Opinión

¿El fin del presidencialismo centralista y autoritario?

A partir del 1 de diciembre seremos testigos de uno de los cambios más significa-tivos del presidencialismo mexicano. | José Antonio Sosa Plata

  • 22/11/2018
  • Escuchar

La mayoría de los analistas que han abordado el tema en la academia y los medios de comunicación coinciden en un punto: el agotamiento de nuestro sistema político presionará al próximo Presidente hacia un nuevo estilo en el ejercicio del poder.

Los primeros ajustes que hizo el #PresidenteElecto no causaron sorpresa. La campaña y los compromisos que asumió el #PresidenteElecto con la ciudadanía estaban centrados en una transformación sin precedente del sistema presidencial que se definió desde mediados del siglo pasado.

En muchos sentidos, #AMLO será un Presidente diferente.

Te puede interesar: El fin del super-presidencialismo mexicano.

La austeridad republicana que está en marcha, los mecanismos de consulta ciudadana que ya inició, la desaparición del Estado Mayor Presidencial, el no querer vivir en Los Pinos, vender el avión presidencial y la desaparición de las direcciones de comunicación social en el gabinete son las primeras señales de lo que será su estilo personal de gobernar

Pero ha ido mucho más allá. Los ajustes de fondo que está realizando desde el Congreso a las reformas que promovió el presidente Enrique Peña Nieto están dejando constancia de las diferencias que quiere establecer con sus antecesores.

Te puede interesar: Las 6 reformas inconclusas que EPN le heredará a AMLO.

Es parte de lo que ofreció y lo que la ciudadanía apoyó en forma contundente.

También ha dicho que hará todo lo posible para pasar a la historia como uno de los mejores presidentes de México y que llevará a cabo la #CuartaTransformación del país, situación que no podría suceder si no se modifica sustancialmente el modelo presidencial que hemos conocido las actuales generaciones.

El próximo Presidente está en su derecho.

Sin embargo, la dirección en la que apunta su proyecto no se parece mucho al de las democracias modernas, en las que se ha promovido una relación más transparente entre gobernantes y gobernados y en la que el ejercicio de rendición de cuentas reduzca en forma significativa la corrupción y la impunidad de los grupos fácticos de poder.

En este tema todavía existen dudas.

Entérate: Explica AMLO como se dará el perdón a los corruptos.

Primero, porque la corrupción no se acaba por decreto.

Segundo, porque la corrupción y la impunidad no solo están enraizadas en el aparato burocrático sino en muchos y diversos sectores de nuestra sociedad.

Y tercero, porque el cambio de cultura que hace falta atraviesa por las bases democráticas que deben caracterizar a los tres poderes de la Unión y a los tres niveles de gobierno de nuestro sistema político.

A partir del 1 de diciembre habrá un nuevo presidencialismo.

Te recomendamos: Tres concepciones del Presidencialismo mexicano.

Lo anterior no significa que sea la mejor respuesta a los desafíos que ha enfrentado el país desde que inició la era de la llamada globalización. Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador, tal vez se ponga fin a las acciones extra legales del Presidente. Tal vez mejore la vida cotidiana de los grupos menos favorecidos o en desventaja. Tal vez vivamos en un país más justo e igualitario.

Pero, en forma paradójica, el poder extraordinario del Presidente permanecerá.

También puedes leer: De vuelta al presidencialismo.

El próximo Presidente seguirá concentrando un enorme poder económico, jurídico y político. También estará rodeado de los símbolos que ha tenido la investidura y seguirá ejerciendo una gran influencia en el conjunto de medios de comunicación públicos y privados.

El centralismo y protagonismo se mantendrán.

Lo que no podemos asegurar hoy es si estaremos frente —como afirman algunos— a una regresión democrática. O si, por el contrario, estaremos realmente en la antesala de la #CuartaTransformación que tantos beneficios podría traerle al país.

Te recomendamos: ¿Nuevo presidencialismo mexicano?.

¿Cuál será el rol de la ciudadanía en la #4T?

Preguntas y comentarios sosaplata@live.com

@sosaplata | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.