Opinión

Desde la Fe... ¿órgano oficial de la Iglesia Católica?

El semanario religioso últimamente se ha convertido en una voz crítica.

  • 25/08/2016
  • Escuchar

¡No!

 

Se trata del órgano informativo de la Arquidiócesis Primada de la Ciudad de México AR/02; tiene como antecedente la publicación Nuevo Criterio que dirigió en el tiempo del cardenal Ernesto Corripio Ahumada, el sacerdote Mario Ángel Flores, hoy rector de la Universidad Pontificia.

 

Para don Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia, y primer cardenal mexicano nombrado por el Papa Francisco el semanario “no es un órgano de la Iglesia nacional, es (más bien) una revista local del Distrito Federal”, a la que califica de “sensacionalista” y “amarillista”. Ello hizo cuando el semanario publicó a pocos días de la visita del Papa Francisco un editorial en el que calificó a Michoacán como un estado “violento y sometido por el crimen y la anarquía”.

 

En una ocasión el director del semanario le dijo al vaticanista Andrea Tornielli que “Desde la Fe (...) no es la voz oficial ni de la Arquidiócesis ni de su arzobispo. Y que los artículos editoriales son la opinión del Consejo Editorial, que preside un servidor, mas no pueden ser atribuidos a la autoría o a la opinión del cardenal (Norberto) Rivera; en todo caso, el responsable de dichas posturas es un servidor, más no el Arzobispo”.

 

La revista surgió en el año 1997 en un acuerdo de Norberto Rivera Carrera con el empresario Mario Vázquez Raña, dueño de la cadena Organización Editorial Mexicana (OEM). El primer director fue Alfonso Navarro Lozano.

 

En ese tiempo la oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis la dirigía el empresario Héctor Fernández Rousselón, un laico vinculado a los Legionarios de Cristo, por cierto, recientemente vimos su nombre en Los Papeles de Panamá.

 

Rouselón dirigió la oficina de comunicación de manera gratuita durante siete años -de 1996 a 2002-. Años después, llegó a la oficina de prensa el sacerdote Hugo Valdemar, recomendado por un director de un periódico. De 2010 a 2013 la publicación fue dirigida por el Pedro Arellano, quien fuera asesor de AMLO y de Marcelo Ebrard en el gobierno de la Ciudad de México.

 

En febrero de 2013, Rivera Carrera nombró al sacerdote Hugo Valdemar Romero –entonces director de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México– presidente del Consejo Editorial del Semanario. El presbítero asumió el cargo en sustitución de Pedro Arellano, de hecho asumió los dos papeles: director de comunicación y director de Desde la Fe.

 

¿Cuál es su tiraje?

 

Dicen tirar 625 mil ejemplares semanales, mucho más que todos los periódicos impresos de la Ciudad de México. Quizá la única publicación que está por encima de Desde la Fe o sea El Atalaya y Despertad de Los Testigos de Jehová que tiran millones de ejemplares en su imprenta de Texcoco…

 

Desde la Fe se distribuye en varias partes del país a través de los periódicos de la OEM, además se envía junto al suplemento Eco Semanal directamente a más de 200 parroquias de la Ciudad de México; tiene un costo de 5 pesos y los clérigos recomiendan comprarlo a todos los fieles que acuden a los servicios religiosos los domingos...

 

El semanario es muy leído por laicos, especialistas y reporteros de la fuente religiosa, siempre da nota.

 

Debemos decir que muchos colegas la malinterpretan, casi siempre la nota se reproduce como si fuera el posicionamiento de la “Iglesia Católica”. No es así...

 

Eso sí, últimamente se ha convertido en una voz crítica –y qué bueno que así sea– con toda la que concierne al tema de género, aborto y matrimonios igualitarios. También se ha metido a temas de política, Valdemar se atrevió a decir en una entrevista con periodistas de Impacto que ellos junto con sus laicos organizados habrían definido la elección del 5 de junio, como lo dijo por primera vez en una entrevista radial y sin ningún fundamento Francisco Labastida Ochoa.

