Opinión

El Islam y el terrorismo

“No es verdad ni es justo que el Islam sea terrorista”: Papa Francisco.

  • 04/08/2016
  • Escuchar

Dura respuesta dio el Papa Francisco contra Donald Trump y seguidores, que consideran colectivamente a los musulmanes como culpables del terrorismo islámico. Obviamente el jesuita no lo menciona por su nombre, -no se quiere poner los guantes- pero es evidente que en una reciente entrevista se refiere a personas que piensan como el candidato republicano.

 

Hace unos meses un periodista le pregunto al Papa haciendo alusión a Trump, y Francisco dijo que "una persona que sólo piensa en la construcción de muros, dondequiera que se encuentren, y no en la construcción de puentes, no es cristiano", y obviamente ello generó varias reacciones, Bergoglio optó por el prudente silencio, entonces.

 

El Papa le da golpe certero a Trump: Fred Álvarez

 

Pero recientemente, el domingo 31 de julio cuando Francisco regresaba de Cracovia a Roma, a bordo del avión habló con los reporteros que lo acompañaban siempre de varios temas, en especial del terrorismo y el Islam.

 

La pregunta se la hizo Antoine Marie Izoarde, reportero de i.Media:

 

-Si me permite, la pregunta es un poco difícil: los católicos están un poco en shock no sólo en Francia luego del bárbaro asesinato del Padre Jacques Hamel (...)Hace cuatro días aquí nos dijo –el Papa– que todas las religiones quieren la paz. Pero este santo sacerdote de 86 años ha sido claramente asesinado en el nombre del islam. Entonces Santo Padre, tengo dos pequeñas preguntas. ¿Por qué cuando usted habla de estos eventos violentos habla siempre de terroristas pero nunca de islam, nunca utiliza la palabra islam, y luego otra sobre la oración y el diálogo, que obviamente son esencialísimos?  ¿Qué iniciativa concreta puede proponer o sugerir para contrastar la violencia islámica?

 

La respuesta textual de Jorge Mario Bergoglio fue el de que no le gusta hablar de violencia islámica, porque sería injusto. Precisó que: “Si yo hablo de violencia islámica, debo hablar de violencia católica y no, los islámicos no todos son violentos, no todos los católicos son violentos”.

 

Es como la macedonia, hay de todo. Hay violentos de esta religión… una cosa es verdad: Creo que en casi todas las religiones hay un pequeño grupo fundamentalista. Nosotros –en el cristianismo– lo tenemos.

 

Cuando el fundamentalismo llega a matar, también se puede matar con la lengua -esto lo dice el Apóstol Santiago- y también con el cuchillo (c0mo lo hicieron con el sacerdote francés).

 

Creo que no es justo identificar al islam con la violencia, No es justo ni es verdad, subrayó el Papa argentino.

 

Recordó el diálogo largo que tuvo sobre el tema con el gran imán de la universidad Al Azhar: “Sé cómo piensan ellos, buscan la paz, el encuentro...”.

 

Subrayó que no es asunto de religiones, “son grupitos fundamentalistas”.

 

Y mencionó directo al Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS). “Sí podemos decir que el así llamado ISIS, es un Estado Islámico que se presenta como violento, porque cuando se ve sus documentos de identidad. Este es un grupo fundamentalista”.

 

Y agregó: “No es verdad ni es justo que el Islam sea terrorista”.

 

No es la primera vez que el Papa argentino habla de los grupos terroristas, y sobre todo de ISIS, cuidando siempre de no relacionarlo con el Islam ni con otra religión.

 

Espantoso silencio ante persecución y muerte de cristianos

 

Y tiene razón. Quizá el obispo Bergoglio alguna vez leyó al profesor Daniel Bell que escribió mucho del tema, tiempo antes de los hechos del 11 de septiembre de 2001 cuando los ataques fueron inspirados en el fanatismo religioso y causaron la muerte a cerca de tres mil personas.

