El Consejo Regulador del Tequila (CRT), asentado en Guadalajara y que dirige Ramón González Figueroa, se define como un ente regulador, al tiempo que se ostenta como Asociación Civil, lo cual le ha llevado a aliarse con autoridades estatales y federales, a través de las cuales diversifica sus alcances.

Pero más allá de las facultades que le otorga la ley, el poderoso CRT se ha fortalecido debido a los distintos convenios que ha firmado con autoridades federales, quienes se han convertido en su musculoso brazo para ejercer total control sobre la industria. Lo que a la fecha suma ya diversas críticas al interior del propio sector. 

Así, se tiene un convenio con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) de Osvaldo Santín, en materia fiscal; con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), de Rafael Ochoa, en cuanto a calidad y autenticidad del producto denominado tequila; además de otras instancias como la Profepa de Guillermo Haro, y la Cofepris de Julio Sánchez y Tépoz.

Para muestra del poderío basta conocer que de acuerdo a documentos obtenidos vía Transparencia, se evidencia que a través de estas instancias, el CRT no sólo regula o avisa de irregularidades en el proceso tequilero, sino que en ocasiones sanciona, como en el caso de una resolución emitida en 2016 contra la productora Destiladora Suprema de Los Altos.

En dicho caso, el Consejo dicta que "con base en la resolución tomada por el Organismo de Certificación adscrito al Consejo Regulador del Tequila..." se ordenan medidas correctivas que la empresa debe cumplir o se dará curso a una suspensión de 180 días. Lo que demuestra que su función va más allá de lo que presume en su página oficial, y que ahora se ha convertido en un negocio redondo.

Por un lado, agrupa a las tequileras mediante el pago de una cuota anual, por el otro, estas mismas empresas le pagan para que les aplique exámenes y pruebas que verifiquen que cumplen con la NOM y reciban una certificación, además de otorgarle acceso pleno a sus libros y registros. En un tercer ángulo, el CRT capta grandes ganancias a través de negocios alternos relacionados con esta industria.

Basta recordar rubros como la Ruta del Tequila y el Distintivo T, los cuales le dejan millones de pesos en ganancias. Por ejemplo, en 2015, la Ruta del Tequila, que recorre ocho municipios jaliscienses, recibió más de 1.2 millones de visitantes que dejaron una derrama económica de más de 352 millones de pesos. ¡Vaya que es negocio! 

Canciller en Texas

Este miércoles 17 de mayo el canciller Luis Videgaray estará de visita en la ciudad de Dallas, Texas, en donde se reunirá con los titulares de los 11 consulados de México en aquel estado, teniendo como prioridad identificar las principales inquietudes de los connacionales que ahí se encuentran y brindar su apoyo absoluto al trabajo de los cónsules.

Y es que basta recordar que el gobernador texano, Greg Abbott, firmó la semana pasada la ley SB4, que prohíbe las llamadas "ciudades santuario" en su entidad, lo que permitirá de entrada que la policía pregunte sobre el estatus migratorio de una persona y obligue a los alguaciles a cooperar con las autoridades federales en la identificación de indocumentados. En hora buena por el canciller.

@takaink



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información