Opinión

El caso Florence Cassez llegó a la mañanera

El debido proceso es la única puerta de entrada a la verdadera justicia. | Fred Álvarez

  • 07/04/2021
  • Escuchar

“Hacen show en mañanera con montaje de 2005”, reza la nota de Antonio Baranda y Claudia Guerrero, reporteros de Reforma la mañana de ayer.

En efecto, tal y como lo prometió el C. Presidente López Obrador exhibió aquel “montaje” televisivo ocurrido en la mañana del 9 de diciembre de 2005, pero “haciendo show en la mañanera con todo y espectadores” con el caso de la detención de Florence Cassez y de Israel Vallarta en el rancho de Las Chinitas…

De hecho, los invitados por el Día Mundial de la Salud intentaron retirarse para no presenciar el espectáculo mediático...

“¿Por qué no se quedan?”, les dijo AMLO, en tono de orden, y ésta fue acatada, y junto con ellos vimos el vídeo editado -con permiso de Televisa-, donde se exhibe parte de la transmisión original y fragmentos de un programa televisivo especial sobre el operativo, en el que se cuestiona el “montaje”.

También muestra una entrevista con Genaro García Luna, en la que defiende la legalidad del operativo.

Dice la nota de Reforma que, durante la transmisión del video, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, no paraba de hacer comentarios con otros funcionarios; López-Gatell seguía riendo y el General Luis Sandoval esbozaba una sonrisa.

Por cierto, la secretaria de Gobernación que en 2005 era ministra y ponente del asunto intentó lavarse las manos dijo ayer:

“Y, por último, comentarles, hubo dos ministros que decidieron reponer el procedimiento. Yo no fui de ellos, yo propuse su libertad inmediata, porque reponer el procedimiento ¿a qué momento?, ¿a la detención del 8, a la escenificación del 9?, ¿en qué momento se puede reponer un procedimiento si todo fue una escenificación ajena a la realidad?”.

¡Ah caray! Algo no cuadra con lo dicho por la secretaria de Gobernación, ministra en retiro.

¿Por qué?

Porque en ese asunto hubo no una sino dos votaciones; y en efecto en la primera votación del 21 de marzo de 2012 ella votó en esos términos, pero 3 ministros votaron en contra. En la segunda votación ella cambio como lo leeremos adelante.

¿Cómo fue?

El lunes 7 de marzo de 2011, la defensa de Cassez -Agustín Acosta-, se jugó su última carta al presentar un recurso de revisión ante la Corte, dos días después, el presidente Juan Silva Meza cedió a la Primera Sala el caso para realizar un estudio sobre el caso.

Tres días después, la Primera Sala admitió a trámite el recurso de revisión y lo turnó al ministro Zaldívar Lelo de Larrea para la formulación del proyecto de resolución respectivo 247.

Un año después, el 7 de marzo de 2012 el ministro ponente propone la liberación inmediata de la francesa con un amparo liso y llano, decía el dictamen: ¡La Sra. Florence Marie Louise Cassez Crépin debe quedar en inmediata y absoluta libertad! Debido a que hubo una violación del debido proceso en su contra. Y expuso una serie de razones que llevaron a generar varias reacciones, y opiniones encontradas de servidores públicos –de la PGR- de especialistas en derecho penal, académicos, periodistas, y de legisladores, y hasta miembros de la iglesia católica.

El 21 de marzo de 2012 la sala delibera y vota el dictamen de Lelo de Larrea, pero pierden la votación; sólo se suma al proyecto Olga Sánchez Cordero; tres ministros se pronuncian en contra con algunas observaciones, con ello Cassez se queda en el reclusorio, pero se reconocen una serie de anomalías en el debido proceso.

Sufragaron en contra Guillermo Ortiz Mayagoitia, quien rechazó que hubiera razones de inconstitucionalidad y Jorge Pardo Rebolledo, quien consideró que no había posibilidad de subsanar jurídicamente las deficiencias. En tanto, José Ramón Cossío planteó que debía concederse el amparo a Cassez, pero sólo para efectos y no para otorgarle la libertad; es decir, para reponer procedimientos jurídicos violatorios de las garantías de la ciudadana francesa.

Y al no haberse logrado el consenso de cuando menos tres ministros en favor del proyecto, éste fue desechado. Aun así, en el contexto de la discusión, cuatro de los cinco ministros reconocieron anomalías en el caso que afectaron el debido proceso.

