Opinión

Democracia paritaria: recorrido a la igualdad

Aún es largo el recorrido para alcanzar una real paridad en la vida pública, por lo que habrá que seguir dando batalla hacia la igualdad sustantiva. | Marina San Martín

  • 18/09/2020
  • Escuchar

Era el año de 1967 cuando Katherine Switzer se preparaba para el maratón de Boston. Si bien en el formulario de inscripción no existían limitantes de género, se negaba el registro a las mujeres bajo la “justificación” de que carecían de condiciones fisiológicas para competir.

Para participar, se inscribió sólo con sus iniciales y apellido. Tras recorrer dos millas, un codirector del evento se percató de su género e intentó sacarla de la carrera por la fuerza, pero no lo logró, ella continuó y finalizó la prueba. Esta odisea la convirtió en un referente del atletismo femenino.

Al igual que esta valiente mujer, un incontable número hemos sorteado un sinfín de intentos por frenar nuestro desarrollo, y aunque hemos avanzado, seguimos enfrentando obstáculos en distintos ámbitos, como es el espacio público.

El Día Internacional de la Democracia -15 de septiembre- de este año marca el 23º aniversario de la Declaración Universal sobre la Democracia (1997) que estableció que este concepto supone una auténtica asociación entre hombres y mujeres, con un actuar en igualdad, para la buena marcha de los asuntos públicos.

De acuerdo con el Women’s Power Index del programa Women and Foreign Policy, al 28 de julio de 2020, 21 de los 193 Estados miembros de la ONU estaban liderados por una mujer a cargo del gobierno. Según datos de la Unión Interparlamentaria, al 1° de enero de 2020, el 24.9% de quienes integraban los parlamentos en el mundo eran mujeres

Si bien resultan importantes estos logros, aún están por debajo de la paridad, aunado a que el aumento de la participación y representación de las mujeres ha venido acompañado por un incremento de violencia política en su contra

Un estudio de 2016 de la Unión Interparlamentaria sobre sexismo, acoso y violencia contra las mujeres parlamentarias de 39 países encontró que el 81.8% padeció violencia psicológica, 65.5% recibió comentarios sexuales o sexistas, 44.4% fue objeto de amenazas de muerte, violación, o secuestro; y 25.5% sufrió violencia física.

En México, el 13 de abril de este año, se publicó el decreto que modificó diversos ordenamientos legales para combatir, sancionar y erradicar la violencia política contra las mujeres en razón de género, tipificándola como un delito y estableciendo las sanciones correspondientes.

En cumplimiento a una resolución del Tribunal Electoral Federal (TEPJF), el INE aprobó los lineamientos que regulan el Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia de Violencia Política Contra las Mujeres en Razón de Género, los cuales, como destacó la Consejera Humphrey Jordán, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y No Discriminación, serán una herramienta para inhibir y erradicar dicha conducta.

La violencia política contra la mujer demerita a las democracias. Aún es largo el recorrido para alcanzar una real paridad en la vida pública, por lo que habrá que seguir dando batalla hacia la igualdad sustantiva.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.