Opinión

Donald Trump, será el presidente 45 de EU

La neta lo que asusta fue el discurso de odio del candidato Trump.

  • 10/11/2016
  • Escuchar

El republicano Donald Trump ha conmocionado a todo el mundo, y en especial a México, al derrotar a Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de Estados Unidos (EU) del martes 8 de noviembre.

 

¡Consumado es!, dice la frase bíblica...

 

Y aunque la demócrata Hilary Clinton ganó -con el voto popular-, el republicano se impuso con ¡306 de los 570 votos electorales!, Hilary obtuvo 232 votos de los grandes electores y fue votada por 59 millones 600 mil 327 votos -47.7%-, es decir, dos décimas más a Trump; así funciona la democracia en EU. En México es distinto, aquí se pierde o gana con un voto popular.

 

¡Las reacciones en el mundo son varias!

 

¡Las primeras noticias fueron desoladoras, tristes! 

 

Cayeron las bolsas, hubo depresión masiva y nuestra moneda entró en la especulación.

 

Y es que Trump sembró incertidumbre en la economía mundial…

 

Y es que durante su campaña llenó de amenazas de veto a distintos acuerdos comerciales en el mundo… y también a México.

 

Además asusta su discurso de odio, discriminación, intolerancia, xenofobia y lo que pudiera generar… sin comentar lo del fantasma del muro en la frontera.

 

Sin embargo, su primer mensaje como presidente electo es de mesura, de unidad y eso controló “momentáneamente” los mercados financieros.

 

Mucho ayudó que Clinton haya aceptado de inmediato la derrota y pidió con respeto al nuevo presidente, que gobierne para todos.

 

En el mismo sentido se manifestó el presidente Obama…

 

En su primer discurso como ganador, Trump dijo que la prioridad es unificar el país, divido justamente en dos partes en la jornada electoral.

 

Dijo alzando la voz que había recibido una llamada telefónica de su contrincante quien le ha “dado la enhorabuena por nuestra victoria"; señaló que él hizo lo propio, y además aseguró que el pueblo americano le debe a Clinton “gratitud por su servicio a nuestro país, lo creo sinceramente”.

 

¿Hablará en serio?

 

No sabemos.

 

Yolanda Monge corresponsal del periódico madrileño El País en EU describe lo que ocurrió en un hotel de Nueva York para pedir disculpas a sus seguidores:

 

“...el ambiente parecía el propio de la espera ante un funeral. Caras largas, tristes. Abrazos de confort entre lágrimas. Miradas que se evitaban para frenar a las lágrimas.Clinton subió al escenario después de que le diera paso el que hubiera sido su vicepresidente en una administración Clinton. Tim Kaine estaba visiblemente emocionado...”.

 

Agrega la nota de Monge que Hilary “dio las gracias primero a sus seguidores y luego les pidió perdón: Siento que no hayamos ganado las elecciones”. A partir de ahí, su siguiente mensaje fue relatar que en la noche anterior había felicitado al presidente electo, Donald Trump. “Me ofrecí para trabajar con él por nuestro país”, dijo. “Espero que pueda ser un presidente exitoso para todos los americanos”.

 

Como una gran perdedora cual si fuera una súbdita, Hilary dijo que: “Donald Trump es nuestro presidente y le debemos una mente abierta y la oportunidad de liderar”.

 

Y partir de ahí hubo varios mensajes de Estado, de felicitaciones, entre ellos es significativo un tuit del papa Francisco con quien Trump tuvo diferencias mediáticas.

 

Acto seguido el secretario de Estado cardenal Pietro Parolin, felicitó a nombre del papa a Trump “para que su gobierno pueda ser de verdad fructífero”. Pidió el cardenal que “el Señor lo ilumine y lo sostenga en el servicio de su patria, naturalmente, pero también en el servicio del bienestar y de la paz en el mundo”.

 

El gobierno del presidente EPN hizo lo propio, emitió tres tuis, en uno de ellos felicita no a Trump sino a los Estados Unidos...

 


 

Horas antes había convocado a una reunión urgente con su gabinete económico, y en la mañana de ayer el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, mandaron un mensaje para tranquilizar las aguas turbulentas, sobre todo en el tipo de cambios peso-dólar.

 

Meade Kuribreña, dijo que nuestro país goza de “una posición de fortaleza para enfrentar el nuevo entorno (...) goza de estabilidad macroeconómica que se ha logrado a través de muchos años de la aplicación de las políticas fiscal y monetaria responsables, prudentes y oportunas, de un sistema financiero bien capitalizado, solvente y sin problemas de liquidez.

 

Dio cifras como la de tener “una inflación observada baja, de alrededor de 3 por ciento, con expectativas futuras bien ancladas dentro del rango objetivo del Banco de México”, además de contra, “con reservas internacionales por un monto de 175.1 miles de millones de dólares, lo cual es suficiente para cubrir la totalidad de las tenencias de inversionistas extranjeros en deuda interna denominada en pesos. Además -señaló- que se cuenta con la Línea de Crédito Flexible con el Fondo Monetario Internacional por 86.2 miles de millones de pesos.

 

Precisó que “la Comisión de Cambios está pendiente para ir analizando el comportamiento de los mercados y tomar las decisiones necesarias para evitar movimientos erráticos del tipo de cambio que lleven a equilibrios indeseables”.

 

Anoche el tipo de cambio se mantenía por abajo de los 20 pesos... ¿Ahí quedará?

 

No sabemos.

 

Después del mensaje de Meade habló el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, sólo para agregar que la institución que dirige “en el ámbito de su competencia y siguiendo el calendario preestablecido, ponderará la situación y tomará las decisiones de política monetaria que su Junta de Gobierno considere pertinentes para cumplir con su mandato prioritario de mantener una inflación baja y estable”.

 

Recordó que la Junta de Gobierno sesionará la próxima semana para consideraciones de política monetaria.

 

O sea, hay que esperar...

 

¿Qué va a pasar?

 

Esperemos y este es un asunto de fe que no cumpla sus promesas de campaña...

 

El país está dividido, él lo sabe...

 

La mitad votó contra los derechos de la otra mitad.

 

No sabemos con quién va a gobernar... Hoy está rodeado de un equipo de viejos conservadores.

 

En la campaña y su visita a México traía al ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani, también está con él muy cerca el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich

 

En este momento falta 70 días para el 20 de enero de 2017...y por lo pronto Estados Unidos y el mundo intentan superar la estupefacción, entender qué ha ocurrido y sobre todo adaptarse a la nueva realidad.

 

Así funciona la democracia, se gana o se pierde.

Esperemos sinceramente que el candidato Trump haya quedado atrás-, y ahora hablemos del presidente Trump, del jefe de Estado...

 

Me quedó con la frase del papa Francisco....@Pontifex_es:

 

 

Ojalá, quiera alá…

 

PD... Así funciona la democracia, se gana o se pierde.Está elección nos ha enseñado que la política es una actividad muy importante para dejársela a los políticos...

 

@fredalvarez 

@OpinionLSR