Opinión

El nuevo arcoíris

Para los comicios del 2021 habrá al menos nueve partidos políticos nacionales que podrán contender. | Ricardo de la Peña

  • 19/10/2020
  • Escuchar

El pasado miércoles 14 de octubre el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió en definitiva respecto al registro de nuevos partidos políticos en México, lo que amplía el espectro de competidores institucionales para las elecciones del año próximo.

Lo otorgado y lo negado

En una larga sesión, este Tribunal ratificó el registro del Partido Encuentro Solidario, nueva versión de lo que fue Encuentro Social, partido evangelista que formó parte de la coalición que respaldó la candidatura del actual Presidente de la República hace dos años. Asimismo, le otorgó el registro al partido Redes Sociales Progresistas, ligado a Elba Esther Gordillo, figura cercana al gobernante. Además, ordenó al Instituto Nacional Electoral reevaluar si el partido Fuerza Social —dirigido por Pedro Haces, personaje cercano al actual Ejecutivo federal y con vínculos estrechos con organismos sindicales— cumple los requisitos de celebración de asambleas. Así, para los comicios del 2021 habrá al menos nueve y factiblemente diez partidos políticos nacionales que podrán contender. En contraparte, el Tribunal confirmó la negativa de registro al sucesor de Nueva Alianza, el Grupo Social promotor por México, y ratificó la negativa a otorgarle el registro a México Libre, de Zavala y el ex presidente Calderón. Al parecer de algunos, con ello se privilegió a partidos próximos al proyecto gobernante y se cerró la puerta a sus oponentes o a quienes pudieran mermar el espacio electoral de nuevos actores que habrían sido privilegiados.

Lo electoral y lo legislativo

El electorado se enfrentará así en la boleta a diez, o quizá sólo nueve opciones partidarias entre las cuales elegir, a reserva de que podrán lograr su registro diversos candidatos independientes en distintas contiendas. Siete de estas opciones corresponde a formaciones que ya contaban con registro previamente, tres claramente aliadas al gobierno: Morena, Partido del Trabajo y Partido Verde, y que podrán ir en coalición total o parcial en las elecciones; cuatro que se han mostrado opositoras a la llamada 4T: Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática, el Revolucionario Institucional y Movimiento Ciudadano, fuerzas que podrían o no alcanzar acuerdos para ir de manera total o parcialmente coaligadas. Pero los nuevos partidos: Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas y tal vez Fuerza Social, tendrán que ir a la contienda sin derecho a formar alianzas. Así, en cada distrito habrá al menos cinco candidatos y muy posiblemente más. Las tres nuevas organizaciones parecieran que pueden sacar sus votos más del segmento de los partidos opositores al gobierno y menos de la coalición gobernante, aunque sus votos no podrán agregarse en forma alguna a ésta y reducirán la posibilidad de obtención de una mayoría absoluta de posiciones por una única fuerza política en los comicios legislativos federales. Sin embargo, si superan el umbral de tres por ciento de votos y logran diputaciones, sus representantes podrán sumarse a una coalición encabezada por Morena que podría volver a ser mayoritaria en la próxima Legislatura.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.