Opinión

El gobierno, ¿detrás de la nueva bolsa?

Con la venta de 143 tiendas a Soriana por 35,604 millones de pesos y nacerá La Comer.

  • 05/01/2016
  • Escuchar

Entre los más altos círculos de los banqueros privados, casabolseros e incluso, de algunos funcionarios de la misma Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se incluyó en la lista de los que podrían estar atrás de la nueva bolsa de valores a uno más: el gobierno federal.

 

Esta hipótesis empezó a tomar más fuerza, ya que las empresas productivas del estado como Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), son los principales emisores de deuda del mercado bursátil nacional.

 

En la actualidad, 52.5% de la deuda corporativa en circulación se integra por diez compañías, de las que Pemex y la CFE detentan 30.0% del total.

 

Hace unas semanas informamos en este mismo espacio que entre los hombres del dinero se tenían sospechas de que grandes empresarios como el ex banquero Roberto Hernández Ramírez, quien fue presidente del consejo de administración de Banamex, Alonso de Garay, quien fue dueño de Banco del Atlántico o hasta Pedro Aspe Armella, ex secretario de Hacienda, podrían estar atrás de la nueva bolsa.

 

Sin embargo, la lista se amplió y ya se incluyó al gobierno federal. Según sus argumentos, con la segunda bolsa estas empresas podrían obtener precios más bajos y hasta mejores condiciones al llevar a cabo las colocaciones de deuda. Para algunos de los directivos de la BMV, esta hipótesis no suena nada descabellada.

 

Por lo pronto, en Central de Corretajes aseguran que ya es un hecho que se conformará la segunda bolsa de valores, la que se denominará Bolsa Institucional de Valores (BIVA).

 

La creación de BIVA significó una sacudida para algunos directivos de la BMV, quienes empezaron a mejorar sus procesos y a promover más el mercado entre las medianas y grandes empresas; ello con el fin de enfrentar mejor a la competencia que significará la llegada de BIVA. 

 

Dentro de los propósitos para 2016, en la BMV ya delinearon lo que será su estrategia y una de sus principales líneas de acción será fortalecer el mercado de derivados y buscar a más empresas medianas.

 

Nace La Comer

 

No hay plazo que no se cumpla y ayer lunes se llevó a cabo la escisión de la Controladora Comercial Mexicana. Con esta operación se concretó la venta de 143 tiendas a Soriana por 35,604 millones de pesos y nacerá la Comer, cuyos accionistas serán la familia González, quienes fundaron la Comercial Mexicana.

 

Soriana se quedará con los formatos de Mega, Tiendas Comercial Mexicana, Alprecio y Bodega Comercial Mexicana, en tanto que la naciente sociedad se quedará con Fresko, City Market y Sumesa. 

 

La Comer operará 54 tiendas bajo diversos modelos, con una área de ventas de 246,224 metros cuadrados, de las cuales,  77.3% son propias y se concentran en el área metropolitana de la ciudad de México en donde hay 38 unidades; otros 5 establecimientos se localizan en Querétaro, 4 en Guanajuato, 2 en  Morelos y Baja California Sur y una en Michoacán, Guerrero y Colima.

 

La compañía tiene reservas territoriales superiores a 200 mil metros cuadrados que utilizará para su proceso de expansión.

 

@rominarr 

 

 

 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.