Opinión

Eduardo Galeano: Voz de los sin voz

Siempre resaltaba la capacidad humana para vencer y transformar la injusticia y la inequidad.

  • 20/04/2015
  • Escuchar

Murió hace unos días Eduardo Galeano, el escritor uruguayo quien interpretó la historia desde las vidas de los de abajo y dio voz a los sin voz, siempre en frases poéticas y con un tono mordaz.

 

Desde hace varias décadas, escribió una serie de libros que documentaban la historia de las Américas a través de fragmentos de vidas humanas, anécdotas y hasta graffitis escritas en la bardas de los muros. Al oír de su fallecimiento, repasé el libro suyo que siempre ha sido mi favorito, El Libro de los Abrazos, para rendirle un pequeño homenaje personal y recordar su voz a través de las páginas. En este libro, parte de una serie, cuenta anécdotas cortas que son cada una aleccionadoras sobre la realidad latinoamericana, desde historias de prisioneros políticos hasta cuentos de generales, poetas y gente común y corriente. 

 

Otro de sus series, Memoria del Fuego, en tres libros cuenta la historia de las Américas a través de pequeñas reseñas de eventos que ocurrieron en el hemisferio, fragmentos del destino muchas veces olvidados en las historias tradicionales, un repaso por siglos del hemisferio contados en la voz de sus protagonistas ordinarios y extraordinarios. 

 

Su libro más famoso, Las Venas Abiertas en América Latina es para mi gusto, su menos efectivo, un ejemplo de la teoría de la dependencia que en los anos setenta generaba muchas simpatías, pero que resulto ser poco eficaz como análisis económico, y en sus últimos años Galeano reconoció algunas deficiencias del análisis. 

 

Pero en realidad el genio de Galeano siempre radicó menos en su valor científico o analítico que en su capacidad de rescatar una visión de las Américas desde la pluralidad de sus habitantes y sus experiencias vividas, tejiendo imágenes que nos confrontaba con la realidad terrible, contradictoria y también esperanzadora de un hemisferio en que reina la desigualdad y la opresión, pero también la lucha humana y las posibilidades del cambio. 

 

Si bien sus temas eran muchas veces de la injusticia y la inequidad, siempre resaltaba la capacidad humana para vencerlas y de transformar su mundo, caminando hacia un horizonte mejor que era la utopía de una vida mejor para todos con respeto para su dignidad como seres humanos.

 

@SeleeAndrew

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.