Opinión

El Banco de México, de órgano soberano a “lavadero”

En manos de los diputados, evitar que se vulnere su soberanía y termine siendo un “lavadero”, a propuesta de Morena. | Adolfo Gómez Vives

  • 14/12/2020
  • Escuchar

Más allá de la laxitud del manejo de dólares que pretende la iniciativa de reforma a la Ley del Banco de México promovida ante el Senado de la República por Ricardo Monreal Ávila, la votación en esa representación del pacto federal deja en claro que no existe mayor oposición a la propuesta de autorizar el “lavado” de dinero a través del órgano autónomo.

Allí están las abstenciones de los panistas María Guadalupe Murguía Gutiérrez, Mauricio Kuri González y Damián Zepeda Vidales; de las priistas Sylvana Beltrones Sánchez y Verónica Martínez García y de la petista Nancy de la Sierra Arámburo.

Están también los votos a favor, por parte de los priistas Claudia Ruiz Massieu Salinas y Miguel Ángel Osorio Chong. De Raúl Bolaños-Cacho Cué y Nuvia Mayorga Delgado, del Partido Verde; de la petista Alejandra del Carmen León Gastélum y de la panista Lilly Téllez quien dijo en tuiter que votó a favor de las modificaciones a la ley en comento “para evitar que siga en aumento el mercado negro de divisas y apoyar “a la población de la base de la pirámide”.

En un comunicado dirigido al senador Alejandro Armenta Mier, presidente de la Comisión de Hacienda de la cámara alta, el Banco de México precisó que las cantidades de moneda extranjera en efectivo, correspondientes a remesas internacionales, representan alrededor del 1% del total de las remesas que se envían a México, ya que el restante 99 por ciento “llegan mediante transferencias electrónicas”, lo que cuestiona los argumentos de la senadora Téllez.

Al incentivar que el Banco de México incorpore recursos que podrían ser producto de actividades vinculadas a la delincuencia organizada, se pretende vulnerar su autonomía y coadyuvar a que México se convierta —legalmente— en un país de destino para los recursos de procedencia ilícita.

Lo sorprendente no es que Morena lo promueva. Hemos sido testigos del trato preferencial del que gozan personas vinculadas a actividades ilícitas como Ovidio Guzmán. Lo sorprendente es que la oposición avale este tipo de propuestas, ya sea faltando a la sesiones, absteniéndose de votar o, como en el caso de algunos priistas y panistas, votando a favor de semejante ilegalidad.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.