Opinión

Diorama

Esta semana en DIORAMA, aquí mis recomendaciones literarias. | Jorge Iván Garduño

  • 15/12/2019
  • Escuchar

En defensa de la ilustración (Paidós) de Steven Pinker. Si creías que el mundo estaba llegando a su fin, esto te interesa: vivimos más años y la salud nos acompaña, somos más libres y, en definitiva, más felices; y aunque los problemas a los que nos enfrentamos son extraordinarios, las soluciones residen en el ideal de la Ilustración: el uso de la razón y la ciencia.

En esta elegante evaluación de la condición humana en el tercer milenio, el científico cognitivo e intelectual Steven Pinker nos insta a ver con otra perspectiva los titulares alarmistas y las profecías de la perdición que juegan con nuestros prejuicios psicológicos. En cambio, haciendo uso de datos empíricos, muestra que la vida, la salud, la prosperidad, la seguridad, la paz, el conocimiento y la felicidad van en aumento, no sólo en Occidente, sino en todo el mundo. Este progreso no es el resultado de alguna fuerza cósmica. Es un regalo de la Ilustración: la convicción de que la razón y la ciencia pueden mejorar el florecimiento humano.

Lejos de ser una esperanza ingenua, la Ilustración, ahora lo sabemos, ha funcionado. Pero hoy más que nunca necesita que la defendamos con vigor. Con profundidad intelectual y estilo literario, En defensa de la Ilustración defiende la razón, la ciencia y el humanismo: los ideales que necesitamos para enfrentar nuestros problemas y continuar nuestro progreso.

Pequeños robots malvados (Alfaguara Infantil y Juvenil) de Damien Love. Un día de invierno, Alex recibe un misterioso regalo de su abuelo: un pequeño robot con una nota que dice "este es especial". Extraños sucesos comienzan a tener lugar, y Alex sospecha que su nuevo robot, más que especial, puede ser... ¿mortal?

Damien Love vive en la ciudad de Glasgow, donde probablemente llueva mientras lees estas palabras. Ha trabajado como periodista durante muchos años, escribiendo sobre películas, música, televisión y otras cosas para una variedad de publicaciones, entre las cuales destacan The Sunday Herald, The Guardian y The Scotsman. Tiene la capacidad de hablar con los gatos, pero no hay evidencia de que lo entiendan. Pequeños robots malvados es su primera novela, un fascinante despliegue de imaginación y acción que te tendrá pegado a sus páginas.

 

Mundo ideal (Sélector) de Héctor H. González. Mundo ideal es una novela de amor en tiempos difíciles y convulsionados por cambios políticos y sociales de un país ideal, en el que los habitantes son calificados del cero al diez, de acuerdo con su comportamiento.

En ese país los votos no valen lo mismo para todos. Los ciudadanos no valen lo mismo. No es una cuestión de dinero o poder político. Se trata de los valores. ¿Acaso no sería el estado ideal de cualquier país?

Sin duda, Mundo ideal es una novela que cuestiona el frágil y, a veces, injusto sistema democrático. Una propuesta narrativa que mira con otros lentes y que nos hará pensar sobre el poder de los ciudadanos.

 

¡Bah!, no pongan esa cara de Toño Malpica y Alejandro Magallanes. Una historia con juegos narrativos y el característico humor de Antonio Malpica. Narración grá?ca en las manos maestras de Alejandro Magallanes.

Genoveva es la típica niña pesada del salón porque es súper inteligente y siempre se sabe todas las respuestas. Un buen día decide abandonar la escuela y dedicarse a barrer las calles de la ciudad. Todos se sorprenden de que haya elegido precisamente esa ocupación de entre todas las posibilidades que su inteligencia le permitiría. Pero ella quiere seguir los pasos de su padre… y tiene un plan que nadie logra adivinar.

Juegos de palabras (Historias Gráficas) de Aarón Cruz. El trabajo de Aarón Cruz, que comenzó, como el de muchos otros, en línea y en forma fanzines, tiene una calidad intemporal que lo pone a la altura de muchos grandes caricaturistas. Sus historietas combinan la fantasía, lo romántico y lo cotidiano en formas cómicas y nostálgicas que apelan lo mismo a jóvenes que adultos. Destaca el virtuosismo de su trazo y su color, marcados por las influencias de muchos maestros pero distintos a los de cualquier artista actual. Pese a que Aarón es muy, muy joven, le inquietan grandes temas universales como el amor y el desamor, la vejez y la muerte, lo surrealista y lo misterioso. Su primer libro inaugura sin duda una carrera muy exitosa. Por lo pronto, este libro tocará el corazón de todos los que lo lean.

La musa de las pesadillas (Alfaguara Juvenil) de Liani Taylos. Sus pesadillas eran tan vívidas que casi podía respirarlas. Ningún horror escapaba a su experiencia, ya nada la sorprendía, pero... cuán equivocada estaba.

En el despertar de la tragedia, ni Lazlo ni Sarai son quienes solían ser. Uno, deidad; el otro, fantasma: ambos luchan por comprender el alcance de los límites propios de su condición, que antes desconocían, pues la mente oscura de Minya los mantiene rehenes, en su intento de venganza contra Weep. Lazlo se enfrenta a una decisión impensable: ¿salvar a la mujer que ama, o al resto del mundo? Mientras tanto, Sarai se siente más indefensa que nunca. Pero ¿en verdad lo está? A veces, sólo la más terrible necesidad puede enseñarnos la magnitud de nuestra propia fortaleza, y Sarai, la musa de las pesadillas, aún no ha descubierto de qué es capaz.

Mientras humanos y engendros divinos se tambalean tras la caída de la ciudadela, un nuevo enemigo echa por tierra sus frágiles esperanzas, y los misterios de los mesarthim recobran su vigencia: ¿de dónde han venido los dioses y por qué motivo? ¿Qué pasó con los miles de niños nacidos en el cunero de la ciudadela? Y lo más importante de todo: a medida que las puertas olvidadas se abren y se revelan nuevos mundos: ¿deben los héroes acabar necesariamente con los monstruos o es posible salvarlos?

Ula y Hop. Van a la escuela (Alfaguara Infantil) de Eric Lilliput. Dos amigos muy pequeños que vivirán aventuras enormes.

Ula y Hop se colaron en la mochila de Dani… ¡y luego aparecieron en su escuela! Allí aprenderán muchas cosas: a domar lagartijas, a volar en avioncito de papel y mil travesuras más…

¿Sabías que en todas las escuelas hay escondrijos secretos para seres diminutos?