Opinión

El Día Internacional de las Mujeres

“Felicidades”, nos dicen, en medio de esa confusión que tiene lugar cada año | María Teresa Priego

  • 06/03/2018
  • Escuchar

La academia no debe estar desvinculada de la sociedad. El conocimiento debe servir para generar una conciencia crítica que contribuya a la eliminación de las relaciones de dominación, explotación, opresión y violencia

Comunicado del Centro de Estudios

Interdisciplinarios de Género, UNAM

“Felicidades”, nos dicen, en medio de esa confusión que tiene lugar cada año. Las redes sociales se cubren de imágenes de ramos de rosas, lo centros comerciales hacen descuentos, las tarjetas de crédito ofrecen meses sin intereses. Como en el día de los novios, de la madre, del padre, de los abuelos. Las flores siempre son lindas, pero los orígenes del 8 de marzo como Día Internacional de las Mujeres no podrían estar más lejanos de ese llamado al consumo y al festejo. La elección de un día para reflexionar y analizar las circunstancias femeninas y las profundas desigualdades sociales, surgió de los grupos de mujeres que participaban en los movimientos socialistas en Europa y en Estados Unidos.

8 de marzo: historia


La versión más conocida de la elección del 8 de marzo como fecha conmemorativa, narra el estallido de una huelga en 1857 en una fábrica de textiles en Nueva York. 130 trabajadoras ocuparon su espacio laboral exigiendo aumento salarial y la reducción de las agotadoras jornadas de trabajo de 12 horas. Solicitaban diez horas diarias, mejores condiciones de higiene y un salario equivalente al de sus compañeros. El dueño de la fábrica ordenó que se cerraran las puertas y se provocara un incendio para causar pánico y forzarlas a desistir, el incendio se salió de control y las obreras murieron atrapadas en el interior de la fábrica.            

Sin embargo, dos historiadoras feministas: la francesa Francoise Picq, y la canadiense Renée Côté, afirman que no existe registro alguno de que el incendio haya existido. Picq escribió: “En su momento, toda la prensa militante del Partido Comunista Francés y de la Central General de Trabajadores, así como la de los grupos de mujeres, el Movimiento de Liberación de las Mujeres y los diarios nacionales, escribían que el Día de las Mujeres conmemoraba el 8 de marzo de 1857, día de la huelga de las costureras en Nueva York. Los periódicos estadounidenses de 1857 –por ejemplo– jamás la mencionaron. Es posible que el incendio y la muerte de las 130 trabajadoras haya tenido lugar, sin que se permitiera hacer referencia alguna a una catástrofe provocada en un intento feroz por detener los derechos sindicales”.

Es un hecho reconocido (y en el que las historiadoras coinciden)que en Copenhague, durante la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en agosto de 1910, Clara Zetkin propuso la necesidad de un Día de la Mujer que permitiera visibilizar la inequidad existente entre ambos sexos y fuera útil en el proceso de lucha por el sufragio femenino. Picq escribe que si bien el movimiento sufragista ya se organizaba con fuerza, la idea de Zetkin fue proponer una jornada que uniera a las mujeres de la clase trabajadora con las prioridades que les eran propias, un abismo las separaba de las activistas feministas de orígenes acomodados. Ese día ofrecería un espacio de encuentro entre las mujeres socialistas de todo el mundo. Picq afirma que la tragedia de Nueva York nunca fue mencionada por las militantes socialistas. Según Côté, sí tuvo lugar una huelga convocada en el mes de marzo por un sindicato de costureras, sin el trágico final que conocemos.

Vamos juntas/os, a pesar de las diferencias


En todo el país existen convocatorias para reflexionar este 8 de marzo en las condiciones de vida de las mujeres en México. Análisis cotidianos que confluyen –con mayor fuerza– en una fecha precisa: mesas de debate, propuestas, cursos, talleres, marchas, encuentros de teatro, poesía, pintura, literatura, cine. Manifiestos. Las mujeres toman el micrófono, las plazas y las calles. Como el año pasado, grupos feministas por todo el mundo convocan al Paro Internacional de Mujeres. La marcha de la Ciudad de México partirá a las 16:00 horas de “La Victoria Alada”, como se re-bautizó al Ángel de la Independencia durante la histórica “Primavera Violeta”. Los anhelos y las reivindicaciones de los distintos feminismos y personas no feministas que marchan, son muchos y son diversos, una causa fundamental nos une: vamos juntas/os contra toda forma de violencia hacia las niñas, adolescentes y mujeres. A pesar de nuestras diferencias.

Feminismos


Les comparto el comunicado del Centro Interdisciplinario de Estudios de Género de la UNAM y los “Avances para el Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural de Mujeres que luchan”, en  el Caracol de Morelia, zona Tzotz Choj, Chiapas.


CIEG UNAM

En el marco del Día Internacional de las Mujeres, grupos feministas en varias partes del mundo han convocado el segundo Paro Internacional de Mujeres el próximo 8 de marzo de 2018. 

Los motivos son varios y aunque existen antecedentes de llamados a la movilización masiva desde los años setenta, los más próximos como estrategia de protesta se remontan al “Lunes negro”, en octubre de 2016, cuando mujeres polacas lograron detener el intento de su gobierno de prohibir la interrupción voluntaria del embarazo. La forma de protesta de aquel movimiento influyó para que días después, desde Argentina, ante la indignación nacional por el asesinato brutal de Lucía Pérez, se llamara a una movilización y un paro internacional denominado “Miércoles negro”, al cual se adhirieron solidariamente mujeres de varios países de Latinoamérica y de algunas ciudades de Estados Unidos en protesta por los feminicidios y de las violencias machistas. La Marcha de Mujeres (Women’s March) de enero de 2017, en la que miles de personas se manifestaron en contra del gobierno de ultra derecha, conservador y sexista de Donald Trump, es otro de los antecedentes que detonaron la conformación de un nuevo movimiento global: el Primer Paro Internacional de Mujeres (2017). 

