Opinión

El imprudente General Secretario

No escuché a nadie quejarse antes, cuando los Generales Secretarios y Almirantes Secretarios reafirmaban su lealtad al Comandante Supremo. | César Gutiérrez

  • 22/11/2021
  • Escuchar

A través de los años han surgido diversas historias en el gremio militar, las cuales se han ido convirtiendo a través del tiempo en mitos. Muchos de estos personajes se han ganado el aprecio y el respeto, o en su defecto el desprecio colectivo. 

Precisamente en el desarrollo de cada una de las operaciones tácticas en el terreno en las diferentes áreas geográficas del país, han surgido historias, hechos de armas, así como actos de valor acreditado, en donde los señores Generales han demostrado con frialdad su toma de decisiones, las cuales marcarán el final en el ocaso de su carrera. Los Jefes, quienes llevan el peso de la administración directa de sus unidades, son responsables de que la decisión de la misión se cumpla en tiempo y espacio. Los oficiales son los principales responsables de la ejecución y materialización de la concepción de las operaciones; son quienes junto con su tropa dan cumplimiento a las órdenes, para alcanzar los objetivos trazados por el Comandante Supremo.

En ese inter, cada escalón de mando, va sufriendo los embates y la responsabilidad del fracaso, es por eso, que el honor es tan importante y sublime en la casta de los militares. Antes de deshonrar el uniforme militar es preferible la muerte, ante el deshonor, ¿o acaso estoy mintiendo? Por eso recordamos a todos aquellos militares que han ofrendado su vida para proteger a nuestro amado México. Sin duda ellos serán siempre los héroes anónimos y que en algún momento de su vida serán recompensados. 

En este 20 de noviembre mujeres y hombres militares han sido galardonados con un merecido ascenso en su ruta profesional, la cual es un orgullo para su familia y satisfacción personal.   

En la actualidad todo lo que sucede en el ámbito militar ha derivado en escándalos y series de televisión. Por esta razón, resulta necesario que se aclaren algunas historias tergiversadas, así como declaraciones sacadas de contexto, como ha sucedido con el "imprudente" general secretario que se atrevió a opinar sobre apoyar al gobierno federal y su proyecto de la Cuarta Transformación.

"Como mexicanos es necesario estar unidos en el proyecto de Nación que está en marcha, porque lejos de las diferencias de pensamiento que pudieran existir nos une la historia, el amor por la tierra que nos vio nacer y la convicción de que sólo trabajando en un mismo objetivo podremos hacer la realidad, esta realidad que cada día sea más prometedora", "el bien de la patria se enfoca en desterrar la corrupción, procurar el bienestar del pueblo, el progreso con justicia, la igualdad, el crecimiento económico, educación, salud y seguridad, entre otros rubros". "En lo que respecta a las Fuerzas Armadas continuaremos con todo empeño en cumplimiento de las misiones de las tareas que tenemos encomendadas, porque estamos seguros de que es el camino para que nuestro país siga desarrollándose", "estamos presentes donde el patrimonio e integridad de la población se encuentra en riesgo por algún desastre, estamos presentes donde podemos contribuir en las acciones que se realizan para evitar la corrupción y el dispendio de recursos, estamos presentes  donde se nos requiera para el progreso y el bienestar". "En esta elevada encomienda el interés nacional está siempre por encima de cualquier otro o de conjeturas que pudieran hacerse a nuestro trabajo, porque las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional tenemos claro que la subordinación al poder civil es norma, responsabilidad y convicción". "La carrera militar jamás contempla aspiraciones políticas, su esencia es otra, y se puede apreciar en la acciones que realizan las tropas a lo largo y ancho de la República Mexicana, la lealtad a la Patria es conciencia, deber y vocación".

De todo el discurso expuesto por el General Secretario no percibo ningún acto político , ni a favor de un candidato o partido político, ya sé que les encantaría a los opositores al gobierno que el Secretario de la Defensa Nacional saliera a decir que no apoya al gobierno federal que se ha denominado como de la Cuarta Transformación, para entonces sí volver con el tema de la militarización y militarismo del país, situación que no ha sucedido, No entienden los conceptos entre uno y otro. Por todos los medios le han tratado de hacer creer a la población en general  que militarización y militarismo son la misma cosa. La realidad es que todos los secretarios de la Defensa de nuestro país han sido siempre leales al pueblo de México y al presidente de la República que legalmente ha sido elegido de forma democrática por los ciudadanos mexicanos.

Me queda claro que la imprudencia del General Secretario quedó de manifiesto al reiterar su lealtad al pueblo de México y al Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, que fue elegido de forma democrática de acuerdo a lo establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, apoyando los proyectos encomendados, cumpliendo con las misiones generales que la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos les ordena.

Por último, sé que a la oposición le encantaría ver un General Secretario o Almirante Secretario, que no cumpliera con el proyecto de nación del Gobierno de México, cosa que nunca va a suceder por que la lealtad de las Fuerzas Armadas es con el pueblo de México y su Comandante Supremo que fue elegido de forma democrática por el mismo pueblo. Resulta curioso, no los escuché quejarse cuando en los anteriores sexenios los Generales Secretarios y Almirantes Secretarios, reafirmaban su lealtad a quien fungía como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, pero que ahora sí acusan de Imprudente al General Secretario por reafirmar su lealtad al pueblo de México y a su Comandante Supremo.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.