Con la llegada de diciembre, la administración del presidente Donald Trump inicia una nueva etapa en el desarrollo del entramado conspirativo ruso, en el que los posibles culpables se reducen al entorno cercano de Trump.

Flynn y Mueller


En este sentido, es trascendente el hecho de que el ex asesor de seguridad nacional de Donald Trump, Michael Flynn, haya llegado a un acuerdo de cooperación y declaración de culpabilidad con Robert Mueller, Asesor Especial para supervisar la investigación del FBI en los "esfuerzos del gobierno ruso para influir en las elecciones presidenciales de 2016 y asuntos relacionados".

Los informes sobre el comportamiento de Flynn comenzaron antes de asumir su breve cargo como asesor de seguridad nacional de Trump. Este comportamiento comprende un amplio espectro de áreas que incluyen un supuesto plan de secuestro,  un plan para construir centrales nucleares en Medio Oriente, presuntas violaciones de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA) y declaraciones falsas al FBI.

Hasta el momento Flynn se ha librado de los cargos de FARA y tráfico de influencias, y solo se le ha permitido alegar el cargo de mentir y omitir información al FBI respecto a dos asuntos: sus contactos con Rusia sobre las sanciones estadounidenses impuestas a ese país por interferir en las elecciones presidenciales de 2016, y sobre la resolución de la ONU condenando los asentamientos israelíes.

De acuerdo con la declaración de culpabilidad, el 24 de enero de 2017, Flynn aceptó voluntariamente una entrevista con el FBI, durante la cual dijo que:


... no le pidió al embajador de Rusia en Estados Unidos... que se abstenga de escalar la situación en respuesta a sanciones que Estados Unidos impuso contra Rusia

También dijo que "no recordaba una conversación en la que el embajador ruso declaró que Rusia había elegido moderar su respuesta" en contestación a las sanciones estadounidenses.

Tiempo después resulta que esas declaraciones fueron falsas. Ahora Flynn dice que durante la entrevista sí sabía que el 28 de diciembre, el presidente Barack Obama había firmado una orden ejecutiva que imponía sanciones contra Rusia por su interferencia en las elecciones presidenciales de 2016 y que todo el tema lo conversó con un "alto funcionario" del equipo de transición presidencial. 

Las sanciones a Rusia no son el único tema


Las sanciones a Rusia no son el único tema en el que Flynn reconoce haber hecho declaraciones falsas. Durante la entrevista del 24 de enero, también mintió sobre las llamadas a Rusia y otros países sobre una resolución presentada por Egipto al Consejo de Seguridad de la ONU el 21 de diciembre de 2016, condenando los asentamientos israelíes

Flynn le dijo al FBI:


... que solo preguntó las posiciones de los países sobre la votación en el Consejo, y que no solicitó a ningún país tomar medidas sobre la resolución

También declaró falsamente "que el embajador ruso nunca le escribió la respuesta de Rusia respecto a la resolución

Flynn ahora admite que sabía que el Consejo de Seguridad votaría sobre la resolución y que "un miembro del equipo de transición presidencial le ordenó que se pusiera en contacto con funcionarios de gobiernos extranjeros, incluida Rusia, para conocer la posición de cada gobierno e influir en la votación.

La revelación más importante es que Flynn estaba operando a instancias del equipo de transición presidencial de Trump

El equipo de Trump entiende bien la gravedad 


Por otra parte, están las declaraciones hechas por miembros de la administración Trump sobre el contacto de Flynn con el embajador ruso en Estados Unidos, declaraciones que recapituló Just Security en enero de este año. 

Primero, los funcionarios de Trump dijeron que era una sola llamada sobre la logística para una ulterior llamada oficial. Posteriormente, la Casa Blanca cambió la historia al decir que se trataba de una llamada relacionada con saludos navideños, una conferencia en Siria sobre el Estado Islámico y una llamada entre Trump y Putin después de la inauguración. Más tarde, la historia se transformó para incluir también una serie de mensajes de texto. Todo culminó con la aparición del Vicepresidente electo Mike Pence en la televisión estadounidense el 15 de enero, para declarar que durante las llamadas no se discutieron las sanciones impuestas a Rusia.

Sin embargo, el que Pence refutara las historias de Flynn y la Casa Blanca, demostró que el equipo de Trump entendió la gravedad del asunto. 

Más tarde, el 13 de febrero, Flynn renunció a su cargo de asesor de seguridad de Donald Trump, aparentemente por mentirle a Pence.

Las revelaciones del viernes dejan en claro que la Casa Blanca hizo declaraciones públicas que algunos altos funcionarios, más allá de Flynn, sabían que no eran ciertas. Actualmente, se conoce que el equipo de transición de Trump fue informado por Flynn sobre sus conversaciones con Rusia, en donde los temas sobre las sanciones de Estados Unidos estaban incluidos.

Donald Trump ha negado conocer que Flynn había hablado de sanciones con el embajador ruso en Estados Unidos. 

Cuando se le preguntó en una conferencia de prensa el 16 de febrero:


¿Dirigió a Mike Flynn para discutir las sanciones con el embajador ruso?

Respondió "No, no lo hice".

El viernes pasado, un día después de que Flynn firmara la declaración de culpabilidad y el acuerdo de cooperación y culpabilidad, Ty Cobb, abogado de la Casa Blanca, dijo:


Las declaraciones falsas involucradas reflejan las declaraciones falsas [de Flynn] a los funcionarios de la Casa Blanca que resultaron en su renuncia en febrero de este año. Nada sobre la declaración de culpabilidad implica a nadie más que al Sr. Flynn

Con el acuerdo de cooperación alcanzado, Flynn ayudará en la investigación sobre "los esfuerzos del gobierno ruso para influir en las elecciones presidenciales de 2016".

La confesión de que Flynn operaba a instancias del equipo de transición presidencial de Donald Trump abre interrogantes sobre este drama ruso: ¿Quién tendría el nivel para dar órdenes a Mike Flynn? ¿Por qué tuvo que salir ante los medios el vicepresdiente? ¿A quién protegen?

No adelantemos conclusiones, podría haber sorpresas. Nadie esperaba que Flynn admitiera su culpabilidad y menos aún que llegara a un acuerdo con Mueller. Las respuestas, como en todo buen drama, se irán obteniendo conforme avance la investigación.

@alifur1 | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información