Opinión

¿Dios regresa a Bolivia?

¿Cuándo se fue? | Fred Álvarez Palafox

  • 14/11/2019
  • Escuchar

Haciendo a un lado el debate de que si hubo o no golpe de Estado en Bolivia el pasado domingo - en mi opinión no lo fue-  tres días después de la renuncia recomendada al presidente Evo Morales por las fuerzas armadas de Bolivia,  la senadora opositora Jeanine Añez arribó a la Asamblea legislativa asumiendo el liderazgo de la Cámara ante la ausencia del presidente y de la primera vicepresidenta de ese órgano legislativo. Ya como presidenta del Senado -sin quórum-,  encabezó la sesión de la Asamblea Legislativa y asumió la presidencia interina del país, con base en el artículo 170 de la Constitución, y de inmediato se dirigió a la antigua sede de Gobierno, donde empuñó una Biblia de grandes dimensiones y exclamó: "Vuelve a Palacio".






Mientras caminaba dificultosamente entre un grupo de opositores que la acompañaban, Áñez, con los brazos estirados y el tomo de las santas escrituras a manera de escudo, dijo: "Él ha permitido que la Biblia vuelva a entrar a Palacio, que él nos bendiga". Mientras tanto, los presentes gritaban: "Gloria a Dios".

Una vez dentro el jefe de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman le impuso la banda presidencial y le entregó el bastón de mando.

Posteriormente, pidió un minuto de silencio por los cuatro fallecidos durante las protestas y pidió a los militares pacificar al país.

La nota fue que al entrar al viejo Palacio de Gobierno llevaba en sus manos un ejemplar de la Santa Biblia. (No sabemos la versión)

Poco después, se escucharon petardos, paralelamente, seguidores de Morales rechazaban la decisión a unas cuadras del lugar.

De inmediato, el ex Presidente Carlos Mesa y principal rival de Morales en los comicios, se unió a la celebración con un mensaje en su cuenta de Twitter. "Todo éxito en el desafío que afronta. Viva la Patria!!!!!".

Luis Fernando Camacho, hizo lo propio... "Quiero expresar mis más sinceras felicitaciones a @JeanineAnez... Que Dios le dé sabiduría para tomar decisiones correctas, y con ellas, dar al país la paz que tanto necesita".

Reacción de Evo

Tras la declaración de Añez, Morales afirmó desde su cuenta de Twitter desde México, donde se encuentra asilado, que con este hecho se consumó el golpe de Estado a su Gobierno.



 

"Se ha consumado el golpe más artero y nefasto de la historia. Una senadora de derecha golpista se autoproclama presidenta del Senado y luego presidenta interina de Bolivia sin quórum legislativo, rodeada de un grupo de cómplices y apañada por FFAA y Policía que reprimen al pueblo".

Juan Guaidó, líder venezolano reconoció el gobierno de la senadora opositora "en su misión de guiar una transición constitucional hacia una elección presidencial. Son una inspiración para nuestro país, tenemos la convicción que lograremos la libertad".

Una de las primeras declaraciones, por cierto, fueron de crítica al gobierno de México.

"Espero que los mexicanos no pasen por la situación de Bolivia en donde los socialistas, utilizan mecanismos democráticos y luego se aferran al poder, y después engañan a la gente", subrayó ante la cadena CNN.

¿Por qué la Biblia?

Tiene un por qué.

Era un arma que fue usada durante semanas en contra de Evo, por Luis Fernando Camacho en su intento de forzar la renuncia del Presidente, insinuando que las Sagradas Escrituras fueron sacadas de la Casa de Gobierno por Morales.

El expresidente  había denunciado desde hace tiempo el uso de la religión por parte de sus adversarios para justificar agresiones a los indígenas. "Usan la Biblia, usan a Jesucristo para hacer patear a las hermanas en Santa Cruz, hacen arrodillar a hombres y mujeres. Causa bronca cómo usan la biblia, la oración, los rezos, para discriminar a los más humildes", expresó.

Y el martes 12 de noviembre de nuevo Evo criticó en Twitter a Camacho por hacer uso político de la religión "la Biblia no se usa para mandar a matar a bolivianos y la Constitución Política del Estado no es para quemar instituciones. Basta de destruir Bolivia".

No fue casual que el domingo 10 de noviembre, poco antes de la renuncia de Evo MoralesCamacho,  acompañado de Marco Pumari, opositor de Potosí y el abogado Eduardo León ingresaron al Palacio de Gobierno donde rezaron ante una Biblia que colocaron sobre una bandera de Bolivia.

En un mensaje publicado ese día en su cuenta de Facebook que se hizo viral, Camacho escribió: "¡Dios volvió al Palacio y 15 minutos después empezaron las renuncias de todos los delincuentes de este país! ¡A quienes no creyeron en esto mucho, les digo que Dios existe y ahora va a gobernar Bolivia para todos los bolivianos!".

