Opinión

El #9M #UnDíaSinNosotras

El 9 de marzo quedará plasmado en la historia de nuestro país como registro sin precedentes de un Paro nacional sin mujeres. | Fernando Díaz Naranjo

  • 09/03/2020
  • Escuchar

#UnDíaSinNosotras fue el hashtag que, a través de redes sociales, fue difundido desde el colectivo feminista veracruzano “Brujas del mar”, para invitar a todas las mujeres a detener sus actividades.

En razón de ello, el 9 de marzo quedará plasmado en la historia de nuestro país como registro sin precedentes de un Paro nacional sin mujeres, es decir, #UnDíaSinNosotras, donde la amplitud de sus efectos busca materializarse en que las mujeres no se presenten a sus centros de trabajo; que no asistan a las instituciones académicas, en el caso del sector estudiantil, que no se presenten a sus instalaciones deportivas, de ser el caso, entre otras acciones más que se incrementaron con el devenir de los días.

Este movimiento surge ante la falta de atención y respuesta por parte de las autoridades ante el incremento de la violencia que se ha suscitado contra las mujeres, que incluye la discriminación que las mujeres sufren, las agresiones físicas o sexuales que generan daños físicos y psicológicos hasta el feminicidio.

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el mes de enero pasado, más de 8 mil mujeres fueron víctimas de algún delito destacando la extorsión, delitos sexuales, violencia intrafamiliar, secuestro, lesiones, homicidio y feminicidio. En un comparativo publicado por el diario “El Financiero” (6/03/2020), además de los feminicidios, de enero de 2019 a enero de 2020, 10 delitos registran indicadores importantes al alza.

Tan sólo en 2018, de acuerdo con una serie de estadísticas publicadas a finales del año pasado por el INEGI, de las 46.1 millones de mueres de 15 años y más, el 66.1% han enfrentado violencia de cualquier tipo alguna vez en su vida.

En 2018 (datos del INEGI), se registraron 3,752 homicidios de mujeres, representando el dato más alto en los últimos 29 años que da como resultado 10 asesinatos de mujeres aproximadamente, diariamente.

Por ello, sucesos como el de Ingrid Escamilla o el de la niña Fámita, por ejemplo, son acontecimientos que estremecieron a México ante las atrocidades registradas.

Casos que, a pesar de que en abril del año pasado se ampliaron los delitos que merecían prisión preventiva, entre ellos el feminicidio, de acuerdo con el diario “El Universal” (5/03/2020), entre mayo y diciembre del año pasado, jueces de 13 entidades federativas dictaron prisión preventiva oficiosa a aproximadamente 117 presuntos feminicidas. Sin embargo, cifras del SESNSP indican que en algunos Estados donde se ha aplicado esta medida cautelar, este tipo de delito permaneció con los mismos registros o, incluso, incrementó.

Ante este terrible panorama, el #9M y #UndiasinNosotras cuenta con casi el 70% del apoyo nacional, según datos registrados en una encuesta nacional publicada por “El Financiero” (6/03/2020). Además, resalta que entre los asuntos más importantes para las mujeres hoy en día es el alto a la violencia y el hostigamiento sexual (48%), seguido por lograr una igualdad salarial en el trabajo (18%), y el abatir la discriminación en razón de género (18%).

Es por ello, que el #9M #UndiasinNosotras se constituyó como una manifestación silenciosa pero con gran visibilidad de las mujeres que claman por un alto a la violencia de género; como una rebelión ante la apatía de las autoridades que deben obligarse a escuchar sus demandas y actuar en consecuencia, desde cualquiera de los tres órdenes de gobierno; como la evidencia de que la sociedad las necesita y que son parte fundamental de ella; como la necesidad de que el legislativo siga impulsando, con mayor fuerza y determinación, condiciones que generen una igualdad sustantiva; como el acto que esperará diversas reacciones del Gobierno y de diversas autoridades par a la implementación de acciones contundentes que detengan cualquier tipo de violencia contra las mujeres.

Pero, sobre todo el #9M #UnDíaSinNosotras quedará ahí como ejemplo de movilidad social, de participación de la población, principalmente de mujeres, que logró poner en jaque a un Gobierno que le ha costado mucho trabajo entender este movimiento y, que lo mejor que puede hacer, es convertirse en punta de lanza del mismo con una serie de acciones, que al final, beneficiarán a la sociedad en general.

¡Hasta la próxima!