Opinión

El Banco Central y su laberinto de la soledad

Aumento en las tasas de Banxico tendrá efectos para la economía y la población.

  • 04/10/2016
  • Escuchar

La prolongada caída del peso frente al dólar, finalmente llevó al Banco de México, a aumentar sus tasas de interés el jueves pasado. Y digo finalmente porque era algo que se preveía ya desde hace dos meses. Con esta medida, la tasa de referencia se elevó a 4.75% y significa el tercer incremento en lo que va del año.

 

En ocho meses, las tasas de interés de Banxico, aumentaron 1.50 puntos base pues al inicio de 2016, la tasa de referencia era de 3.25 por ciento. Desde febrero pasado, el Banco central mexicano, decidió dejar de seguir los pasos de la FED como estrategia para subir sus tasas.

 

La decisión fue resultado de la oleada de especulación que desde hace un año, venía sufriendo el peso por parte de los llamados inversionistas internacionales. En lo que va del año, el tipo de cambio pasó de 17.26 a principios de enero a 19.34 pesos por dólar al cierre de septiembre, lo que significa una devaluación de 12 por ciento.

 

Las autoridades financieras mexicanas, tardaron en aceptar que la volatilidad del tipo de cambio se debía a la especulación originada en los mercados internacionales que desde junio de 2015, comenzaron a presionar la paridad peso-dólar. Desde entonces, y a partir del 18 de junio cuando inicia la carrera ascendente de la devaluación del peso, la pérdida de su valor es de 28.1% con respecto al cierre del pasado 30 de septiembre, con ello, hoy día, el dólar cuesta a los mexicanos y a las empresas 4.29 pesos más en promedio.

 

Para quienes se pregunten a donde se han ido los recursos excedentes por ingresos del petróleo que dejaron empaquetadas las brillantes administraciones de Fox y Calderón, sólo deben echar un vistazo a la cantidad de dólares que Banxico ha debido inyectar a los mercados para evitar una mayor escalada del dólar y un derrumbe catastrófico del peso. Sólo el año pasado desde junio y hasta diciembre, el banco central había subastado más de 26,500 millones de dólares para frenar la devaluación del peso.

 

Este año, la política monetaria, ha sido la misma, subastar dólares para evitar una mayor devaluación y se ha apuntalado con tres alzas de tasas por parte de Banxico para minimizar en la medida de lo posible los embates contra el peso. Lo cierto es que poco o nada pueden hacer ya las autoridades financieras mexicanas para detener la oleada especulativa y ya sólo les resta esperar que ésta pase lo antes posible.

 

Por su puesto que las próximas elecciones de los Estados Unidos, son un factor más de presión sobre el peso, situación que en otras condiciones, no debería preocupar a los mercados, pero con la presencia de Trump en la contienda, los escenarios cambian completamente y se convierten en pasto seco para el fuego de las olas especulativas.

 

¿Qué sí preocupa a la economía mexicana y a los inversionistas internacionales que eventualmente ganara Trump? Por su puesto, sólo que aunque gane Hillary Clinton, los escenarios y panoramas económicos a nivel global y local cambiaran muy poco. ¿Por qué? Simple, la economía de los Estados Unidos no va creciendo a los ritmos que demanda el país y gane quien gane las elecciones del ocho de noviembre, enfrentará un escenario económico complicado tanto nacional como mundial.

 

De hecho tanto el Fondo Monetario Internacional como el Banco Mundial, presagian un crecimiento pobre de la economía global para este año, apenas de 2%. ¿Qué significa esto? Que el sistema económico mundial está en crisis y que de no virar pronto la estrategia económica en el mundo, en unos años podríamos estar enfrentando una gran crisis global de pronósticos reservados.

 

Lo más grave es que parece ser, que la llave ya se ha puesto en la caja de pandora y aunque tardo un poco en suceder, las autoridades del Deutsche Bank, han aceptado que están cerca del punto de quiebra financiero y que de acuerdo con la presidenta Angela Merkel, el gobierno de Alemania, no saldría en su rescate, lo que presagia una severa crisis financiera en Europa. ¿Por qué? Porque la mayor institución financiera de Alemania posee cerca del 70% de la deuda de todos los países que pertenecen a la Unión Europea.