Y agregó  "mañana (lunes 11) iniciamos procesos a los senadores, diputados, ministros, viceministros y todos los que humillaron a nuestra pueblo... ¡no es odio ni venganza, es justicia! ¡Dios bendiga Bolivia! ¡Dios bendiga nuestra juventud!", dijo.

Upastor evangélico  seguidor de Camacho dijo "Bolivia es para Cristo (...) "nunca más volverá la Pachamama".

La alusión a la Pachamama -madre tierra-, se refiere a las creencias del expresidente Morales, que en sus actos públicos promovió la cosmovisión que considera que existen deidades en la naturaleza, como la Madre Tierra o el Tata Inti (padre sol), en un país donde la mayoría de la población es indígena.

¡No se vale usar la religión como instrumento político!

Cuidado...

Muchos han querido desde hace tiempo amarrar navajas de Evo con el papa Francisco, sin éxito.

Debemos decir que antes de darse a conocer la renuncia, el papa Francisco había pedido a los fieles del mundo rezar por la situación por la que atraviesa Bolivia: "Invito a todos los bolivianos, en particular a los actores políticos y sociales, a esperar con espíritu constructivo y sin ninguna condición previa, en un clima de paz y serenidad, los resultados del proceso de revisión de las elecciones que está actualmente en curso", indicó el Papa después de rezo del Angelus...

El tema de la Pachamama tiene una razón de ser

Curiosamente justo un día después de las elecciones -21 de octubre- y en la semana final del Sínodo sobre la Amazonia -que se celebró en el Vaticano y culminó el 26 de- fueron robadas de un templo católico unas estatuillas de madera, la Pachamama que representan a mujeres indígenas embarazadas, llevadas al Vaticano por indígenas bolivianos para la ocasión.

Las estatuillas causaron escándalo en sectores de derecha tradicionalista, y fueron fetiches "paganos".

Las estatuillas fueron halladas sin daño alguno por el cuerpo de Carabineros, y el papa envió un mensaje pidiendo perdón a las personas que se sintieron ofendidas por este gesto.

"Esta es una bella noticia, gracias", dijo.

¿Coincidencias?

La cruz con la hoz y el martillo

La tarde del  8 de julio de 2015, el papa Francisco llegó de visita apostólica al Alto de Bolivia, ahí fue recibido por Morales, a quien dio un fuerte abrazo y le obsequió de entrada un pequeño bolso tradicional que colocó al pontífice alrededor del cuello.

Por la tarde, en el Palacio del Gobierno, Morales le regaló al Papa un crucifico con forma de hoz y martillo, y un collar, también con un Cristo similar, que el papa recibió con gentileza y que se quitó apenas terminado el encuentro, la noticia se trasmitió en vivo, y generó reacciones.

Para algunos fue algo "vergonzoso".

No fue así...

El portavoz vaticano tuvo que dar una amplia explicación de que esa cruz tenía un gran significado para los jesuitas.

La  original la talló antes de ser asesinado el sacerdote Luis -Lucho- Espinal Camps SJ, que fue torturado y asesinado por paramilitares en La Paz en marzo de 1980 por denunciar la violencia política en el país.

El sacerdote jesuita Xavier Albó, amigo de Espinal y con quien compartió luchas relató: "Lucho en la nueva cruz acopló al Cristo de sus primeros votos, con un martillo vertical y una hoz horizontal para expresar el necesario pero huidizo diálogo cristiano marxista, con los obreros y campesinos. El que lo hiciera con el Cristo de sus votos muestra cuán adentro sentía la urgencia de tal diálogo".

También relató que el tallado de Espinal se refería a la huelga de hambre que en enero de 1978 forzó al dictador boliviano Hugo Banzer a convocar a elecciones nacionales en julio de ese año.

"Tiene multitud de rostros, simplemente delineados, un hambriento esqueleto en el centro y, en las cuatro esquinas, en diagonal, dos cabezas de animales feroces, una flor y una estrella", agregó.

Obviamente los grupos conservadores criticaron la acción de Morales...

Y todo fue porque mal interpretaron que justo cuando Francisco recibió asombrado el original obsequio, salió de su boca algo así como "no está bien eso" pero lo que dijo fue  "no sabía eso". Lo que sí está claro es que no se esperaba ese regalo...

Debemos precisar que antes del intercambio de regalos, Francisco se había detenido a rezar en el lugar en donde fue encontrado el cadáver del jesuita asesinado por los militares el 22 de marzo de 1980...

Su muerte provocó un trauma en la población, que participó masivamente en su funeral, celebrado el 24 de marzo de 1980.

En 2007, el presidente Morales declaró el día 21 de marzo "Día del cine boliviano", para conmemorar el asesinato, y reconoció todo lo que Espinal había hecho por los derechos humanos y también su aporte a la cinematografía de Bolivia.

Por cierto, esa cruz fue el único regaló que se llevó el papa al Vaticano...