 

En el texto (El fundamentalismos islámico. ¿Cuán grave es la amenaza?), publicado en la revista Vuelta en agosto de 1994), escribió “El fundamentalismo es un fenómeno religioso que en la vida moderna ha asumido forma política”. “El fundamentalismo es una afirmación de creencia en las escrituras originales de la fe -la Biblia en el cristianismo, el Corán en el Islam-, una reacción cultural contra la modernidad, y un intento de reafirmar formas tradicionales, particularmente en la familia”.

 

La confusión respecto a la amenaza del fundamentalismo islámico –dice Bell– procede en gran medida de la combinación de las palabras -Islam y fundamentalismo-, que en verdad conciernen a diferentes fenómenos. Buena parte del Islam no es fundamentalista,y las naciones con mayores poblaciones musulmanas, Indonesia y Turquía, son seculares”.

 

Decía entonces –principios de los años 90– Bell que en Estados Unidos la “derecha religiosa” es intensamente fundamentalista y hasta trató de lanzar a Pat Robertson, del clero fundamentalista, como candidato republicano a la Presidencia.

 

¿Qué diría el profesor Bell hoy de Donald Trump?

 

Precisa el sociólogo de Harvard, muerto en enero de 2011, que aunque hay fundamentalismos en todas las religiones es el Islam la religión que más se presta al fundamentalismo“ya que no establece distinción entre lo teocrático y lo político, lo económico y lo moral. Todo ello se entrelaza en el principio único regido por la Palabra, la escritura sacra del Corán”.

 

Y agrega que “dado que los clérigos –imanes son los encargados de interpretar el texto, ellos asumen el derecho de establecer asimismo reglas políticas”.

 

En efecto, en el mundo musulmán hay una clara distinción entre los credos chiíta y sunita, además de grandes diferencias entre los imanes, cada quien hace su propia interpretación de los textos sagrados. Algunos de ellos usan la violencia como si fuera mandato divino, cuando ésta no tiene nada que ver con el islam, que enseña la paz y la reconciliación entre las personas, como afirma Francisco.

 

Francisco es quizá el primer líder mundial que alzó la voz en contra de ISIS y ahora hace esta distinción entre terrorismo e Islam, en un momento que ISIS comente muchas barbaridades.

 

Ese posicionamiento del Papa lo hace justamente días después del deceso del sacerdote Jacques Hamel, ocurrido en la mañana del martes 26 de julio en un templo de la localidad de Saint-Etienne-du-Rouvray cerca de Rouen, la capital de Normandía.

 

Los hechos como lo comentamos en este espacio la semana pasada, ocurrieron cuando dos personas vinculados a ISIS asesinaron al cura católico de 86 años justo cuando estaba orando con un grupo de fieles, y lo obligaron a que se arrodillara.

 

Y lo más grave es que el asesinato lo hicieron con un cuchillo a nombre de Dios (Alá).

 

La reacción fue generalizada, todos condenamos los hechos.

 

Después hubo la reacción del Papa Francisco, del presidente francés y de muchas personas en el mundo, sobre todo en las redes sociales.

 

Pero después de la muerte del sacerdote ocurrieron varias muestras de solidaridad, que nunca habíamos visto, en los años recientes.

 

Los musulmanes franceses alzaron la voz y dijeron no más asesinatos en nombre de Dios.

 

De entrada, Mohammed Karabila, presidente de la asociación cultural musulmana e imán de una de las mezquitas de Saint Etienne du Rouvray, se negó a dar sepultura según el rito islámico a uno de los asesinos, porque eso significará “contaminar” el islam. “No vamos a contaminar el islam con esta persona”, “no participaremos en la preparación del cuerpo o del entierro”, expresó al diario francés Le Parisien.

 

Esta decisión fue respaldada por varios musulmanes.

 

Asimismo, el viernes 29 de julio un grupo de musulmanes y católicos se unieron en la oración en la mezquita de Saint Etienne du Rouvray, atendida por el imán Anouar Kbibech, quien manifestó dirigiéndose a los asesinos: “Ustedes no son parte de la humanidad” “Ustedes tienen una idea equivocada acerca de nosotros (los musulmanes) y no se los perdonaremos”, señaló. Acto seguido el imán llamó a los musulmanes a visitar las iglesias y rezar en muestra de solidaridad con los cristianos.

