Opinión

El INAI: un organismo por y para la ciudadanía

El INAI es resultado de un triunfo de la sociedad, por abrir y conocer información de una autoridad encriptada respecto de sus acciones y decisiones. | Blanca Lilia Ibarra

  • 11/01/2021
  • Escuchar

“El poder que no es limitado lleva necesariamente al abuso y a la arbitrariedad”.

-Montesquieu

Las democracias modernas requieren de un andamiaje institucional que atienda las necesidades y requerimientos sociales, con un marco normativo robusto, con nuevos contrapesos que den equilibrio al ejercicio del poder y doten de instrumentos a la población para conocer y formar parte de los procesos de toma de decisiones.

En ese sentido, la transparencia y el acceso a la información pública son herramientas estratégicas, que permiten que la ciudadanía no solamente conozca y vigile las actuaciones del Estado, sino que además promueve su participación e injerencia en los asuntos públicos.

El derecho consagrado en el artículo 6 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, es el instrumento que permite a los ciudadanos buscar y obtener información en posesión de las autoridades, y abre la puerta para materializar otros derechos, su reconocimiento y ejercicio fortalece la participación ciudadana, las políticas públicas, la gestión pública y por ende la gobernabilidad democrática.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, es resultado de un triunfo de la sociedad, por abrir y conocer información de una autoridad encriptada respecto de sus acciones y decisiones, que logró un ejercicio sin precedentes en México, producto de la coparticipación entre sociedad civil, academia, actores políticos y medios de comunicación.

Por ello, su papel es esencial para avanzar en la consolidación de nuestra democracia; en el fortalecimiento de nuestro Estado Constitucional y en la garantía del pleno ejercicio de los derechos humanos de acceso a la información y de protección de datos personales.

La función indelegable del INAI en la garantía del ejercicio pleno del derecho a saber ha permitido que la sociedad pueda obtener importantes beneficios que han mejorado sus condiciones de vida, que van desde el conocer los costos erogados por las autoridades para la construcción de infraestructura, acceder a servicios de salud, que se representa en el caso conocido como la “Rebelión de los enfermos”,  o jóvenes que han logrado ser acreedores de beneficios educativos, comunidades que dotaron de luminaria pública sus calles, o que lograron rescatar y recuperar parques y áreas verdes.

Asimismo, su ejercicio ha originado investigaciones periodísticas emblemáticas para nuestro país, que han develado actos de corrupción como: “La casa blanca”, “La estafa maestra” o el uso del software “Pegasus”, que violaba la privacidad de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas, entre otras.

Por otro lado, hoy cada vez más personas tienen conocimiento de sus derechos, a través del impulso de políticas públicas como el Plan Nacional de Socialización (Plan DAI y la constante innovación de la Plataforma Nacional de Transparencia, convertida en el repositorio de información más grande de México, en la que se realizan en promedio mil 525 consultas diarias sobre información pública.

El INAI es de todas y todos, los derechos que tutelamos fueron insertados por la ciudadanía para lograr un cambio en la lógica del ejercicio del poder como una nueva columna vertebral en la administración pública, que cambió el paradigma de la secrecía de la información, para llegar a un escenario en el que prima el principio de máxima publicidad. Este Instituto hoy es parte fundamental en el debate, en un sistema de pesos y contrapesos, pues, sin conocimiento de la cosa pública, no podemos robustecer nuestra democracia; sin la tutela del derecho libre e independiente a saber, se rompe el puente de comprensión entre la ciudadanía y el Estado

En el INAI no estamos cerrados a la crítica, por el contrario, la escuchamos y asumimos para continuar avanzando junto con la sociedad en el fortalecimiento de la transparencia, el acceso a la información y la protección de datos personales en beneficio de todas y todos los mexicanos.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.