Opinión

El cinismo de Don Andrés

Ya chole Andrés Manuel que no puedas manejar los destinos del país que tanto deseaste gobernar. | José Luis Castillejos

  • 23/02/2021
  • Escuchar

El cinismo, desvergüenza, descaro e insolencia con que Andrés Manuel López Obrador gobierna México ha comenzado a cansar a los habitantes de esta empobrecida Nación.

Utilizando sus propias expresiones del “Ya chole” muy pocos creen en sus justificaciones. Urge que gobierne y tome con seriedad los diversos temas que atañen a su administración. Y si no puede, ¡que se vaya!

No puede con el tema de la pandemia. Recientemente aseguró, sin mayor pruebas, haberse enfermado de covid al igual que Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, en la Secretaría de Salud de México.

Ha hecho el gobernante mexicano del cinismo su filosofía cotidiana y le vale. Es su palabra y no hay otra que cale. Rechaza cualquier observación sobre diversos tópicos y atribuye las críticas a la antigua mafia del poder.

Se olvida que el tiempo transcurre aprisa y con total desvergüenza miente en los temas nacionales. Aseguró que ya estaba todo listo para contar con la famosa vacuna anti-covid pero se comprobó que no se han realizado las adquisiciones necesarias para atender a toda la población.

Las cosas marchan a cuentagotas en tanto naciones como Israel van más avanzados e incluso, Chile tiene mejor desempeño que México.

Es más, él junto con Gatell desestimaron el uso del cubrebocas. “Estamos preparados para enfrentar el coronavirus. No es, según la información que se tiene, algo terrible, fatal. Ni siquiera es equivalente a la influenza”, dijo el 28 de febrero del 2020.

Y el 4 de marzo del año pasado señaló que “lo del coronavirus, eso de que no se puede uno abrazar (no es cierto); hay que abrazarse, no pasa nada”.

Hoy su irresponsabilidad nos está pasando la factura. Suman 152 mil 238 fallecidos y 1.8 millones de personas enfermas.

Como todo cínico desprecia todas las normas y las convenciones sociales y en tanto descarta que le interese el poder, el dinero o la fama, sus amigotes, su hermano Pío López Obrador y sus hijos vienen realizando sus propios negocios al amparo de la 4T.

Está descuidando el país al igual que su vestimenta y como todo cínico siente que tiene libertad de avasallar las instituciones y apañar a seudopolíticos como Félix Salgado Macedonio, virtual candidato por Morena a la gubernatura de Guerrero sobre quien pesan cinco denuncias por violación dolosa y abuso sexual.

Pero AMLO tiene un pacto con este oscuro político quien ha sido director general del periódico Acción y La Jornada Guerrero. Sobre el tema López Obrador dijo: “ya chole” a las campañas que activistas y medios de comunicación contra el senador con licencia.

A sus amigos les da todo el respaldo y a sus enemigos políticos la cárcel o el destierro. Y claro que hay cinismo en el presidente de la República, Andrés Manuel.

Se sale por la tangente en todos los temas como ha ocurrido con los niños con cáncer que requieren de medicamentos y sólo sonríe frente a las críticas. López ordenó desmantelar el Seguro Popular y cerrar una serie de programas.

La miseria humana de este hombre metido a presidente es tal que prefiere privilegiar la Refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el Aeropuerto mientras en el país hay preocupación por el avance de la pandemia y la quiebra cotidiana de empresas y negocios.

Y en todo esto ahora el presidente busca afanosamente que se vigilen los contenidos en las redes sociales, esas que le son adversas. No tolera la crítica y quien lo hace sufre la descalificación de sus troles.

Y mientras esto ocurre tiene entre sus filas a otro cínico, como Manuel Bartlett, responsable de la caída del sistema electoral y fraude de 1988. Aún no se entiende cómo es que se enroló en el grupo de AMLO y ahora maneja la todopoderosa Comisión Federal de Electricidad. Hoy se avecinan severas crisis al interior de la CFE.

En aquella ocasión disputaban la presidencia, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Carlos Salinas de Gortari, y por el Frente Democrático Nacional, el izquierdista Cuahutémoc Cárdenas quien se quedó chiflando en la loma.

Bartlett era en ese entonces secretario de Gobernación y hasta hoy niega que hubiera un fraude electoral y dijo que nunca hubo una "caída del sistema”. Y así como la caída del sistema, el octogenario funcionario se ha hecho el loco con los apagones en diversas partes del país.

Aquí lo que queremos son resultados en todos los niveles de gobierno porque ya chole Andrés Manuel que no puedas manejar los destinos del país que tanto deseaste gobernar.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.