Las reacciones fueron varias, y meses después las cosas cambiaron y beneficiaron a la imputada.

¿Por qué?

Hubo cambio de gobierno y llegaron nuevos ministros a la Corte y ello destrabo las cosas y para muchos se hizo el milagro.

Aunado a ello, no debe de descartarse en el caso la intervención de la política y del poder religioso…

En el segundo, Nicolas Sarkozy reveló algunos pormenores del caso en una entrevista exclusiva para Proceso y el semanario francés L’Express. Reconoce que incluso no sólo canceló su participación en el año franco-mexicano: “no celebré el Año de México en Francia con una de mis compatriotas encarcelada a raíz de un complot político nauseabundo”.

–En México las críticas fueron aún peores. ¿Francia y México estaban al borde de la ruptura diplomática?, le preguntan.

–Entre los dos países, no. Entre los dos presidentes, sí.

Dice que incluso acudió al papa Benedicto XVI para que lo ayudará en el cabildeo

–¿Cómo fue la entrevista?

–Al final de nuestra conversación, estábamos solos los dos en la oficina del papa, le dije: “Santo Padre, quisiera hablarle de una protegida mía, una mujer joven condenada a 60 años de cárcel de manera injusta”.

No me imagino esa escena en el Vaticano, ni la respuesta papal.

Y el 17 de octubre de 2012 el presidente electo Enrique Peña Nieto y el mandatario francés François Hollande se reunieron en el Palais de l'Élysée y al final hablaron sobre varios temas de política y de la cooperación entre ambos países. Pero el asunto clave fue Cassez, había que recomponer las cosas entre ambos países, y uno de ellos era liberar a Florence Cassez, y las cosas se dieron.

El 26 de noviembre de 2012 el Senado aprobó los nombramientos de Alberto Gelacio Pérez Dayán y de Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena como ministros de la SCJN; el primero fue elegido para sustituir a Ortiz Mayagoitia y el joven Ortiz Mena fue elegido para reemplazar al ministro Salvador Aguirre Anguiano.

Cuatro días después, último día del gobierno de FCH, deja el cargo Guillermo I. Ortiz Mayagoitia y lo sustituyó en la Primera Sala, Ortiz Mena, especialista en temas fiscales. Por alguna razón lo colocaron en la primera sala.

¿Coincidencias?

A principios de enero de 2013 se filtra a los medios que la francesa podría salir libre, como fue.

Y sin declararla culpable o inocente, y con tres votos en favor, de los ministros Arturo Zaldívar, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Olga Sánchez Cordero -ponente-, y dos en contra, de José Ramón Cossío y Jorge Mario Pardo Rebolledo, la primera sala ordenó la tarde del miércoles 23 de enero de 2013 la inmediata liberación de la ciudadana Florence Cassez Crépin, al dejar sin efectos su condena de 60 años de prisión por considerar que el montaje televisivo sobre su captura vició todo el proceso penal en su contra.

Hasta donde sabíamos Sánchez Cordero había presentado un proyecto que proponía reenviar el caso a un tribunal unitario para nueva sentencia, pero ante la postura de Ortiz Mena, decidió cambiarlo durante la sesión, y con el voto adicional de Arturo Zaldívar, se acordó otorgarle amparo “Liso y llano” para tramitar, de manera absoluta e inmediata, la libertad de Cassez, cuya condena por el secuestro de tres personas quedó anulada.

Con ello Cassez pudo salir del penal femenil de Tepepan de inmediato -18:02 horas-, y abordar un avión en primera clase quizá comprado con anticipación hacia París a las 21:25 horas. De hecho, ella sabía lo que ocurriría en la Corte, ya que desde horas antes tenía su maleta preparada y había un auto de la embajada en el que la trasladaría al aeropuerto con la compañía de su padre, Bernard Cassez, y el cónsul general de Francia en MéxicoGerard Martin.

Al día siguiente, Cassez llegó al aeropuerto Charles de Gaulle, y fue recibida como si fuera una heroína, incluso al descender del avión fue recibida por el Canciller Laurent Fabius, de inmediato fue conducida al Pabellón de Honor de la terminal aérea, utilizado para visitas de Jefes de Estado o celebridades, ya la esperaban unos 150 periodistas. ‘Yo estuve siete años secuestrada (Sic) en México... también soy víctima', señaló en sus primeras declaraciones y dijo que por respeto a las víctimas se debe hallar ‘a los verdaderos culpables’.

