El caso de Asia Bibi

Por fin, el miércoles 31 de octubre de 2018, y después de muchos años, la Corte Suprema de Pakistán absolvió a Asia Noreen más conocida como Asia Bibi, mujer católica pakistaní nacida en 1971, y condenada a muerte por un presunto delito de blasfemia en contra del Islam.

Los jueces no hallaron pruebas alguna para condenar a Bibi por, presuntamente, hacer comentarios despectivos sobre el profeta Mahoma durante una discusión con otras mujeres, hechos ocurrido en 2009.

En ese entonces la mujer cristiana estaba trabajando en las labores del campo en el distrito de Sheikhupura de Punjab, y fue cuando le pidieron que buscara agua en un pozo cercano para dar de beber a otras personas. Su pecado que la llevó a la cárcel fue que tuvo sed y bebió agua para saciarla... Una mujer le recriminó que lo hiciera, porque estaba contaminando un agua que era exclusiva para musulmanes. Tras la discusión, días después fue golpeada y encarcelada, y le pidieron se convirtiera al Islam para obtener su libertad; obviamente Asia se negó a renunciar a su fe cristiana.

¡El asunto se internacionalizó!

Bibi, se convirtió en emblema de la persecución de las minorías cristianas. Los papas Benedicto XVI y Francisco abordaron el tema en su momento, en 2010 Benedicto XVI expresó su cercanía espiritual con Asia y familiares y pidió que fuese restituida su libertad. Asimismo oró por cuantos "se encuentran en situaciones análogas, para que su dignidad humana y sus derechos fundamentales sean plenamente respetados".

Años después, en febrero de 2018, Francisco recibió al marido y a la hija de Asia Bibi en el Vaticano, junto con otra joven que había sido víctima de las milicias extremistas de Boko Haram: "pienso muy a menudo en tu madre y rezo por ella", dijo el Papa a Eisham Ashiq, hija de Asia. "El testimonio de Rebecca y el de Asia Bibi representan un modelo para una sociedad que hoy en día teme cada vez más el dolor. Son dos mártires ", subrayó Francisco.

En efecto, la mujer madre de cinco niños fue obligada a pasar ocho años en prisión, buena parte de ellos en el corredor de la muerte, por "blasfemia", antes de que la Corte Suprema del país dictara su exculpación.

"La sentencia de muerte se anula. Asia Bibi es absuelta de todos los cargos", afirmó Mian Saquib Nasir, presidente de la Corte Suprema paquistaní. El juzgador indicó que si no hay otros cargos contra la cristiana "puede ser liberada".

¿Puede ser liberada?

El anuncio de la sentencia se produjo entre fuertes medidas de seguridad con efectivos de la Policía antidisturbios y especialistas en desactivación de bombas a la entrada de la sede del máximo órgano judicial.

"No puedo creer lo que estoy oyendo, ¿puedo salir ya? ¿De verdad que me van a dejar salir?", dijo Asia Bibi por teléfono tras conocerse la sentencia, según reportó la agencia de noticias AFP.

Y como era de esperarse la noticia puso feliz a su familia y muchos que hemos estado atentos a la decisión de la justicia paquistaní.

"No veo el momento de abrazar a mi madre. ¡Finalmente nuestras oraciones han sido escuchadas!", aseguro Eisham Ashiq, hija menor de Asia Bibi al saberlo.

"Es la mejor noticia que podíamos recibir, ha sido dificilísimo estar lejos de mi esposa durante estos años y saber que ella estaba en esas terribles condiciones. Ahora, finalmente nuestra familia se reunirá, aunque lamentablemente dudó que podamos quedarnos en Pakistán", dijo Ashiq Masih, esposo de Asia.

"Estamos muy felices. El Señor ha escuchado nuestras oraciones por Asia y de todos los que le han apoyado. Hoy es un gran día que recordaremos para siempre. La justicia ha triunfado y una inocente finalmente es libre", aseguró Joseph Nadeem, abogado de Asia Bibi a la web Vatican Insider.

Empero, la alegría por la absolución de Asia Bibi apenas duró horas.

