Opinión

El frente internacional

Casi nada se sabe de la relación que se lleva México con otros países. La política exterior sólo trasciende cuando se convierte en política interior. | Julio Castillo

  • 11/12/2019
  • Escuchar

La política internacional es un tema que casi siempre se queda en el círculo rojo y quizás por ello el presidente López Obrador ha guardado distancia -tanto de la participación en eventos internacionales como de fijar posiciones- y aunque Marcelo Ebrard ha logrado cierto liderazgo al hacerse cargo del tema ya se acumularon los incendios y aunque algunos van tomando su rumbo solo parece que hay muchos cabos sueltos. Algunos ejemplos de ello:

·         Más allá de ciertas declaraciones o de ciertas escenas o situaciones muy específicas (como Videgaray diciendo que llegaba a aprender o Trump insultando a México o el Ejército Mexicano sacando a Evo Morales de Bolivia) casi nada se sabe de la relación que se lleva con otros países… o dicho de otra forma, la política exterior sólo trasciende cuando se convierte en política interior.

·         De hecho, el sexenio inició oficialmente con el escándalo internacional de la invitación a Maduro, de su presencia en México y aunque su vuelo no llegó a tiempo, existía la probabilidad de que asistiera al Congreso.

·         A lo anterior se suma el “gran operativo” para sacar a Evo Morales de Bolivia que puso en contradicción todo el discurso de López Obrador sobre austeridad y el Estado Mayor Presidencial.

·         Por otro lado, la “misión cumplida” con la que Ebrard presumió los cambios al T-MEC deja un doble sabor de boca… sería bueno conocer a profundidad qué retrasó la firma y qué será diferente a partir de la firma del tratado. Aquí también aplica lo de la política exterior como forma de política interior, tanto en el caso de Trump como en el de López Obrador.

·         El tema del intento de robo de un libro por parte del embajador de México en Argentina más allá de que evidentemente responde a fines políticos (porque sucedió hace un par de meses y hasta ahora se supo) es una realidad y trivializarlo no les está ayudando… en ningún caso es similar o comparable con anécdotas de estudiantes que hasta suenan heroicas; estamos hablando de un embajador que cobra como tal y es la representación de México ante otro país. Tampoco es similar al caso de no devolver un libro prestado.

·         El tema de García Luna es muy interesante y puede ser el inicio de algo muy grande. El arresto parece responder a la información que el gobierno de Estados Unidos obtuvo en el juicio de Joaquín “el Chapo” Guzmán y aunque la gestión de García Luna fue principalmente en el sexenio de Felipe Calderón la información podría también involucrar a personas de los sexenios de Fox, Peña Nieto y hasta del equipo de López Obrador… Genaro García Luna es una de las personalidades más turbias de la política mexicana y se ha dicho cualquier cantidad de cosas de él; desde los “montajes de Televisa” para algunos arrestos y hasta la acusación constante de que fue (o es) el puente entre el crimen organizado y el gobierno… parece que se pondrá interesante.

Lo internacional no ha sido el fuerte de López Obrador y aunque tenga a la que presuntamente es su mejor carta de encargado, no tiene ni tendrá el mismo peso en el ambiente diplomático. La relación con ciertos personajes populistas, las declaraciones de apoyo al “comunismo” por parte de importantes miembros de Morena (como si fuera mediados del siglo pasado) y esa parte de la justicia de México que se ejerce desde Estados Unidos están siendo cada vez más visibles y ponen a México en un lugar ante el mundo… y no es el mejor de los lugares.