 

¡Eso fue un hecho insólito!

 

Un gran acto de solidaridad.

 

Y no fue todo, tres días después, domingo 31 de julio, la comunidad musulmana -buscaron cerrar las heridas abiertas, y lo hicieron participando en diferentes templos en los homenajes al sacerdote asesinado.

 

El martes 2 de agosto se realizaron los funerales del cura francés, el servicio religioso lo presidió el arzobispo Dominique Lebrum y pudimos ver en los medios que asistieron alrededor de 2 mil personas en la Catedral de Rouen. Una gran cantidad de fieles a través de una pantalla gigante en las afueras de la Catedral. Ahí estaba el ministro del interior francés, Bernard Cazeneuve.

 

Día antes el 28 de julio el Papa emitió una oración por la paz y el fin de la violencia y el terrorismo: “Mueve los corazones de los terroristas para que reconozcan la maldad de sus acciones y vuelvan a la senda de la paz y el bien, el respeto por la vida y la dignidad de cada ser humano, independientemente de su religión, origen o status social…”.

 

La respuesta de ISIS es intolerante: Destruir la Cruz.

 

“El mandamiento es claro, matar a los infieles como Alá dijo”, fue la respuesta de ISIS al Papa Francisco en el último número de su revista Dabiq titulada “Destruir la Cruz”, en la que afirma que odia al occidente cristiano y acusa al Pontífice (Papa Francisco) de querer “pacificar la nación musulmana”.

 

Dabiq es la revista mensual en línea utilizada por ISIS como medio de propaganda y el reclutamiento. Fue publicado por primera vez en julio de 2014, y se publica en distintos idiomas, incluyendo inglés. 

 

En el último número publicado después de las declaraciones del Papa haciendo distinción entre Islam y terrorismo READ: New ISIS Magazine ‘Break the Cross’ Celebrates Orlando, Nice, & More dice que:

“Francisco sigue ocultando detrás de un velo engañoso de ‘buena voluntad’, cubriendo sus actuales intenciones de pacificar la nación musulmana”.

 

La revista también criticó al gobierno de Francia por decir que “el auténtico islam y una lectura apropiada del Corán son opuestas a toda forma de violencia”.

 

“Esta es una guerra justificada divinamente entre la nación musulmana y las naciones de los infieles”, afirmó el artículo titulado "Break The Cross -Por la espada-”, en referencia a los ataques en Francia, Bélgica, EU, Alemania y contra turistas occidentales en Bangladesh.

 

Los terroristas acusan al Papa Francisco y “muchas personas de los países cruzados” de “luchar contra la realidad” en sus esfuerzos por querer mostrar al islam como una religión de paz.

 

Además, el grupo terrorista amenazó que “los caballeros sedientos de sangre del califato continuarán su guerra” y agrega que “no tengan duda de que esta guerra sólo tendrá fin con la bandera negra del Tawhid (monoteísmo islámico) ondeando sobre Constantinopla y Roma, y eso no es difícil para Alá”.

 

¡El horror!

 

Pero el Papa Francisco no les tiene miedo.

 

Por cierto, hace unos días el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, responsabilizó en una declaración a la cadena CBS a su rival demócrata Hillary Clinton de haber inventado a ISIS, ojalá –quiera Alá– que Trump tenga fuente.

 

He seguido de cerca al grupo y podemos afirmar que Al Qaeda es un niño de pecho comparándolo.

 

ISIS es una organización declarada terrorista por el Consejo de Seguridad de la ONU y proscrita en numerosos países, incluida Rusia. Hay que combatirlo con mucha inteligencia, y no con bombas, solamente.

 

@fredalvarez

@OpinionLSR

 

También te recomendamos:

Ahora ISIS mata un sacerdote católico, un hecho inédito en Europa

Pedir perdón

> Lee más sobre el autor