Opinión

El noticiero surreal

La conferencia mañanera es el espacio que utiliza todos los días el presidente López Obrador para comunicar lo que piensa. | Julio Castillo

  • 12/08/2020
  • Escuchar

Es evidente que el ejercicio que todos los días realiza López Obrador es un ejercicio propagandístico y que su utilidad, más allá de darse a conocer y marcar con algunas “puntadas” las mañanas, no existe. Es una especie de noticiero postmoderno en donde se informan datos y noticias falsas, se justifica el fracaso culpando a todo lo posible (desde el pasado y hasta la obesidad) y se anuncian noticias, ideas y obras que no se harán… un ejercicio surreal digno del México más fallido posible: 

• La conferencia mañanera es el espacio que utiliza todos los días el presidente López Obrador para comunicar lo que piensa, pero es un espacio en donde no se presenta la imagen del presidente que le informa a los ciudadanos, es más bien el lugar donde un sujeto sumamente prejuicioso dice todas las cosas que piensa, sean verdad o no, y entretiene a sus fanáticos con tonterías y dichos de abuelo. 

• Cada vez son menos los reporteros serios que se ven en las conferencias, y los espacios los asumen personas que obviamente son parte del espectáculo y hasta son caracterizados… quien tenga algunos años recordará un espectáculo deplorable que encabezaba Carmen Salinas que se llamaba “hasta en las mejores familias”, en donde además de abarcar temáticas sumamente absurdas, desde el público se vertían opiniones de personajes del absurdo (marcianos, gigantes, enanos, etc.) y juzgaban las situaciones. Las conferencias mañaneras de López Obrador se han convertido exactamente en eso. 

• Hay empresas que llevan la estadística de la cantidad de mentiras que se dicen a diario en las conferencias de AMLO, pero baste un par de temas: el avión presidencial y el combate a la corrupción. El avión es como los malabares en el circo o los payasos de rodeo; cada vez que algo falla en el espectáculo salen para dos cosas: mantener al público entretenido y para distraer la atención del acróbata que falló (el avión no estuvo en venta, no se está rifando, no se está usando, va y viene, y ahí sigue), para eso es el avión. Y si el fallo es mayor, sale algo como un tweet de Noroña semidesnudo para distraer. La corrupción, por otro lado, es el pregón oficial del gobierno, un gran mensaje pero un tema que no están dispuestos siquiera a tratar de resolver… 80% de las compras por adjudicación directa, la presencia de Bartlett y la encargada de la Función Pública, que es como el Virgilio Andrade de este sexenio que sólo sirve para cubrir las corruptelas de los aliados del presidente, son prueba de ello.

• El show de Lozoya es triste, porque han sido sólo rumores, algo más electoral que legal y al paso que va se puede convertir en una sección estable del show mañanero, como la sección del Dr. López-Gatell en la que maquilla cifras y justifica el fracaso de su trabajo en si los refrescos o el pan son buenos o malos…. Ya en serio, ¿hay mentira para justificar 50,000 familias de luto? ¿es culpa del refresco Dr., o es culpa suya y de su ineptitud?

• La última puntada de López Obrador en su show; la de culpar a Calderón de tener un narco estado ya pasa al espectáculo de un reality show absurdo, a un programa cómico. ¿El personaje que liberó a Ovidio Guzmán y que en su gira por Sinaloa pasó lista con la mamá del Chapo está culpando a alguien de narcopolítica? El chiste se cuenta solo.

Además, el vocero de tanta mentira, de tanta especulación y de tanto prejuicio es el presidente de México, que día tras de día deja más claro que la autoridad de nuestro país no está comprometida con la verdad, ni con la legalidad, y con ello le abona a una imagen de nuestro país sumamente negativa, con la que difícilmente nos verán como un lugar estable para invertir y generar oportunidades. 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.