Opinión

El negocio llamado futbol

En nuestro país las dos principales televisoras controlan la FMF |Omar Pérez Díaz

  • 21/11/2019
  • Escuchar

La locura del futbol. No se le puede llamar de otra manera a la cantidad de partidos que cada año se juegan en todo el planeta.

A los mexicanos nos fascina el juego, tanto, que no nos alcanza la vida para observar encuentros de Liga MX, Copa MX Ascenso, Femenil y torneos de países como España, Inglaterra, Estados Unidos, Holanda, Alemania, Francia, Portugal, Argentina, Brasil

¿No es suficiente?

Igual está la Champions League, Copa de la UEFA, Copa Libertadores, Copa Sudamericana, Mundial de Clubes

¿Quiere más?

Torneos de selecciones nacionales como el Mundial, la Confederaciones, eliminatorias en todos continentes, Copa de Oro y hasta el último invento llamado Copa de Naciones, sin olvidar los Mundiales de categorías juveniles, olímpicos y no tardan en inventar uno de veteranos…

El fenómeno es global. Eso explica porque la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) tiene más países afiliados que la misma Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El principal detonante del negocio ha sido la televisión, que por satélite o cable y también a través de las plataformas digitales encuentra en el balompié uno de sus principales contenidos para las insaciables audiencias.

Por esa misma razón, no resulta extraño que en nuestro país las dos principales televisoras, especialmente Televisa, controlen la Federación Mexicana de Futbol. Con poca competencia y con apenas disimulo.

Comercio redondo para un producto de aceptable calidad, aunque a veces lo devalúen sus mismos dueños. Es el caso de Fidel Kuri, del Veracruz, manejando a los Tiburones Rojos como un equipo llanero. Todo indica que sus socios, léase los presidentes de clubes, le acabarán ‘cortando la cabeza’ por ‘chafear’ eso que venden.

Los dueños de la pelota, obviamente, deben cuidar su valioso producto. El gran negocio.

REMATE

Se calcula que, anualmente, el negocio del futbol mueve casi 500 mil millones de dólares en todo el planeta. Un buen porcentaje de esos dineros los opera la FIFA. Nada mal para un organismo que a principios de los 70’ únicamente tenía 10 empleados de tiempo completo.