Reivindicó su libertad como un paso para mejorar la justicia en México: ‘Es bueno para los mexicanos. Mi historia no es la única en México. Aquí es incomprensible para los franceses, pero en México todo el mundo sabe que es lo cotidiano. Espero que sea un precedente para ayudar a otros’, dijo.

Contradecía su declaración con lo expresado por la ministra Sánchez Cordero ‘Está libre, pero no es inocente’.

Al terminar la conferencia y tras pasar por una alfombra roja, abandonó el lugar escoltado por seis coches de policías y una veintena de agentes de seguridad en moto, en la noche fue a cenar con el actor de cine Alain Delon.

¡Para un filme de Netflix!

Las reacciones fueron muchas.

Las víctimas entristecieron, en tanto que en el gobierno francés en voz del presidente Francois Hollande celebró lo acordado por la SCJN, y expresó que ‘Francia agradece a todos aquellos que tanto en México como en nuestro país se comprometieron para que la verdad y la justicia prevalecieran’.

No debemos olvidar que en el caso Cassez hubo muchas irregularidades en todo el sistema de justicia penal -policías, péritos, MPs, jueces y magistrados-, y lamentablemente los ministros no le entraron a fondo del tema, dejando un desagradable sabor de boca. El costo fue altísimo. Una encuesta del periódico Excélsior de entonces colocó a la SCJN con un bajo nivel de reconocimiento; el 87% de la población en México rechazó el fallo de la SCJN.

Por último, hay dos asuntos más en el caso de Cassez como son la liberación de Israel Vallarta y el pago de reparación del daño de la c. francesa; en el primero hay interés de Olga Sánchez: “Si a mí me preguntan, les puedo compartir que todo el análisis y estudio que se hizo en el caso de Florence Cassez y la resolución sobre ese caso es perfectamente aplicable al de Israel Vallarta”, opinó en diciembre de 2019.

¿Y por qué no lo liberaron junto con Cassez?, le preguntaron.

“Creo que es una violación flagrante de sus derechos humanos que en 14 años no haya tenido una sentencia”, reprochó Sánchez Cordero, quien ha mantenido reuniones con familiares del acusado.

En la mañanera de ayer el caso Vallarta fue abordado marginalmente, no era tema. El tema era el montaje de Carlos Loret de Mola, y Cazzes insiste -¿o insistía?- en cobrar la reparación del daño...

De hecho, en 2015 un tribunal desechó un recurso con el que pretendía cobrar una indemnización de 36 millones de dólares por concepto de reparación del daño. Cassez nunca vino a México a ratificar la querella ni aportó las pruebas para justificar su ausencia.

Y en enero de 2020 anunció desde Francia que “reabrirá su caso” que pedirá reparación del daño y que demandará al ex presidente Calderón, al periodista Carlos Loret, a Isabel Miranda de Wallace y a Luis Cárdenas Palomino por haberla “arrojado injustamente a la cárcel”.

Ese día Isabel Miranda presidenta de Alto al Secuestro aseguró en entrevista radial con Ciro Gómez Leyva que no le da miedo la demanda que interpondrá Cassez: “no me da miedo porque tengo la conciencia tranquila y atenderé sus demandas… nos debería dar vergüenza que esa señora francesa se presente como estrella de cine cuando debió estar en la cárcel”, afirmó a “Por la mañana”, de Radio Fórmula...

Podemos estar o no de acuerdo con nuestros grandes árbitros, pero quedó la duda si Florence Cassez fue culpable o no, pero lo cierto es que, en este caso, como en muchos otros, no hubo debido proceso. Y el debido proceso es la única puerta de entrada a la verdadera justicia.

El montaje fue una aberración y no debe volver a ocurrir...

PD: En marzo de 2009 el presidente Nicolás Sarkozy -hoy en la cárcel acusado de corrupción y tráfico de influencia-, lo único que pedía es que la ciudadana francesa cumpliera la condena en su país, o sea, el gobierno francés admitía que Cassez era culpable y sólo pedían su extradición.

Qué curioso que Sarkozy fue declarado culpable de intentar sobornar al magistrado Gilbert Azibert, ofreciéndole un trabajo prestigioso en Mónaco a cambio de información sobre una investigación criminal sobre su partido político.

Vale la pena leer la línea del tiempo publicada en este espacio...

Ø  El caso Cassez en la línea del tiempo

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.