Opinión

Día Mundial de las Telecomunicaciones

Por Gerson Hernández Mecalco

  • 19/05/2016
  • Escuchar

El día de ayer se celebró el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la sociedad de la Información (DMTSI-2016) y se centró en el tema: “Espíritu empresarial en el sector de las TIC en aras del impacto social”. Los flujos del comercio y las finanzas internacionales que caracterizaron el siglo XX disminuyeron en 2008. Sin embargo, la globalización no se está moviendo en reversa; los flujos digitales se han disparado. Sin embargo, en México ante la aparición de más señales de televisión abierta, la entrada de una nueva cadena nacional de televisión, la nueva regulación en este mercado y la presencia de más televisoras públicas. Televisa y TV Azteca perderán su hegemonía. Expertos han señalado que bajo este panorama Televisa dejará de ser preponderante este mismo año, ya que actualmente tiene cerca del 50 por ciento de las señales y, con la entrada de sus competidores, su participación bajará.

 

En el sector de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), tanto los empresarios y las empresas de nueva creación como las pequeñas y medianas empresas (PYME) juegan un papel fundamental a la hora de garantizar un crecimiento económico sostenible e integrador. Participan en el desarrollo de soluciones innovadoras basadas en las TIC que resultan fundamentales para impulsar la innovación, poseen un potencial considerable para influir de manera duradera en la economía mundial, nacional o regional y son, en la economía del conocimiento actual, una fuente fundamental de nuevos puestos de trabajo, especialmente para los jóvenes.

 

El tema para el DMTSI-16 se corresponde con la labor que desarrolla la UIT (?organismo especializado de las Naciones Unidas para las Tecnologías de la Información y la Comunicación) para liberar el potencial de los jóvenes emprendedores e innovadores del sector de las TIC, las PYME innovadoras, las empresas de nueva creación y los polos tecnológicos, como impulsores de soluciones innovadoras y prácticas para avanzar en el logro de los objetivos de desarrollo sostenible, con especial atención a las pequeñas y medianas empresas (PYME) de los países en desarrollo.

 

Las plataformas digitales son clave en esta nueva era de globalización, las redes socio digitales, hacen los flujos globales más inclusivos, pues personas que trabajan por su cuenta y PyMes, entre otros, tienen acceso a ellas; sin embargo, los flujos permanecen concentrados en un pequeño grupo de países, por lo que el mundo está lejos de estar completamente globalizado.

 

Este contexto abre la necesidad de que las compañías se reinventen para ganar un lugar en el mercado digital global. La expansión del Internet, combinada con la introducción de plataformas y otros tipos de herramientas digitales, abren un nuevo capítulo en la historia de la globalización. Reduciendo el costo de las transacciones y utilizando bienes digitales, servicios y capital; estas plataformas están creando mercados globales más transparentes y eficientes, con bases de datos de clientes y efectivas maneras de llegar a ellos.

 

La digitalización transforma los flujos globales de tres maneras:

 

1) Las plataformas de Internet han hecho bajar los precios de las interacciones y transacciones transfronterizas.

 

2) Bienes y servicios digitales ahora se negocian prácticamente al instante.

 

3) La adición de “envolturas digitales” a los productos tradicionales está mejorando su valor.

 

Los medios de información desempeñan un papel cada vez más importante en conectar a las personas en naciones en desarrollo para el resto del mundo, pues están adoptando plataformas de medios sociales como su enlace con el resto del mundo. Singapur, los Países Bajos, Estados Unidos, Alemania, Irlanda, Reino Unido y China son los países con los índices de conectividad más alta. Por otra parte: Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, Londres, Singapur, Shanghái, Hong Kong y Dubái son ciudades verdaderamente globales según MGI. Sin embargo, este estudio de conectividad global de los estados y provincias revela grandes variaciones dentro de los países.

 

Dentro de estas naciones, la conectividad de los diferentes estados y provincias puede variar dramáticamente. Los países en vías de desarrollo tienen una oportunidad significativa para aumentar su participación en los flujos globales del comercio con sus vecinos. La digitalización brinda la oportunidad de expandir su portafolio de productos y ofrecerlos con mayor precisión y eficacia, por lo que es preciso que las compañías creen sus propias plataformas digitales. Sin embargo, así como crece la digitalización crece el riesgo de ciber ataques por parte de empleados inconformes, activistas políticos, criminales cibernéticos, etcétera. Por ejemplo existen cálculos acerca de que el ciber crimen le cuesta a la economía global unos $400 mil millones en pérdidas anuales.

 

El Internet puede promover inclusión así como la educación puede proveer un lenguaje fluido y otras habilidades que los individuos pueden aprovechar. Aunque, el sistema educativo de la mayoría de los países no cumplen con las demandas del mundo digital. Internet puede ser una herramienta para promover la eficacia en las economías emergentes. Es importante destacar el estudio de Edgar Morín sobre comunicación donde detalla que ninguna técnica de comunicación aporta por sí misma la comprensión. La comprensión no puede digitalizarse.

 

En México una reforma a medias

 

A dos años de la reforma de telecomunicaciones el agente preponderante sigue manteniendo alrededor del 70% del mercado, a raíz de esto se cuestiona la efectividad de las medidas regulatorias impuestas por el IFT. A pesar de que hemos visto mejoras en la calidad de servicios y mejores precios, que han sido gracias a la entrada de nuevos jugadores, la reforma en telecomunicaciones no ha sido un éxito. Es evidente que no hay una mejora en la competencia, no se han generado los beneficios necesarios para el desarrollo del país y no ha mejorado la conectividad entre industrias y sectores.

 

El IFT tiene la responsabilidad de mejorar estas condiciones, a este ritmo sólo puede suceder una cosa: los nuevos jugadores se estancarán y el sector se rezagará aún más. Por el bien de los mexicanos, es momento de que IFT tome las riendas en el asunto y resuelva la gravedad que enfrenta el entorno de las telecomunicaciones.

 

 

Fuente: Mckinsey global institute, Digital globalization the new era of global flows, March 2016, McKinsey&Company, pp. 156.

 

* Académico de la FCPyS-UNAM, del Colegio de Consultores en Imagen Pública y Consultor Político

@gersonmecalco

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.