Este segundo año en el que se convoca al Paro, las mujeres mexicanas seguimos teniendo muchas razones para unirnos al movimiento de protesta: 


  • Contra el programa neoliberal con cuya aplicación se excluye y (re)produce violencia en las vidas de gran parte de las personas, pero que se ensaña con las personas más vulnerables, entre las que están muchas mujeres y niñas. 
  • Por el reconocimiento del trabajo reproductivo de las mujeres –trabajo de cuidado que no es pagado– que le da sustento a la sociedad. 
  • Contra el aumento del trabajo informal y precarizado, así como contra la disminución de los derechos laborales que garantizan una vida plenamente vivible. 
  • Contra los ataques que grupos de poder, movimientos religiosos y organizaciones reaccionarias han emprendido para negar los derechos de las mujeres, las poblaciones LGBT y las diversidades, a través del repudio de lo que perversamente han denominado “ideología de género”. 
  • En contra de la militarización del país, la cual se intenta legitimar con políticas de “seguridad”, la cual ha propiciado una guerra interna que fomenta y agudiza las violencias y los feminicidios, así como las desapariciones forzadas y los genocidios por goteo. 
  • Contra la depredación del ambiente a manos de corporaciones nacionales y transnacionales que anteponen sus intereses económicos a la sustentabilidad del planeta y a la vida social. 
  • Por el derecho a transitar libremente y sin miedo entre países sin muros que nos dividan. 
  • A favor de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres; a favor de la maternidad libre y deseada. 


    Por estos y otros motivos, académicas y académicos del Centro de Investigaciones de Estudios de Género de la UNAM, hacemos un llamado a colegas de otros centros e instituciones de investigación, para realizar un paro de labores el 8 de marzo

    Conocemos la difícil situación laboral del país, la cual impide a muchas y muchos parar sin consecuencias perjudiciales en sus vidas. A quienes se encuentran en esta situación, les invitamos a expresar su protesta de manera creativa, práctica y sencilla. Además, el Paro busca extenderse a quienes realizan labores que no son reconocidas como trabajo de manera formal, es decir, a quienes se ocupan del trabajo de cuidado y del trabajo en el hogar. La sociedad en su conjunto debe reconocer que sin la fuerza de trabajo de las mujeres el mundo pararía. 


El encuentro en Chiapas

Compañeras, queremos compartirles cómo va caminando el registro para el Encuentro a celebrarse los días 8, 9 y 10 de marzo en el Caracol de Morelia, zona Tzotz Choj, Chiapas, México.

En lo que hemos avanzado del correo hay 651 personas registradas, con edades que van de los 5 meses a los 75 años. 38 compañeras vienen con sus crí@s.

Los lugares del mundo de los que provienen son Alemania, Andorra, Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, El Salvador, Estado Español, Estados Unidos, Francia, Grecia, Guatemala, Honduras, Inglaterra, Italia, Nación Mapuche, Nación Cree y Ojibwa, Nación Navajo, Suecia, Nicaragua, País Vasco, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Suiza, Uruguay, Venezuela, y 27 estados de México.

En las participaciones políticas, artísticas y deportivas hay 202 propuestas que abarcan las disciplinas de música, danza, teatro, circo, clown, poesía, cuenta cuentos, presentaciones de libros,  dibujo, fotografía, cine, futbol y volibol. También hay talleres y pláticas con las siguientes temáticas:

Talleres. Violencia de género, yoga para niñ@s, esténcil, arcilla genésica, manifiestos feministas, juegos cooperativos, valoración y uso de la sangre menstrual, género, teatro, danza y pintura como medio de sanación, sensibilización, agroecología, violaciones correctivas, toallas de tela, producción de artículos de higiene personal, descolonizando las caderas, taller sobre el cuerpo y resistencias creativas, taller de muralismo, feminismo de mujeres de color, deconstruyendo géneros, ciberfeminismo, trabajo corporal, taller de automasaje, reiki, arte abstracto-figurativo, escritura libre, grabado, pintura, creación de libros a partir de experiencias propias, aborto, bioconstrucción, danzaterapia, cocina macrobiótica, grabado, humor y género, aroma touch, reflexología .

Pláticas. Linaje femenino, cuerpo de la mujer, formas de resistencia, defensa de derechos humanos y promoción de la cultura, educación antimachista, experiencia de sobreviviente a la violencia, lucha de mujeres en Francia e Italia, aborto, menstruación y deconstrucción del uso de roles, feminicidios, experiencia de lucha del pueblo Mapuche, machismo en los medios de comunicación, la existencia lesbiana en tiempos del patriarcado, feminismo en Cuba, el amor romántico y la erotización de la violencia de género, la violencia sexual en el conflicto armado colombiano, la violencia hacia la mujer, racismo, lucha antiminera, ecofeminismo, feminismos indígenas y negros, economía feminista y sustentabilidad, seguridad humana feminista.

Aún restan muchos mensajes de correo que procesar, les agradecemos su paciencia, ya les iremos contestando.

Por otro lado, queremos informales que la fecha límite para registro como participantas es el domingo 9 de febrero inclusive. Esto para poder organizar la programación de sus participaciones.

El límite para registrarse como asistentas será el 8 de marzo inclusive. Desde el 7 de marzo habrá registro en el Caracol de Morelia.

El correo para el registro es: encuentromujeresqueluchan@ezln.org.mx

También lee: Dame tu mano

@Marteresapriego | @OpinionLSR | @lasillarota