Opinión

Después del alza... viene la recesión...

Las fauces de la crisis económica mundial comienzan a abrirse. | Ismael Jiménez

  • 21/06/2022
  • Escuchar

La FED había anticipado ya el alza de sus tasas de interés como medida para detener la inflación que comienza a tomar tintes oscuros en los Estados Unidos y el resto de los países del planeta. El incremento de 0.75 puntos viene precedido de un periodo de casi dos años de haber mantenido la tasa de referencia en cero, tendencia que presagiaba ya los estertores de la crisis que se avecinaba por lo que, mantener la tasas casi en cero, permitía dar continuidad a la actividad comercial, aunque, con el riesgo de caer en una estanflación.

Pero a partir de enero de este año y más precisamente desde el último trimestre de 2021, se preveía ya una escalada inflacionaria debido a la crisis de suministros que habían afectado la producción mundial desde la mitad de año, así como por el incremento ya constante de los precios de los energéticos que preveían se recrudecería ante las crecientes tensiones entre Rusia y Ucrania y que, terminó con el estallido de la guerra en febrero del presente año.

Al coctel que dio forma a una de las crisis económicas más grades de toda la historia, se sumó como "aderezo singular" la especulación o inversión como algunos prefieren llamarle, en criptomonedas. En este espacio, el 18 de enero, adelantamos el destino de las inversiones en criptodivisas, las causas y consecuencias que la burbuja de los blockchain acarrearía como un elemento más de la gran crisis económica a la que vamos entrando: https://lasillarota.com/opinion/columnas/del-esquema-ponzi-a-los-bonos-basura-y-las-criptomonedas/606484

Y es que, como regla de los ciclos económicos, al alza de tasas en un contexto de alta inflación, incertidumbre y volatilidad, le sobreviene la recesión. Para algunos, la actual crisis puede parecer permeable como las que han sucedido recientemente de 1994 a 2008. El asunto es que ésta crisis, tiene características particulares, pues viene precedida de una pandemia, el paro "casi total" de la economía global, el alza de los energéticos, la ruptura de las cadenas de suministros mundiales, la escasez de alimentos, la transición energética, la guerra Rusia-Ucrania y demás conflictos geopolíticos que ensombrecen un panorama sin precedentes.

En un escenario por mucho menos caótico y complejo como el actual, estalló la segunda guerra mundial, pues los males económicos y políticos de aquel entonces, eran más regionales y no globales como lo son hoy.

No afirmamos que vamos a una nueva guerra mundial, lo cual no se descarta y esperemos que no ocurra, pero el contexto actual está tomando matices preocupantes, pues mientras occidente busca derrotar a Rusia en los mercados financieros y comerciales, por otra parte, sacude las aguas de Taiwán haciendo que las declaraciones y posturas de China, sean cada vez más directas y contundentes en el escenario de las declaraciones, acusaciones y señalamientos entre los gobiernos de Washington y Pekín.

Las fauces de la crisis económica mundial, apenas comienzan a abrirse, y en ellas, serán devorados quienes sean atraídos por los intereses que sobrepongan por encima del bienestar del resto de las naciones y por quienes, en este momento, dependan en mayor medida, del intercambio de bienes con el exterior.

Pues, es en estos momentos que, muchos países no sólo son grandes dependientes de las tecnologías y bienes de consumo de alto valor agregado, también han dejado a la suerte del mercado la adquisición de alimentos principalmente importados, lo que generará intensas presiones sociales internas que, en algunos casos, serán inmanejables.

Para aquellos países en los que, las cuentas públicas y la deuda estén por encima de su capacidad de pago, el panorama será devastador en un momento en que la mayor crisis de la historia estará recorriendo el planeta. Y tenga en cuenta amigo lector que, hoy más de la mitad de los países, incluidas las grandes potencias, operan con deudas por arriba de su PIB nacional.

Es así que, después del alza de tasas para controlar la inflación, sobrevendrá, la recesión.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.