Opinión

Diorama

Esta semana en DIORAMA, aquí mis recomendaciones literarias. | Jorge Iván Garduño

  • 10/03/2019
  • Escuchar

El primer hombre. La vida de Neil A. Armstrong (Debate) de James R. Hansen. Cuando el Apolo 11 aterrizó en la Luna en 1969, el primer hombre en dejar su huella en la superficie se convirtió en leyenda.

Basado en material exclusivo compuesto por más de cincuenta horas de grabaciones privadas con Neil Armstrong, documentos personales y entrevistas con familiares cercanos, James Hansen logra una magnífica panorámica de la segunda mitad del siglo XX además de elaborar una biografía inigualable sobre uno de los protagonistas incontestables de la historia reciente.

En una penetrante exploración del culto al héroe estadounidense, Hansen aborda el complejo legado del Primer Hombre, como astronauta y como individuo. En este libro, la intimidad, la ciencia y la épica se entremezclan para formar el retrato de un héroe rebelde que siempre será conocido como el viajero espacial más famoso de la historia.

Yo seré la última (Plaza Janés) de Nadia Murad. El 15 de agosto de 2014, la vida de Nadia Murad cambió para siempre. Las tropas del Estado Islámico irrumpieron en su pequeña aldea del norte de Irak, donde la minoría yazidí llevaba una vida tranquila, y cometieron una masacre.

Ejecutaron a hombres y mujeres, entre ellos a su madre y seis de sus hermanos, y los amontonaron en fosas comunes. A Nadia, que tenía veintiún años, la secuestraron, junto a otros miles de jóvenes y niñas, y la vendieron como esclava sexual. Los soldados la torturaron y violaron repetidamente durante meses, hasta que una noche logró huir de milagro por las calles de Mosul. Así emprendió el largo y peligroso viaje hacia la libertad.

De pequeña, Nadia, una niña campesina, jamás hubiera imaginado que un día hablaría ante las Naciones Unidas ni que ganaría el Premio Nobel de la Paz. Nunca había pisado Bagdad, ni siquiera había visto un avión. Hoy la historia de Nadia insta al mundo a prestar atención al genocidio de su pueblo.

Es un llamamiento a la acción para detener los crímenes del Estado Islámico, un poderoso testimonio de la fuerza de voluntad humana. Yo seré la última es, asimismo, una carta de amor a un país desaparecido, a una comunidad vulnerable y a una familia devastada por la guerra.

El valor y el testimonio de una joven pueden cambiar el mundo. Para que no se olvide, porque quiere ser la última que tenga que vivirla, Nadia cuenta su historia.

La metamorfisis (Austral) de Franz Kafka. En La metamorfosis y otros relatos de animales, Franz Kafka (1883-1924) manifiesta la desesperanza respecto a su destino personal y el pesimismo frente a lo humano entendido genéricamente.

Para él, el hombre está inmerso en un círculo vicioso: la pérdida identidad (la animalización del hombre), síntoma de la técnica y la burocratización, produce como reacción, en un movimiento pendular, el abandono a lo instintivo, a lo irracional, a lo visceralmente comunitario (la humanización del animal).

Sin embargo, al recurrir a animales, Kafka consigue distanciarse suficientemente de lo narrado como para mostrar el dolor, el aislamiento y la desorientación sin resultar patético. Si las fábulas del racionalismo y la ilustración tomaban a los animales como figuras alegóricas para transmitirnos una enseñanza útil y moral, aquí no se encuentran moralejas. Sin embargo, su ausencia no es el resultado de una búsqueda premeditada de oscuridad por parte del autor, sino la constatación de que el mundo ha tomado un cariz que ya no nos permite hallarlas.

Moctezuma (Océano) de José Luis Trueba Lara. La tradición lo condena: fue el fanático que tembló ante las profecías, el traidor que entregó el poder al invasor, el cobarde que sólo mereció la muerte más ignominiosa.

¿Cómo explicar, entonces, que la caída de Moctezuma haya ocurrido en el momento de mayor esplendor del mundo mexica?

En esta apasionante novela, José Luis Trueba Lara indaga sobre la vida del controvertido Tlatoani, especialmente en los acontecimientos poco conocidos que precedieron a la conquista.

Desde las circunstancias peligrosas de su nacimiento hasta el encuentro con Cortés y Malintzin, pasando por su educación, su carrera militar y los entresijos de la intriga política, Moctezuma nos entrega a la vez el retrato de un personaje complejo y fascinante, y la visión de un imperio que pasó de la apoteosis a la derrota con una velocidad vertiginosa.

Enamorada para siempre (Sélector) de Irán Flores. ¿Cómo es tener un corazón roto? Es andar por la vida con la mirada perdida, caminando sin dirección aparente. Es vagar por ahí, sintiendo que cada respiración te duele, que cada segundo que pasa no tiene sentido y que todo se vuelve de un sólo color. Todo parece igual de triste y solitario. Así me sentía yo.

Lo peor de todo esto es que no sabía a quién acudir, a quién pedirle una respuesta; porque no hay nada para solucionarlo. Le doy un trago al café, y esta vez sí hay sabor: es demasiado amargo. Tanto como mis penas.

Más de Diorama

@plumavertical  | @OpinionLSR | @lasillarota