 

Pero si la economía mundial y la de los Estados Unidos crecen lentamente ¿por qué se está fortaleciendo el dólar frente al resto de las monedas del mundo? En primer lugar la economía de este país sigue siendo la más grande del planeta y los inversionistas como si de inercia se tratará, buscan el refugio para sus capitales en donde consideran la situación es menos mala, aunque esto hoy no sea del todo cierto. Y finalmente, por la especulación y los grandes movimientos financieros se llevan a cabo en el mercado de Nueva York o en el de Londres, y la manipulación del flujo de los capitales, obviamente es inducida -aunque no existan bases sólidas para que suceda-, hacia esos países.

 

El panorama se ve complicado y la subida de tasas de Banxico tendrá efectos para la economía y para la población mexicana en general, pues parece ser que el banco central se encuentra ante un momento de profunda reflexión para buscar la salida de su laberinto.

 

Por lo pronto, esto es lo que sigue:

 

  • En primera instancia, los créditos de tasa variable serán más caros. Qué significa esto, tener cuidado con el uso de las tarjetas de crédito debido a que los bancos subirán sus tasas de interés.

 

  •  Los créditos a tasa fija también serán susceptibles de registrar un incremento, principalmente para quienes estén buscando adquirir un crédito para comprar casa, auto o un crédito personal. Para quienes hayan contratado un crédito antes del 29 de septiembre, podrán respirara tranquilos siempre y cuando, no caigan en morosidad.

 

  • Para las empresas, sobre todo para las pequeñas y medianas, el crédito será más caro con lo que se prevé, tendrán dificultades para mantener sus operaciones sobre todo aquellas que están en procesos de adaptación tecnológica y para quienes su cobranza supera los 70 días.

 

  • Para quien invierte en cetes, pagarés bancarios y fondos de deuda de corto plazo, las tasas tenderán a pagar un mayor premio, pues el gobierno promete devolver un mayor interés por invertir en este tipo de instrumentos.

 

  • Con un costo del dinero más caro, las empresas pedirán menos crédito y ello limitará la actividad comercial y manufacturera del país, incidiendo en el crecimiento de la economía nacional para el siguiente año.

 

  • Con el incremento de tasas, Banxico busca disminuir la presión sobre el peso, lanzando una señal a los inversionistas internacionales para que mantengan sus inversiones en el país o traigan parte de sus ahorros con la promesa de recibir un premio de créditos superior a lo que ofrecen economías como las de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania o Francia.

 

  • La incertidumbre sobre el desempeño de la economía nacional, seguirá siendo un factor importante, que seguirá presionando la paridad peso-dólar y mantendrá a la economía mexicana en la mira de calificadoras e inversionistas internacionales.

 

  • Más allá del factor Trump, en realidad, la incertidumbre radica sobre quién será el vencedor de las elecciones el ocho de noviembre en los Estados Unidos, esto seguirá siendo un factor de presión y especulación de los inversionistas y mercados internacionales sobre el peso.

 

  • Un prolongado y mayor tiempo de precios bajos del petróleo, seguirá golpeando las finanzas públicas y presionando el déficit del gasto público del gobierno mexicano.

 

  •  Veremos un incremento generalizado de precios hacia los dos últimos meses del año, que se conjugarán con la época estacional de fin de año, que es cuando las personas gastan más al recibir aguinaldos y cajas de ahorro. La recomendación es gastar con moderación y saldar deudas de preferencia.

 

  •  De ser necesario, en los primeros meses del próximo año, podríamos ver un nuevo incremento de tasas de interés por parte de Banxico, independientemente de que la FED haga o no lo propio.

 

  •  La inflación de 2016 cerrará por arriba de las estimaciones de los analistas de Banxico.

 

@ijm14

@OpinionLSR

 

También te recomendamos:

El inicio de la guerra por los precios del gas LP

La política monetaria: Igual que la serpiente se muerde la cola

> Lee más sobre el autor

 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.