¿Por qué la alegría por la absolución de Asia Bibi apenas duró horas?

Tras la decisión de absolver a Asia, los extremistas musulmanes paquistaníes de Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP) se movilizaron públicamente para demandar de todos modos que se ejecute la pena de muerte contra Asia.

En ese sentido, bloquearon las carreteras de varias ciudades con manifestaciones y amenazas a causa del anuncio de la absolución y quieren a toda costa anular la condena a muerte contra Asia y piden su ejecución.

En algunas zonas del país las conexiones telefónicas fueron suspendidas por razones de "seguridad". Los disturbios llevaron al cierre de escuelas en la capital, el Punyab y Cachemira. Los cortes de tráfico paralizaron parcialmente ciudades como Islamabad o Lahore. Los colegios cristianos aconsejaron a los padres que se llevaran a sus hijos por temor a la violencia, y los templos fueron puestos en alerta.

Los manifestantes portaban carteles que decían: "¡Colgad a Asia Bibi!".

"Si sacan a Asia del país, será la guerra", advirtió Jadim Husain Rizvi, líder del TLP, partido islamista que defiende la legislación antiblasfemia.

"El único castigo posible para un blasfemo es la decapitación", exclamaron extremistas musulmanes en las calles paquistaníes tras la exculpación de Asia.

¡Como una noche de terror!

Y ocurrió algo grave. Para calmar los ánimos, el gobierno de Islamabad, acordó con el grupo fundamentalista TLP la revisión del caso, por lo que Asia no podrá encontrarse con su familia en el extranjero "hasta que la Corte Suprema haya realizado un último examen de su sentencia", a decir del Ministro de Asuntos Religiosos Noorul Haq Qadri.

¿Revisar el caso?

¡Si! como se lee. El acuerdo entre los islamistas y el Gobierno contemplan que:

i) Se presentará un recurso de revisión de la sentencia ante el Tribunal Supremo, una posibilidad prevista por la ley;

ii) En una segunda instancia, se solicita al tribunal que incluya el nombre de Asia Bibi en la "Lista de salida controlada" que contiene los nombres de los ciudadanos paquistaníes a los que no se les permite salir del país, y;

iii) Se liberará a los islamistas detenidos estos días en los disturbios y alborotos.

O sea que perdonan a los extremistas por los disturbios causados, y que la mujer inocente tendrá que permanecer en la cárcel hasta que se decida la petición de revisión.

Para el ministro de las cárceles de la provincia del Punjab, Asia "aún está en la prisión de Multan" y que "será dejada en libertad apenas recibirán la orden". 

¡Increíble, pero así fue!

La persecución es abierta...

¿Y qué dice las cortes internacionales?

Hasta el momento no vemos a Pakistán sometida a alguna presión para que garantice la liberación inmediata y segura de Asia Bibi...

¿Y dónde los defensores de los derechos humanos de Europa?

No vemos ninguna en Bruselas o Estrasburgo.

¿Por qué?

Mientras tanto el marido de Asia Bibi, Ashiq Masih, solicitó asilo en EU, Canadá e Inglaterra. "Estoy pidiendo al primer ministro del Reino Unido que nos ayude y, en la medida de lo posible, nos otorgue la libertad", manifestó. "Estoy pidiendo al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que nos ayude a salir de Pakistán", añadió.

Esperemos que varios países levanten la mano para recibir a Asia y a su familia, y su proteja su vida que corre peligro.

También se pide protección para su abogado Saiful Malook, quien salió de Pakistán rumbo a Holanda ante las amenazas de muerte que ha recibido. "Necesito seguir vivo ya que tengo que seguir peleando la batalla legal por Asia Bibi", dijo el jurista en declaraciones a la agencia AFP.

El abogado manifestó tener "mucho miedo de lo que pueda suceder" después de que sea liberada ya que "en este país hay muchos fundamentalistas". El haber defendido a una cristiana es considerado ya un delincuente; cometió blasfemia, y se paga con la muerte...

