Opinión

El impacto del debate

El INE aprobó un formato novedoso para la realización del debate presidencial | Fernando Díaz Naranjo

  • 23/04/2018
  • Escuchar

Los debates deberían ser una exposición abierta, sin restricciones de las ideas, de propuestas y acciones y más, tratándose de debates políticos, donde el debate entre candidatas y candidatos que buscan un cargo de elección popular están en la caza del elector por medio del convencimiento de que sus planes son la mejor garantía de bienestar para la población.

La legislación electoral sólo establece la regulación de los debates a cargo de la autoridad electoral federal (INE), así como los términos en que habrán de realizarse con carácter obligatorio entre candidatas y candidatos (a la Presidencia de la República) y las reglas aplicables al ejercicio de la libertad de los medios de comunicación para organizar y difundir dichos debates.

El INE aprobó un formato novedoso para la realización del debate presidencial que se realizó el pasado 22 de abril a las 8 de la noche en el Palacio de Minería de la UNAM, pero habrá dos debates más; uno en Tijuana, Baja California a las 9:30 de la noche y el último, en la Ciudad de Mérida, Yucatán el día 12 de junio.

Independientemente de los pormenores que pudimos observar en éste primer debate, es importante puntualizar, entre otros factores, que el posicionamiento mediático alcanzó una cobertura sin precedentes por muchos factores. Primero porque participaron medios de comunicación privados y cadenas nacionales, pero también interactuaron muy activamente las principales redes sociales como Facebook, YouTube, Twitter, Periscope, incluyendo la interacción que permiten dichas redes sociales. Asimismo, observamos en la prensa, en radio y televisión una serie de programas de análisis que empiezan a desmenuzar lo sucedido en este primer debate presidencial.

La gran cobertura mediática de este debate por supuesto la conocen la candidata y candidatos, por lo que era de esperarse, tal y como vimos, además de algunas propuestas dignas de ser tomadas en cuenta, una confrontación y acusaciones mutuas.

Primer debate presidencial

Considero que este ejercicio abierto a la población, a diferencia de otros debates presidenciales, sí generará un impacto en la población, sobre todo para el importante segmento de indecisos que, en ocasiones son los que definen una elección.  

Este impacto, viene justamente de la mecánica y el formato mismo del debate, ya que está demostrado que los formatos rígidos a los que hemos estado acostumbrados en México no habían generado una expectación y mucho menos impactaban en los resultados electorales.  Hoy la situación es diferente.

De tal forma, los debates empiezan a ser el día de hoy un elemento fundamental en la estrategia política, en parte nodal de las campañas electorales, pero, sobre todo, un indicador de evaluación por parte de la población para la candidata y candidatos a la Presidencia de la República.

Habrá que estar atentos a las mediciones que hagan las casas encuestadoras y medios de comunicación sobre el impacto generado de este primer debate y cómo se mueven las preferencias electorales que, como lo referí, ahora sí se tendrá un redireccionamiento en alguna medida por un formato diferente y más amplio gracias al importante esfuerzo realizado por el INE.

Violencia hacia candidatas y candidatos

@fdodiaznaranjo | @OpinionLSR | @lasillarota




Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.