Opinión

El Gobierno de la ciudad se empeña en negar la libertad a presos políticos

Parece éticamente imposible que se le pongan trabas a la Ley de Amnistía

  • 18/10/2016
  • Escuchar

En el Gobierno de la Ciudad de México están empeñados en mantener encarcelados a presos políticos cuyo único delito fue ejercer su derecho a la libertad de expresión. Están decididos a que continúen tras las rejas cuatro jóvenes presos de conciencia, una ominosa actitud que desmiente, de manera tajante, las declaraciones del jefe de Gobierno en favor de los derechos humanos.

 

Pretenden, de tal forma, con pretextos sin sustento jurídico, frenar la Ley de Amnistía propuesta por Morena en la Asamblea Legislativa. Por nuestra parte, estamos decididos a que la referida ley se apruebe en la brevedad. Porque cada día que transcurre sin que así ocurra representa un día más de encarcelamiento y sufrimiento para los presos políticos en las prisiones subrogadas de la Ciudad de México.

 

Los cuatro jóvenes injustamente detenidos por el “delito” de manifestarse en la vía pública y que aún continúan presos, son:

 

-- Abraham Cortés Ávila, de 23 años, detenido el 2 de octubre de 2013. Hoy sólo lo acusan de daños a la paz pública.

 

-- Jesse Alejandro Montaño. Sentenciado a ocho años por portar objetos aptos. Hoy se le acusa de narcomenudeo.

 

-- Fernando Sotelo, de 20 años, de la Preparatoria 6. Preso desde el 5 de noviembre de 2014, fue acusado de la quema del Metrobús en CU. Fue sentenciado a 33 años.

 

-- Luis Fernando Bárcenas Castillo, de 20 años, del CCH Vallejo. Apresado por protestar contra el alza a la tarifa del Metro.

 

Aprobar la Ley de Amnistía en lo inmediato es una de las prioridades del grupo parlamentario de Morena en la Asamblea Legislativa. Y como la ley ya ha sido aprobada por PAN, PRD, PRI y Partido Humanista en la Comisión de Derechos Humanos, no existe razón para que el Pleno de la Asamblea no la apruebe.

 

Por consiguiente, a toda costa debemos impedir que el gobierno de la Ciudad de México consiga frenar la aprobación de la referida ley con el pretexto de que es inconstitucional, como afirma la Consejería Jurídica de la capital.

 

La actitud intransigente y represora del Gobierno de la ciudad no es nueva, como lo comprueba la aprobación del Acuerdo 16/2013, mediante el cual se expidió el Protocolo de Actuación Policial de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal para el Control de Multitudes, el 25 de marzo de 2013. Documento destinado a criminalizar la protesta social y legalizar la represión de las manifestaciones públicas. Y que ha posibilitado, como si pretextos le faltaran a la administración capitalina, el encarcelamiento de luchadores sociales.

 

Por fortuna, con la aprobación de la reforma presentada por Acción Nacional para eliminar el llamado Veto de Bolsillo, no habrá forma legal de echar atrás, una vez aprobada, la Ley de Amnistía, toda vez que mediante la reforma se eliminó la facultad de facto de que gozaba el jefe de Gobierno para negarse a promulgar una ley aprobada por la Asamblea Legislativa.

 

Siendo así, la aprobación de la Ley de Amnistía debería ser un referente nacional debido a que hay cientos de presos políticos en México. De no aprobarse, estas personas injustamente encarceladas estarían condenadas a vivir gran parte de su vida tras las rejas

Además, como la Ley de Amnistía contempla indemnizar a expresos políticos por daños y prejuicios, hay 500 exreclusos cuyo proceso penal continúa, por lo que corren el riesgo de ser reaprehendidos. Además, enfrentan obstáculos para conseguir empleo porque se les requiere la carta de antecedentes penales, a lo que deben aunarse los daños psicológicos y económicos que enfrentan él y su familia.

 

Exhortamos a todas las fracciones parlamentarias en la Asamblea a que acepten aprobar, de manera inmediata, la Ley de Amnistía. Para que esta VII Legislatura, sin excepción partidaria, pueda ostentar el honroso mérito de haber sido la gestora de esta importantísima legislación.

 

Morena, lo reitero, apuesta por recuperar una ciudad de derechos y libertades. Y para conseguirlo es imprescindible liberar a los cuatro jóvenes que aún permanecen encerrados en las cárceles de la administración capitalina.

 

Luego entonces, parece éticamente imposible que se le pongan trabas a la Ley de Amnistía. Confiamos en que todos los grupos parlamentarios antepongan a sus intereses partidarios los de la ciudadanía, para que de una vez por todas den luz verde a una ley que excarcelaría a quienes su único delito fue ejercer su derecho humano a la libre expresión.

 

Como el Gobierno de la ciudad es el responsable de mantener presas a estas personas, a quienes les fabricó falsos delitos, el propio Gobierno debe comprometerse a promulgar la ley para que recuperen su libertad.

 

@craviotocesar

@OpinionLSR

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.