También hay que proteger a los jueces musulmanes que exculparon a Asia Bibi, también han recibido amenazas de muerte. Sin duda los valientes jueces estaban perfectamente conscientes del peligro que su decisión entrañaba para sus vidas, pero valerosamente siguieron adelante y asumieron el riesgo de convertirse en objetivo de grupos de justicieros.

La ley de blasfemia

Fue introducida en 1986 por el dictador Mohammad Zia-ul-Haq sin aprobación parlamentaria. La norma agrupa varias otras contenidas en el Código Penal inspiradas directamente en la Shariah –ley religiosa musulmana– para sancionar cualquier ofensa de palabra u obra contra Alá, Mahoma o el Corán.

La ofensa puede ser denunciada por un musulmán sin necesidad de testigos o pruebas y el castigo supone el juicio inmediato y la posterior condena a prisión o muerte del acusado.

La ley es usada con frecuencia para perseguir a la minoría cristiana, que suele ser explotada laboralmente y discriminada en el acceso a la educación y los puestos públicos.

Asia Bibi ha sido víctima de esta ley. ¡La pena de muerte debe ser erradicada en todo el mundo! No es fácil en países como Pakistán, que en los últimos 30 años, 70 personas han sido acusados de blasfemia y todo han muerto ejecutados extrajudicialmente.

Según los datos de la Comisión Justicia y Paz de los Obispos de Pakistán, 200 cristianos, 633 musulmanes, 494 musulmanes de la secta de los ahmadíes y 21 hindúes han sido acusados de blasfemia entre 1987 y 2013.

Pakistán tiene una población de unos 180 millones de habitantes, la gran mayoría musulmanes. Solo unos 4 millones son cristianos.

Por cierto, entre los ataques anticristianos registrados recientemente en Pakistán se cuentan el que tuvo por objetivo una iglesia de Queta en diciembre de 2017, que dejó 9 muertos; el atentado suicida contra unos fieles que celebraban Semana Santa en un parque de Lahore en marzo de 2016 , hubo entonces 70 muertos (véase Otro atentado terrorista en Pakistán); o los dos atentados con bomba contra sendas iglesias de Lahore en marzo de 2015 donde hubo 4 personas fallecidas, o el doble atentado suicida contra una iglesia de Peshawar en 2013 (¡hubo 80 muertos!) y la quema de una iglesia y unas 40 viviendas por parte de la turba en la localidad punyabí de Gojra en 2009, donde 8 personas fueron quemadas vivas.

Este año de 2008, en marzo, un tribunal exculpó a 20 individuos de haber formado parte de una turba que quemó viva a una pareja cristiana falsamente acusada de blasfemia. Los perdonaron, nadie dijo nada de las víctimas que fueron torturadas y sus cadáveres, incinerados en un horno de ladrillo.

¡Para un guión hollywoodense!

Asia Bibi sale de la cárcel....

"Asia ya no está en prisión", dijo la tarde de este miércoles su abogado  Saif ul Malook; indicó que Bibi y su familia  "está(n) en un avión, pero nadie sabe dónde va a aterrizar". Horas antes, el presidente del Parlamento Europeo Antonio Tajani, había  exhortado a las autoridades de Islamabad a ofrecer los "documentos necesarios para el viaje", con el objetivo de que la mujer cristiana y su familia pudieran llegar a Bruselas. 

Antonio Tajani, confirmó la noticia en su cuenta de Twitter, mostrando su deseo de encontrarse pronto con ella. "¡Asia Bibi ha salido de la cárcel y ha sido trasladada a un lugar seguro! Agradezco a las autoridades paquistaníes. La espero lo antes posible, junto con su esposo y su familia en el Parlamento Europeo".

Poco antes, escribió en otro mensaje en Twitter: 

Asia Bibi está libre! ¡La verdad, al final vence siempre!".

En efecto, Bibi dejó la cárcel entre fuertes medidas de seguridad debido a las amenazas de muerte que pendían sobre ella.

Celebro que este libre...

Atentado en Pittsburgh, ¡no se vale!

@fredalvarez | @OpinionLSR | @lasillarota





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información