Opinión

Docencia y derecho a la educación

Celebrar el día del maestro es un acto de reconocimiento al esfuerzo y dedicación por la docencia. | Javier Tapia*

  • 17/05/2021
  • Escuchar

En México, el 15 de mayo fue establecido como el día del Maestro por Decreto del Congreso de la Unión, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 3 de diciembre de 1917, y que básicamente consta de los siguientes artículos:

“Artículo 1º. Se declara día del Maestro el 15 de mayo, debiendo suspenderse en esa fecha las labores escolares.

Artículo 2º. En todas las escuelas se organizarán ese mismo día festividades culturales que pongan de relieve la importancia y nobleza del papel social del maestro.”

Se trata de una conmemoración de más de cien años que tiene como propósito el reconocimiento del trabajo docente en el sistema educativo nacional y en la vida misma de los ciudadanos. 

A nivel internacional, el Día Mundial de los Docentes se celebra desde 1994, cada 5 de octubre, para resaltar la importancia de los derechos y responsabilidades de los docentes, las condiciones de empleo, así como las condiciones de enseñanza y aprendizaje, entre otros aspectos que giran alrededor del derecho fundamental a la educación. Así, conforme a criterios internacionales, el derecho a la educación no puede tenerse por cumplido sin docentes calificados, lo cual se estableció en el marco de la recomendación conjunta de la Organización Internacional del Trabajo y la UNESCO relativa a la situación del personal docente (1966)1.

En este sentido, a propósito de la llamada reforma educativa de 2019, destaca la coincidencia con los criterios internacionales antes apuntados, relativos a la intención de mejorar las condiciones de enseñanza y aprendizaje, las condiciones de empleo de los docentes y, en general sus derechos y responsabilidades.  

No obstante, la eliminación de las evaluaciones obligatorias para los maestros a cambio de un Sistema que contribuiría a su formación suena interesante, aunque parece que cualquier sistema de tal intención formativa o de mejoramientos en las capacidades profesionales, técnicas y demás, requiere tarde o temprano de una etapa de implementación

En otras palabras, es impensable un Sistema como el referido sin un proceso de implementación y su consecuente evaluación que, por simple que sea, es necesaria para verificar los avances, retrocesos o estancamientos pedagógicos en los que se encuentran los docentes, y que impactan en el nivel académico de los educandos.

Pero no todo es asunto de la personalidad y capacidad de los docentes, pues las condiciones en que prestan sus servicios en más de las veces es limitado. El rezago no es sólo en el terreno de los recursos y capacidades humanas, sino en los recursos materiales adecuados (tecnológicos, didácticos y de infraestructura). 

El Estado debe garantizar que los docentes cuenten con dichos recursos necesarios e idóneos para cumplir eficientemente su labor, de tal manera que, a la par de la preparación técnica y profesional exigida a los docentes, se les dote de los instrumentos, herramientas o materiales técnicos y didácticos básicos, así como, de la infraestructura adecuada para tal fin. 

La Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, publicada el 30 de septiembre de 2019 en el Diario Oficial de la Federación, tiene diversos y ambiciosos propósitos en beneficio del derecho a la educación, desde un punto de vista integral. El 1o. de octubre de 2021 cumplirá dos años de su vigencia y habrá que evaluar los avances en su implementación, cuyos retos se incrementaron exponencialmente en el contexto de la pandemia por la covid-19. 

Mientras tanto, celebrar el día del maestro es un acto de reconocimiento al esfuerzo y dedicación por la docencia y su relevancia en la transformación social, pero sobre todo, es un acto de justicia. No hay mejor ni mayor reconocimiento a la docencia que brindar a los docentes las posibilidades de impartir clases en condiciones dignas para sus alumnos, alcanzándole a ambas partes, las herramientas tecnológicas y materiales básicos o elementales para hacer efectivo y pleno el derecho a la educación.

* Docente de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.

1. Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Consultable: https://es.unesco.org/commemorations/worldteachersday 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.