Durante la próxima jornada electoral se difundirán, luego del cierre de casillas en los husos horarios más occidentales del país, resultados de diversos ejercicios estadísticos de medición de las tendencias de votación: encuestas de salida y conteos rápidos.

Las encuestas de salida

Las encuestas de salida son producto de la intercepción y toma de datos sobre el sentido del voto de ciudadanos afuera de las casillas electorales una vez que han emitido su voto. Estos ejercicios por muestreo suelen ser más exactos que las encuestas previas respecto a la distribución del voto ciudadano, debido a que pueden recuperar los testimonios sobre el sentido del voto de quienes efectivamente acudieron a votar, evitando el sesgo por la indefinición de quienes serán los votantes reales propio de las encuestas preelectorales. Y, dado que se realizan en la misma jornada electoral, ya no están impactados por cambios de las preferencias electorales de la ciudadanía en el tiempo, sino que corresponden a lo definido el día de la elección.

Sin embargo, estas encuestas aún enfrentan un problema de sesgo potencial derivado de un patrón irregular de selección de entrevistados en las colas, de no-respuesta al cuestionario y de falseamiento del sentido del voto emitido por los ciudadanos consultados.

Los conteos rápidos

Un procedimiento que no enfrenta problemas por el patrón de respuesta de los ciudadanos es el conteo rápido, puesto que no recurre a testimonios, sino a la evidencia documental de los votos emitidos por los electores. Un conteo rápido es ejercicio estadístico de recopilación de resultados en una muestra de casillas electorales seleccionada mediante procedimientos probabilísticos. Dado que es un ejercicio en el que meramente se recuperan datos duros sobre el voto emitido, sus estimaciones suelen ser sumamente próximas al resultado, dado que su exactitud es producto sólo del error estrictamente muestral del ejercicio.

Lamentablemente, en la próxima jornada electoral se contará muy tarde con datos producto de conteos rápidos privados, no institucionales. El único conteo rápido de la elección presidencial del que se podrá contar con resultados en la noche de la elección y no hasta el día siguiente será el que realice la autoridad administrativa electoral nacional.

En contraparte, esta vez contaremos además con un Modelo de Estimación de Resultados Electorales Preliminares (MEREP), que dará cuenta temprana de las tendencias de votación sin los sesgos propios del acopio que realiza el Programa de Resultados Electorales Preliminares, que estará a cargo de instituciones académicas encabezadas por la Sociedad Mexicana de Estudios Electorales.

Los nuevos ciclos de las encuestas electorales

@ricartur59 | @OpinionLSR | @lasillarota



Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información