Opinión

Democracia y derechos humanos

No podemos ignorar la relación entre derechos humanos y democracia durante el proceso electoral que viviremos durante los próximos meses | Armando Hernández

  • 08/12/2017
  • Escuchar

El proceso electoral 2017-2018 ya ha comenzado. Hoy es posible observar a los partidos políticos ocuparse de elegir a sus precandidatos mientras que, los aspirantes a candidatos independientes buscan el apoyo ciudadano por todo el país, y las autoridades electorales se preparan para organizar la jornada electoral más grande de la historia de México.

El reto no es menor pues están en juego más de 3 mil 400 cargos que incluyen Senadurías, Diputaciones Federales, 9 Gubernaturas y, por supuesto, la Presidencia de la República.

Esto pone en perspectiva la importancia del éxito de las elecciones para el fortalecimiento de la democracia y el ejercicio pleno de los derechos humanos (en específico aquellos de carácter político) en nuestra nación.  

Sin importar las preferencias políticas de los ciudadanos, los principios democráticos garantizan la igualdad de todos los individuos y la libertad para elegir quién ocupará cargos de elección popular y representará los intereses de los ciudadanos. De este modo, los derechos políticos democráticos son considerados como derechos humanos y deben ser reconocidos y respetados por la autoridad.

La relación entre derechos humanos y la democracia está consagrada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos que señala en su Artículo 21, Fracción 3°, lo siguiente:

Vida democrática

De esta forma, la democracia proporciona un ambiente donde los derechos políticos pueden ejercerse de manera amplia, y al mismo tiempo, el ejercicio de estos derechos fortalece y promueve la vida democrática de una nación.

Por esto no podemos ignorar la relación entre los derechos humanos y la democracia durante el proceso electoral que viviremos durante los próximos meses, ya que solo en función de que todos promovamos la libre participación ciudadana, podremos esperar resultados que fortalezcan la democracia en nuestro país y formen gobiernos capaces de mejorar la vida de todos.

Claramente este reto es compromiso de todos los mexicanos: las diferentes autoridades electorales organizaremos, vigilaremos y protegeremos el voto de los ciudadanos; los partidos políticos y candidatos independientes deberán acatar a cabalidad los reglamentos electorales y realizar campañas sustantivas que aporten información relevante para el elector; y los ciudadanos habrán de ejercer de forma libre  e informada su sufragio.

Puede que muchas veces la relación no resulte evidente a primera vista, pero una vez que la tomamos en cuenta nos muestra un camino viable hacia una mejor manera de vivir en sociedad, una alternativa que podría ser la solución a algunos de los grandes problemas por los que actualmente atravesamos.

Flor de loto

Nunca seas un obstáculo para que una persona pueda ejercer su libertad

Lee otros artículos del Dr. Armando Hernández

@drarmandohdz | @OpinionLSR | @lasillarota