Opinión

Directivos de Google hablan de nuestro futuro digital

La visión de un futuro en que la tecnología estará mucho más integrada a las vidas humanas que ahora. | Jorge Iván Garduño

  • 03/08/2019
  • Escuchar

No es el guión de una película fantástica, sino la visión de un futuro en que la tecnología estará mucho más integrada a las vidas humanas que ahora. Eric Schmidt y Jared Cohen han intentado reflexionar sobre cuál será el alcance del progreso tecnológico en su libro El futuro digital (Anaya) ('The New Digital Age: Reshaping the Future of People, Nations and Business').

Los conocimientos que Schmidt y Cohen tienen sobre la cuestión provienen de su experiencia profesional, ya que ambos son empleados de Google. Schmidt fue el director ejecutivo de la compañía hasta el 2012, y ahora es presidente de la junta directiva. Cohen es el director de Google Ideas, un comité interno de la empresa en el que su tarea consiste en pensar y desarrollar escenarios políticos y empresariales.

"En el futuro, nuestras identidades cotidianas se verán cada vez más definidas por nuestra actividades y relaciones virtuales", dice el libro.

Según los autores, la cantidad de ciudadanos virtuales superará la población de la Tierra, algo que les creará un problema a muchos gobiernos mundiales. La existencia de un gran número de ciudadanos anónimos incontrolados representaría un riesgo para los gobiernos, por lo que probablemente querrán averiguar quién se esconde detrás de cada cuenta, predicen los autores. De este modo el espionaje contra los ciudadanos llegará a ser legal. Según ellos, es posible que los gobiernos exijan una verificación a nivel estatal, para aumentar de este modo el control sobre el espacio virtual.

Un futuro lleno de personas virtuales puede ser peligroso. Y el principal peligro para los ciudadanos es el de perder el control sobre la información privada. Ante esta perspectiva los expertos predicen que "florecerán los negocios dedicados a la protección de datos personales".

Además, según los empleados de Google "las personas virtuales serán tan valiosas que se podrán comprar sus cuentas en un mercado negro". Las cuentas se venderán con toda la información necesaria, sus contraseñas, amigos ficticios, etc. Mucha gente podría estar interesada en comprar estas cuentas, desde criminales hasta disidentes.

Repleto de ideas fascinantes, predicciones bien detalladas y proféticos avisos, este libro aborda algunas de las cuestiones más arduas sobre nuestro futuro: cómo cambiará radicalmente la manera en que nos acercaremos a temas como la privacidad y la seguridad, la guerra y la intervención, la diplomacia, la revolución y el terrorismo, y cuál es el modo adecuado de usar las nuevas tecnologías para mejorar nuestras vidas.

Se trata, en definitiva, de una obra que revela, con una extraordinaria profundidad descriptiva, cómo será el futuro digital que nos aguarda a la vuelta de la esquina.

Para la elaboración de este libro, los autores viajaron a 35 países, incluyendo algunas de las regiones más inestables, y han entrevistado a líderes políticos, emprendedores y activistas para conocer de primera mano todos los retos a los que deben enfrentar a diario.

Los autores plantean cuatro premisas para el futuro: que la tecnología, por sí sola, no erradicará las enfermedades; que el mundo virtual nunca reemplazará el orden mundial existente; que los conceptos de políticas externas y domésticas cobrarán sentido cuando más se desarrolle la tecnología y; los ciudadanos contarán con más poder cuando más conectividad consigan con sus teléfonos.

Esta obra expone, en resumen el camino de dos civilizaciones. La física cuyo desarrollo tiene millones de años en la Tierra y la virtual cuyo crecimiento va rápido pero aún está en proceso de formación.