 

Lee: Matrimonios igualitarios, ¿voto de castigo por iniciativa presidencial?

 

Asegura el vocero Hugo Valdemar que ellos (la Iglesia) traen el 7 de la votación nacional...

 

Mmm…

 

Con todo respeto no hay ninguna medición seria.

 

Por lo que advirtió “que si el gobierno o los partidos políticos insisten en aprobar leyes como la llamada de 'matrimonios igualitarios', legalizar el uso lúdico de la mariguana o, peor aún, autorizar el aborto, el voto de castigo se repetirá en el 2018, sin necesidad de que la Iglesia Católica orqueste una embestida. La sociedad, en especial en provincia, es sumamente conservadora y reaccionará por sí misma”.

 

Y agregó ufano “sería demagógico decir que ese 7 por ciento fue la única causa del resultado de la elección; es mucho, pero no lo único”.

 

Valdemar ha llegado a situaciones muy agresivas con algunos colectivos como la comunidad lésbico gay. También lo han hecho con dirigentes de partidos políticos, como la reciente crítica al presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano.

 

Pero eso no asusta el vocero –brocero– ha criticado al mismo presidente de la Republica, calificándolo de traidor, e incluso un editorial se atrevió a criticar al mismísimo Papa Francisco, obviamente hubo reacciones en Roma. Y tuvo que recular diciendo que las expresiones eran de él y de nadie más: “en todo caso, el responsable de dichas posturas es un servidor, mas no el Arzobispo”.

 

  • La valiente iniciativa de EPN fue la gota que derramó el vaso

 

La crítica al tema de los matrimonios igualitarios se incrementó después del 17 de mayo cuando Enrique Peña Nieto, firmó la iniciativa de ley para reformar el Artículo 4º Constitucional e incorporar el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de reconocer como un derecho humano que las personas puedan contraer matrimonio sin discriminación.

 

Para Valdemar esa fue una traición de EPN y la consideraron “como una terrible puñalada por la espalda”. Así lo dijo en una entrevista con Rodrigo Vera en el semanario Proceso.

 

Valdemar jura y perjura que el cardenal primado de México, no interviene absolutamente para nada en los contenidos editoriales. Ojalá no haya jurado en vano como lo dice el segundo mandamiento cristiano.

 

Dice que los editoriales “los escribe un sacerdote muy preparado, experto en el ámbito político y social y muy al tanto del acontecer nacional. También los escribe un laico que fue seminarista y ahora ejerce en el ámbito del derecho”.

 

No dice los nombres.

 

Eso sí, ha dicho que incluso han recibido llamadas de Los Pinos para acallarlos.

 

Consideró en una entrevista que no sólo los laicos, sino también los sacerdotes –ministros de culto– tienen derecho a expresarse libremente.

 

En efecto, Valdemar tiene razón en esto último. Las cosas en nuestro país han cambiado, sobre todo con las últimas reformas a la Constitución en materia de derechos humanos, donde los tratados internacionales son equiparables a las leyes...

 

También en 2013 hubo modificaciones al 24 y al 40 Constitucional.

 

¡Todo esto no ha sido reglamentado, es un pendiente de los legisladores!

 

En ese sentido tiene razón el subsecretario Humberto Roque Villanueva, las expresiones de ministros de culto no violan la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, son expresiones más bien discriminatorias, por eso mandó a representantes del PRD a Conapred.

 

Desde la Fe lo hemos hecho crecer sin darnos cuenta los medios impresos y electrónicos que reproducen sus textos, y algunos analistas que mencionan sus posicionamientos…

 

Cada domingo a eso del mediodía estamos al pendiente del editorial en su web Desde la Fe.

 

Pero como lo dijo Monseñor Suárez Inda, el órgano no representa el posicionamiento de la Iglesia católica, ni de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

 

Eso hay que decirlo una y otra vez.

