacreditar lo que hace el obispo”, opinó.

El sacerdote llamó a Alfonso Navarrete a asumir su responsabilidad y brindarle seguridad a la población: “El ministro de interiores no se debe quejar de que un obispo dialogue con delincuentes. Yo le preguntaría ¿existe, señor secretario, gobernabilidad en el país?”, cuestionó.

Candidatos y bolas de humo

En tanto, el obispo de Saltillo, Raúl Vera, llamó a los grupos políticos y de poder a garantizar la seguridad de los mexicanos. La violencia, manifestó, se gesta por la corrupción, impunidad, pobreza y desempleo que existe en México. En este momento, manifestó, el crimen organizado forma parte del mismo Estado, que opera con impunidad. “La violencia es una estrategia política de gobierno para controlar a la población y para controlar territorios”, señaló.

Y como lo expresamos antes, la CEM, como tal, no ha emitido posicionamiento, pero seguramente lo hará en los próximos días. El próximo lunes inicia su reunión anual donde están invitados los candidatos a la presidencia de la República.

El Posicionamiento de AMLO


Andrés Manuel López Obrador se pronunció en favor del diálogo con integrantes de la delincuencia organizada para poner freno a la violencia.

Entrevistado luego de encabezar un mitin en Monclova, Coahuila, el candidato de Morena celebró que ministros religiosos, entren en contacto con criminales para buscar la paz. 

?Yo veo con buenos ojos que tanto pastores de las iglesias evangélica y sacerdotes y obispos de la iglesia católica busquen también la reconciliación, el diálogo para que se garantice la tranquilidad, para que haya paz en México

AMLO celebró la reunión que sostuvo el Obispo de la diócesis de Chilapa con miembros de grupos delincuenciales.

No le reprocho al Obispo de Chilapa que tuvo esa reunión, porque yo conozco la situación tan difícil que están viviendo en la Montaña de Guerrero y en toda esa región de Chilapa, donde hay mucha violencia. …Qué bien que él se atrevió a hacer eso, que se esté exhortando para que no haya violencia, que no le quiten la vida a nadie, ni a candidatos ni a los ciudadanos

- ¿Buscaría diálogo con capos de la droga?- se le preguntó.

- Nosotros vamos a buscar diálogo con todos los mexicanos. Vamos a privilegiar el diálogo siempre, bajo cualquier circunstancia vamos a poner la voluntad del diálogo, la reconciliación. Que quede claro, diálogo, reconciliación, amor y paz - insistió.

Este posicionamiento no es nuevo


El sábado dos de diciembre habló de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, prometiendo que, de convertirse en presidente, se creará una comisión de la verdad para esclarecer el caso: “… no es posible que siga este régimen de corrupción e impunidad. Vamos a limpiar la casa. Vamos a empezar desde arriba para abajo. Vamos a hacer todo lo que se pueda, para que logremos la paz en el país. Que no haya violencia”, expresó en la gira proselitista en Quechultenango, Guerrero.

Agregó “si es necesario, vamos a convocar a un diálogo para que se otorgue amnistía, siempre y cuando se cuente con el apoyo de las víctimas, los familiares de las víctimas. No descartamos el perdón. En mi tierra siempre se dice ‘ni perdón ni olvido’, yo no comparto eso. Yo sí creo que no hay que olvidar, pero sí se debe perdonar si está de por medio la paz y la tranquilidad de todo el pueblo”, agregó en su discurso.

En diálogo con reporteros, le pidieron ser más específico:

- ¿Esta amnistía alcanzaría a los líderes de los cárteles?- preguntaron los reporteros, según se escucha en un audio publicado por el diario El Universal.

- Vamos a plantearlo. Lo estoy analizando. Lo que sí les puedo decir es que no va a quedarse ningún tema sin ser abordado, si se trata de garantizar la paz y la tranquilidad - respondió categórico.

La reacción, entonces, fue de inmediato, unió a todas las fuerzas políticas en su contra. Ahora igual, quizá.

Y por cierto, ¿qué dice el papa Francisco ante los hechos del obispo Rangel? El nuncio no se encuentra aún en México.

Al magen...


Al obispo Rangel le ha funcionado charlar con criminales. Hace más de un año, el prelado tuvo un encuentro con grupos criminales con el objetivo de proteger a los sacerdotes que estaban siendo amenazados de muerte.

Sobre el pedido de las autoridades locales para que brinde información de grupos, el Prelado señaló: “… yo estoy haciendo mi labor pastoral. Yo soy el Obispo, no soy el fiscal. Creo que le toca a él (Xavier Olea Peláez), investigar”. “Soy un simple instrumento de diálogo, de acercamiento, porque yo tampoco tengo la obligación de llevar a las personas o denunciar a las personas. Si se han abierto conmigo, si han sido sinceros conmigo, yo tengo que ser leal con ellos”, expresó en una entrevista.

¿Quién es Salvador Rangel Mendoza?


Nació el 23 de abril de 1946 en Tepalcatepec, Michoacán, tiene 72 años de edad; es hijo de Rafael Rangel Larios y Maráa del Carmen Mendoza Barragán; es el sexto de 9 hermanos.

Ingresó al Seminario Menor de la Confraternidad de los Operarios del Reino de Cristo, y luego en la Orden de los Frailes Menores Franciscanos de la Provincia de San Pedro y San Pablo, en Michoacán.

Se ordenó sacerdote el 29 de junio de 1974, por manos de Mons. Victorino, Álvarez Tena, Obispo de Celaya.

Ha sido encargado de la Promoción Vocacional en su provincia religiosa de 1974- 1978; Vicario Parroquial de San Francisco de Acámbaro (1978-1981); Párroco en San Pedro, Nuevo Chupícuaro, Morelia (1981-1987); Vicario Foráneo y Definidor Provincial por tres períodos, así como Decano en la Arquidiócesis de Morelia (1984-1987); Párroco en San Francisco de Acámbaro (1987-1993);  Colaborador en la Custodia de Tierra Santa en Palestina (1993-1997); Director Espiritual y luego Rector del Seminario Menor Franciscano en Celaya, Gto. (1997-1998); Ecónomo y Administrador del Colegio Internacional Antonianum en Roma (1999-2005); Vicario Episcopal de la Zona Pastoral de Nuestra Señora de la Luz, en Morelia y Consultor de la Arquidiócesis de Morelia (2006-2009); Postulador de la Causa del Siervo de Dios Don Vasco de Quiroga y Segundo Postulador de la Causa Fr. José Pérez OFM y Compañeros Mártires.

Nombrado Obispo de Huejutla el 12 de marzo de 2009, por Benedicto XVI. Obispo de la Diócesis de Chilpancingo, Chilapa, el 20 de junio de 2015, por el papa Francisco; tras la renuncia de Monseñor Alejo Zavala Castro.

El 16 de febrero del 2016, Monseñor Rangel fue el encargado del discurso en el estadio "Venustiano Carranza", en Morelia, durante la visita del Papa Francisco.

Posdata


Antes de comenzar la Audiencia General del pasado miércoles 4 de abril en la Plaza de San Pedro, el papa Francisco quiso felicitar al Papa Emérito Benedicto XVI.

"Quisiera desear una Feliz Pascua de forma especial a nuestro Obispo Emérito de Roma, el Papa Benedicto, que nos está siguiendo por televisión. ¡Deseémosle todos juntos una feliz Pascua!"

¡No lo maten antes de tiempo, tranquilos!

Este saludo se produce pocos días después de que el papa Francisco visitara a Benedicto XVI para transmitirle en persona sus saludos de Pascua.

@fredalvarez | @OpinionLSR | @lasillarota