Opinión

El Nuevo Orden Mundial

¿La vida del planeta y la economía global volverán a la normalidad? | Ismael Jiménez

  • 15/04/2020
  • Escuchar

La falta de infraestrcutura médica para enfrentar al covid-19, está llevando a las autoridades de salud de todos los países, a implementar una Guía Bioética de Asignación de Recursos de Medicina Crítica.

En pocas palabras, dicho protocolo establece como prioridad, salvar la vida de los enfermos jóvenes por sobre la de los pacientes de la tercera edad que se encuentran en condiciones críticas por el coronavirus.

La medida se está aplicando prácticamente en todos los países en los que la pandemia está causando estragos. El pragmatismo con el que han debido actuar las autoridades sanitarias, está desnudando muchas carencias e ineficiencias, no sólo de los sistemas de salud, también de la sociedad, del sistema económico y de todos los gobiernos del planeta sin escepción.

El momento histórico que estamos viviendo, se presta para múltiples reflexiones. En ese sentido, existe un consenso casi generalizado, en el que se afirma que las naciones y la vida de los seres humanos, ya no serán lo mismo luego de la pandemia.

Se habla de un Nuevo Orden Mundial, que no tiene nada que ver con ideas conspirativas o redenciones apocalípticas. La visión de quienes interpretan este momento, está basada en hechos históricos y el acontecer de nuestros días.

Los cambios de época han venido acompañados de pestes y guerras, y hoy la humanidad, se encuentra en la frontera del antes y el después. Así que a nadie deberá sorprender, que una vez superada la parte más crítica de la pandemia, seamos testigos de fuertes agitaciones sociales que podrán aprueba la pericia de todos los partidos políticos y sus mandatarios.

Llegamos hasta aquí como consecuencia de los disntintos experimentos de gobiernos que oscilaron de un pensamiento ideológico a otro. Muchos países de Europa, América Latina y África, acusaron este dilema en las dos últimas décadas sin lograr avances significativos en la resolución de la pobreza y la justicia social.

El comportamiento pendular de la ideología política, era tal vez una muestra del desgaste y cansancio social que estaba sustentanda sobre estrcuturas que al parecer dejaron de funcionar.

Hoy en día, ante el embate de la pandemia, los sistemas de salud de todo el mundo, acusan el desgaste del sistema político y económico que nos pone ante la disyuntiva, de tener que decidir, qué grupo de humanos tienen prioridad para seguir viviendo.

El sistema económico mundial está quebrado, hoy se sostiene de los hilos especulativos de los mercados bursátiles, así como de la especulación de los precios del petróleo, del tipo de cambio y de algunos commodities como el Oro.

Superada la crisis sanitaria, habrá muchas empresas quebradas en el mundo y millones de personas sin empleo, endeudadas y sin dinero para hacer frente a sus circunstancias. El FMI recomendó a los países implemetar estrategias de economía de guerra para hacer frente a la crisis mundial que se avecina.

Aunque tarde, algunos opinadores que se precian de analistas, reconocen que esta crisis económica, podría ser más profunda que la de 1929. Esto lo señalamos hace un mes en este espacio; vaticinamos que sería una recesión económica sin precedentes.

Otros opinadores prefieren seguir culpando de toda la pandemia a sus gobiernos. No se han dado cuenta que la nomenclatura está cambiando. Por ejemplo, superada la parte más crítica de la pandemia y asumiendo que se cuenta ya con la vacuna contra el covid-19, el principal dilema de los gobiernos, será adquirir las dósis para vacunar a más de la mitad de su población.

Es decir, encontrar la vacuna, no será sinónimo de haber superado la crisis, pues para evitar nuevos brotes, habrá que vacunar a más de la mitad de la población mundial. Los países más pobres y más atrazados económicamente, estarán en desventaja. Esto generará más movilizaciones y más conflictos sociales en muchos países.

Ahora bien, bajo este escenario y superada la contingencia, ¿la vida del planeta y la economía global volverán a la normalidad? Dificilmente en el corto plazo, pues el proceso de vacunación tomará tiempo y algunos países, según sus circunstacias, seguirán cerrados o se cerrarán aún más.

Esto dará paso a un nuevo tipo de proteccionismo y disputas no sólo sobre derechos comerciales, si no de seguridad contra el terrorismo y sanitaria. Lo que puede hacer más complicado el intercambio de mercancías.

El efecto de esto, generará mayores retos para quienes dependen en mayor medida de insumos de importación, pues las cadenas de logística seguirán operando a medio vapor.

Hery Kissinger, ex secretario de estado de la unión americana, escribió hace pocos días un artículo para The Wall Street Journal en el que llama a la conformación de un Nuevo Orden Mundial. En él, y entre otros puntos ya señalados aquí, anuncia que se debe generar un nuevo contrato social con el que se establezca un equilibrio entre poder y legitimidad. Fracasar en ese mandato, incendiaría el mundo, señala el ex diplomático.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.