 

Por cierto, en sus escritos del semanario nunca precisan que lo que ahí se dice es un punto de vista de un colectivo que no tienen que ver con la Iglesia católica, aunque sí muchas veces es de la Arquidiócesis Primada de México.

 

Muchos medios han criticado uno de los editoriales donde se escribió que “el ano del hombre no está diseñado para recibir, sólo para expeler” y eso le ha generado críticas severas.

 

Un asunto que analistas serios se los ha atribuido al mismísimo cardenal Rivera Carrera. No es así, precisamente.

 

Claro que el eminentísimo señor cardenal ha quedado callado. Y el que calla otorga.

 

Todo eso ha llevado a cuestiones de odio, gravísimas, como las recientes agresiones en Durango 90 en la Colona Roma, oficinas del arzobispado, afortunadamente no se dieron en la catedral como ocurrió en noviembre de 2007.

 

Por eso y no lo justifico, al contrario, un colectivo de la comunidad lésbico gay se fue a expresar a las oficinas del arzobispado, a las calles de Durango 90 de manera agresiva.

 

Todo ocurrió a eso de las 10 horas cuando un grupo de aproximadamente 40 mujeres y hombres transexuales se presentó en el edificio de la Arquidiócesis para protestar, clausuraron simbólicamente las oficinas por considerar que el cardenal o Rivera y el semanario Desde la Fe difunden mensajes que incitan al odio en contra de su comunidad.

 

Diana Sánchez Barrios y otros activistas llegaron con carteles en los que se podía leer “Clausurado por promover el odio”, “Protección a pederastas”, entre otros.  Había entre los manifestantes algunos disfrazados de calaveras y otro aparentaba ser un sacerdote con cabeza de cerdo.

 

Sánchez Barrios, es dirigente de la fundación ProDiana y ha dicho que denunciarán ante el Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación al cardenal Rivera y a los obispos “homofóbicos”.

 

Una hora y media más tarde, tras concluir la manifestación, el padre Albero Lozano Platonoff, quien es responsable de la comisión de cultura de la Arquidiócesis, inició un diálogo -que duro más de una hora- con una comisión de manifestantes, para serenar los ánimos... Hasta donde supimos lo hizo con aval del cardenal Rivera, e incluso pidió disculpas por los mensajes de algunos jerarcas católicos y del semanario Desde la Fe que consideren los han ofendido.

 

Al salir, Sánchez Barrios informó que se reunirán el próximo lunes a las 12:00 horas, tanto sociedad organizada gay, como directivos de la Arquidiócesis, para abordar una mesa de trabajo “en la que se definiría la redacción de un párrafo para presentarse al gabinete redactor de la de la Asamblea Constituyente.

 

Adelantó que en la próxima reunión en la Arquidiócesis, solicitó que estuviera presente el cardenal Norberto Rivera, “aunque si no se presenta seguiremos el compromiso de redactar el párrafo para el constituyente”. Posteriormente se retiró del lugar con el grupo de inconformes.

 

La reacción intolerante vino tres horas y media horas después.

 

El director del semanario Desde la Fe, Hugo Valdemar desconoció totalmente al sacerdote Lozano y mediante un comunicado, señaló que el cardenal Norberto Rivera no se encontraba en esos momentos, por lo que “las disculpas de Lozano Platonoff hacia dicha comunidad fueron a título personal”.

 

Precisó que “la Oficina de Comunicación Social, que está a cargo de este periódico (Desde la Fe), no se retracta ni se disculpa con esta comunidad (gay)…”.

 

Y agregó que Lozano Platonoff no es el vocero del cardenal Norberto Rivera Carrera y, por lo tanto, no tiene ninguna representatividad”.

 

El comunicado de Prensa emitido a las 16:00 horas, dice textual:

 

La Arquidiócesis Primada de México condena enérgicamente la agresión que sufrió, este lunes 22 de agosto, el edificio de la Curia del Arzobispado de México por parte de miembros de la Comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, travesti, transgénero e intersexual, (LGBTTTI), quienes colocaron carteles y mancharon con pintura los muros de acceso al inmueble, evidenciando una vez más la agresividad e intolerancia que les caracteriza”.

