Opinión

El Dr. Ackerman mintió al TEPJF

John Ackerman intentó la defensa de la legalidad de su designación aportando pruebas visiblemente fabricadas. | Rafael Hernández Estrada

  • 10/03/2020
  • Escuchar

Quien fuera designado como integrante de la Comisión Técnica de Evaluación, que integrará las quintetas de candidaturas para la elección de cuatro consejeros del INE, intentó engañar a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, tanto al aportar pruebas fabricadas y artificiales, como al ocultar hechos que quedaron plenamente comprobados en el expediente en poder de dicho juzgado.

El PRD interpuso un Juicio Electoral contra el nombramiento del doctor John Ackerman quien interpuso un escrito de tercer interesado. En dicho escrito, Ackerman intentó la defensa de la legalidad de su designación, pero lo hizo aportando pruebas visiblemente fabricadas.

Anexó a dicho escrito un par de oficios, el primero de los cuales, fechado el 24 de febrero de 2020, es uno en el que el secretario técnico de la Comisión Nacional de Derechos Humanos interrogó al partido Morena acerca de si el aludido había ocupado alguna candidatura o algún cargo de elección popular en los últimos cuatro años. El segundo oficio, fechado al día siguiente, consiste en la respuesta que Alfonso Ramírez Cuéllar, el flamante presidente nacional de Morena (que aún no tomaba posesión del cargo, a su vez impugnado) se dignó otorgar al cuestionamiento, afirmando con demasiada prontitud y obviedad que nunca jamás Ackerman ocupó ni candidatura ni cargo alguno de dirección partidaria.

Además de que es notorio el conflicto de intereses de quienes intercambiaron supuestamente la correspondencia mencionada, pues uno es empleado del órgano cuya actuación está impugnada al haber designado a Ackerman y el otro es dirigente del mismo partido del que éste también es cabecilla, resulta que el valor probatorio de tales documentos es nulo puesto que los aportó el interesado y no las instancias que según tal fabricación los habrían generado.

Por otro lado, el jurista ocultó en su alegato el hecho, plenamente probado, de que es dirigente del partido Morena, con lo que su designación es violatoria de los requisitos contenidos en la convocatoria respectiva. Efectivamente, en el expediente que está a estudio del TEPJF obra una copia certificada del acta de la sesión del Consejo Nacional del Partido Morena, celebrada el 7 de Julio del 2019 en la cual, en el Punto de Acuerdo Tercero, se aprueba la constitución oficial del Instituto Nacional de Formación Política y se designa como integrantes de su Consejo Interno a diversos militantes de dicho partido, entre ellos a John Mill Ackerman Rose, con lo que todo el alegato del doctor cae por tierra al evidenciarse como una pre-construcción de probanzas encaminadas a distorsionar la verdad de los hechos, en su intento por hacer valer derechos que no le corresponden.

Vale decir que el acta mencionada arriba fue remitida en su momento al INE por la misma Berta Luján, quien es la presidenta del Consejo Nacional del partido Morena y futura líder nacional de dicha organización, si es que antes no cambia la determinación que en tal sentido y desde hace meses adoptó el Presidente de la República.

Las pruebas contenidas en el expediente respectivo demuestran palmariamente que la designación del doctor Ackerman como integrante de la CTE violó los términos de la convocatoria que, oportunamente, emitió la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y que contó con la aprobación unánime de los diputados federales de todos los partidos políticos. Es deseable que el Tribunal resuelva en consecuencia.