Opinión

Día internacional contra la violencia hacia las mujeres

La violencia de género alcanza a mujeres y niñas en todo el mundo sin importar su edad, nivel educativo o social, país, cultura, religión, raza. | Carla Humphrey

  • 23/11/2018
  • Escuchar

El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contras las Mujeres, establecido por resolución de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, el 17 de diciembre de 1999, que reconoce el movimiento de mujeres en Latinoamérica iniciado en 1981 para reivindicar el asesinato de Patria, María Teresa y Minerva Mirabal, en República Dominicana en 1961.

La conmemoración de este día tiene como objetivo denunciar la violencia y discriminación que sufren las mujeres en todo el mundo y sensibilizar a las personas respecto a la urgente necesidad de combatir y eliminar la violencia por razón de género.

De conformidad con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, existen 5 modalidades o ámbitos en los que se manifiesta la violencia contra las mujeres: el familiar, el laboral y docente, la violencia en la comunidad, el institucional y la feminicida, a las que debe añadirse la violencia política.

La violencia contra las mujeres puede ser de diversos tipos: física, psicológica, sexual, económica, patrimonial, simbólica y feminicida. La violencia contra las mujeres puede ocurrir tanto en espacios públicos como privados.

A nivel mundial, la forma más común de violencia que sufren las mujeres es la que proviene de su pareja o ex pareja y que puede ser física, sexual, psicológica o económica. Una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia física o sexual de su pareja. En el caso de los feminicidios, a nivel global 1 de cada 2 mujeres fueron asesinadas por la pareja o ex pareja sentimental.

La violencia de género alcanza a mujeres y niñas en todo el mundo sin importar su edad, nivel educativo o social, país, cultura, religión, raza. El 70 por ciento de las mujeres en el mundo son víctimas de violencia por razón de género en el transcurso de su vida.

La violencia de género en nuestro país ha escalado a niveles alarmantes. De acuerdo con datos de ONU Mujeres, 9 mujeres son asesinadas cada día en México y 6 de cada 10 ha sido violentada. ONU Mujeres exigió a las autoridades mexicanas garantizar los derechos humanos de las niñas y de las mujeres en México.

México ha aprobado diversas leyes, programas y medidas contra la violencia de género pero muchas otras se han quedado en el tintero, en iniciativas, estadísticas y datos maquillados que impiden conocer la magnitud real del problema y lo ineficiente que ha sido el Estado mexicano para combatirlo.

La importancia de conmemorar del Día Internacional contra la violencia hacia las Mujeres consiste no solo en hacer conciencia de la violación a los derechos humanos de mujeres y niñas en todo el mundo, sino también en implementar acciones globales que permitan combatirla y garantizar la vida y los derechos de las mujeres a nivel global.

La violencia y discriminación histórica hacia las mujeres sucede en todos los espacios y ámbitos de vida, por lo que las medidas deben tomarse en distintas vertientes. La educación es una pieza central que permitirá que generaciones futuras crezcan libres de estereotipos de género y de conductas machistas que les permitan reconocer a cada persona -sin importar su sexo- con los mismos derechos, oportunidades y libertad para llevar a cabo el plan de vida que se hayan trazado.

El acceso a la justicia, la lucha contra la impunidad y la protección de los derechos e integridad de las mujeres debe ser uno de los pilares en los que todos los países debemos trabajar. Un acto de violencia contra una mujer debe ser sancionado por el Estado, los perpetradores deben ser castigados y las mujeres deben encontrar respuesta cuando sean víctimas de violencia de género.

¿Voto electrónico desde el extranjero?

@C_Humphrey_J  | @OpinionLSR | @lasillarota

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.