 

“Al manifestar su postura sobre los mal llamados “matrimonios igualitarios”, la Iglesia Católica (sic) hace uso de dos derechos fundamentales de los que gozan todos los mexicanos: libertad de expresión y libertad religiosa, siempre en el marco del respeto, conscientes de que a las personas homosexuales se les debe tratar así, y evitar para ellos cualquier signo de discriminación.

 

Y agrega que “A través del semanario Desde la Fe hemos dado a conocer la postura de la Iglesia Católica (resic) respecto de este tipo de uniones entre personas del mismo sexo, y nunca se ha hecho de manera irrespetuosa. Por lo tanto, la Oficina de Comunicación Social, que está a cargo de este periódico, no se retracta ni se disculpa con esta comunidad. De la misma forma, deja en claro que el Pbro. Álvaro Lozano Platonoff, quién este lunes recibió a una representación de esta comunidad, no es el vocero del Card. Norberto Rivera Carrera y, por lo tanto, no tiene ninguna representatividad”.

 

“Sus disculpas hacia dicha comunidad fueron a título personal y no del semanario, ni de la Arquidiócesis de México y mucho menos de la Iglesia Católica en general, puesto que nunca se les ha ofendido”.

 

Eso sí, pidió Valdemar “a las autoridades investigar y, en su caso, sancionar conforme a la ley a los responsables de los actos que sufrió este lunes el edificio de la Curia del Arzobispado de México, para que estos actos de intolerancia no vuelvan a ocurrir”.

 

¡Caray!

 

Me pregunto si ese mensaje escrito tuvo el aval del eminentísimo Cardenal Rivera Carrera.

 

¿Y entonces qué papel jugo el padre Lozano?

 

¿Fue desconocido?

 

¿No habrá reunión el próximo lunes?

 

Bien por el padre, se ve que sigue los paso de su jefe máximo, el Papa Francisco, quien ha pedido una y otra vez perdón a los homosexuales: “Deben ser respetados, acompañados pastoralmente”. Ha dicho que “la Iglesia no sólo debe pedir (perdón) a las personas gays que ha ofendido, sino que debe pedir perdón también a los pobres, a las mujeres explotadas, a los niños explotados en el trabajo, debe pedir perdón por haber bendecido muchas armas”.

 

Lee: La Iglesia católica debe disculparse con los homosexuales: Papa Francisco

 

Mal por el vocero que lo que menos parece es pastor.

 

Es evidente que hay puntos de vista distintas en la arquidiócesis en un momento en que se acerca la fecha que el arzobispo debe presentar su renuncia al Papa Francisco por motivos de edad… Eso ocurrió cuando mucho el próximo 6 de junio cuando cumpla 75 años de edad. El Código de Derecho Canónico señala que:

 

401.1. Al Obispo diocesano que haya cumplido setenta y cinco años de edad se le ruega que presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias.

 

Lee: Y lo mejor que puede hacer es presentar la renuncia. ¿Clarito?

 

Pero –siempre hay un pero– existe la remota posibilidad de que Bergoglio no le acepte la renuncia y quizá a eso le apuesta el de Tepehuanes, Durango. Es evidente que busca seguir los pasos del cardenal Juan Sandoval a quien el Papa Benedicto XVI no le aceptó la renuncia y se quedó gobernando la arquidiócesis cuatro años más, y todavía hoy le hace sombra a su sucesor el hoy presidente de la CEM, cardenal José Francisco Robles Ortega.

 

Juan Sandoval Íñiguez: “No es cierto que gasté mi vida en pelearme”

 

La pregunta es ¿Actúo Lozano Platanoff a titulo personal como dice el comunicado?

 

¿Lo desconoció Norberto Rivera Carrera?

 

¿Qué está pasando en el arzobispado Primado de México?

 

¿Norberto dejó de gobernar y ha dejado todos los asuntos en su vocero?

 

¿Lo sabrán en Roma?

 

Por cierto, la CEM, con todo respeto, ha jugado un papel secundario en estos asuntos. Es evidente la falta liderazgo de su presidente y ha dejado todo en las manos del secretario general. Además, todo este relajo se presenta en un momento en el que no hay nuncio.

 

No es la primera vez que el semanario Desde la Fe mete en un problema al arzobispo Rivera, recordemos que el mismo periódico se fue en contra del mismo Papa Francisco.

 

Mi amigo y colega Bernardo Barranco me comentó que este posicionamiento del semanario tiene que ver con la sucesión del arzobispado, y lo que ocurre políticamente en la Ciudad de México, e incluso con el proceso electoral del 2018...

 

Norberto quiere presentarse como dirigente de la Iglesia católica. Nunca ha sido nombrado presidente de la CEM, su predecesor el cardenal Ernesto Corripio Ahumada lo fue tres veces.

 

Pero a través de Desde la Fe quiere presentarse como el hombre fuerte en la agenda que interesa a Roma.

 

Por lo pronto el PRI abdicó de abordar el tema. Primero lo manifestó el coordinador de la bancada de los diputados priístas en San Lázaro, César Camacho, quien dijo que el tema de la iniciativa de EPN sobre matrimonios igualitarios no era prioritaria, curiosamente semanas antes había dicho lo contrario…

 

Y anteayer martes el senador Emilio Gamboa –coordinador de los senadores del PRI– consideró que esa legislación “no es un tema prioritario y no es un tema que esté presionando la sociedad de México para sacarlo adelante”.

 

Sin el aval del PRI la reforma quedará en el congelador, por lo menos en el próximo periodo ordinario de sesiones.

 

¿Desde la Fe les ganó la batalla?

 

O le tuvieron temor a los grupos laicales encabezados por el Frente Nacional por la Familia, que han anunciado dos grandes marchas, la primera para el próximo sábado 10 de septiembre en cada uno de los estados y ciudades grandes; y la segunda, el sábado 24 de septiembre en la Ciudad de México.

 

Estas manifestaciones tienen el aval del Consejo de Presidencia de la CEM: “Respaldamos y animamos la coalición de grupos que se ha constituido, llamada Frente Nacional por la Familia, y que está convocando y organizando dos marchas o concentraciones masivas para expresar que: el futuro de la humanidad se fragua en el matrimonio y la familia natural”.

 

El documento está firmado por José Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara y presidente de la CEM, Alfonso Miranda Guardiola, obispo auxiliar de Monterrey y secretario general de la CEM, y Rodrigo Aguilar Martínez, obispo de Tehuacán y presidente de la Comisión Familia, Adolescentes, Jóvenes, Laicos y Vida, entre otros.

 

Todo esto coincide en un momento que en Roma, el Papa Francisco creó un nuevo Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, y nombró como su prefecto a Mons. Kevin Joseph Farrell, quien hace años fue administrador general con la responsabilidad para los seminarios y las escuelas de los Legionarios de Cristo en Italia, España e Irlanda.

 

Entrará en funciones el 1 de septiembre de este año, al mismo tiempo que culminarán las del Pontificio Consejo para la Familia y el Pontificio Consejo para los Laicos.

 

En el mismo sentido Bergoglio nombró al Arzobispo Vincenzo Paglia, hasta ahora presidente del Pontificio Consejo para la Familia, como presidente de la Pontifica Academia para la Vida y Canciller del Instituto Juan Pablo II para Estudios sobre el Matrimonio y la Familia.

 

Estos son los temas de Roma... Nada es casual.

 

@fredalvarez

@OpinionLSR

 

También te recomendamos:

Los nuevos jueces electorales conforme “al criterio de los ministros”

Otro atentado terrorista en Pakistán

> Lee más sobre el autor