Opinión

De accidentes, negligencias y restauraciones

El derrame de “sulfato de cobre acidulado” ¿qué repercusiones tendrá para la zona, para las poblaciones, para la ecología de la región en el mediano y largo plazo?

  • 23/08/2014
  • Escuchar

En los últimos días nos hemos enterado del derrame de “sulfato de cobre acidulado” en los ríos Bacanuchi y Sonora, en Cananea. La responsabilidad del derrame de 40 mil metros cúbicos de ese material es de la minera Buenavista del Cobre, radicada en esa zona de Sonora e integrante del Grupo México, el mayor consorcio minero del país, y uno de los más importantes empresarios mineros del mundo.

Este grupo no sólo tiene intereses en ese sector sino que también está presente como uno de los más grandes distribuidores de aguas gaseosas y otros productos, a través de Femsa, entre otros muchos negocios. [El grupo fue acusado de ser responsable del accidente de Pasta de Conchos y de la decisión de cerrar la mina y no insistir en la búsqueda de los mineros atrapados allí; las esposas, los familiares siguen en su reclamo de justicia, de abrir la mina, de extraer y enterrar a sus muertos].

El derrame de ácido sulfúrico y metales pesados en esas cantidades genera que el río quede absolutamente contaminado y que sea un riesgo para la salud de los humanos, los animales y, por supuesto, sus aguas no puedan usarse para riego; no hay posibilidades de tener agua de ahí ni de los pozos cercanos, a decir de los presidentes municipales de las zonas aledañas, es decir, el río no sirve para nada, es un verdadero desastre ecológico.

¿La solución?

Sin ser un experto me imagino que la absorción de esos contaminantes al subsuelo y, probablemente a los mantos freáticos nos hablan de una tragedia de grandes proporciones que no se resuelve con una multa que puede ser de hasta 45 millones de pesos, o con la caída de las acciones del grupo en la bolsa de valores del país. Y las preguntas, entonces, son ¿fue un accidente? ¿Estaban cubiertos todos los requisitos y los protocolos de seguridad? ¿Semarnat, Conagua, Profepa alguno de ellos es el responsable de verificar toda la seguridad?

¿Las inspecciones son realizadas por expertos? El titular de la SEMARNAT habla de que la empresa mintió al decir que el derrame fue a causa de una lluvia inusual, cuando en realidad, señala, se trató de una falla en una tubería que conecta estanques que contienen desechos tóxicos de la mina. La empresa, en un desplegado del día de ayer jueves, dice que no fueron desechos tóxicos y argumenta un accidente. ¿Cómo piensan resolver el tema? ¿Qué repercusiones tendrá para la zona, para las poblaciones, para la ecología de la región en el mediano y largo plazo? Eso es lo que tienen que explicarnos las autoridades y los responsables del Grupo. ¿Accidente, negligencia?

 

No pago para que me peguen

Esa histórica frase atribuida por unos a José López Portillo y por otros a Miguel de La Madrid llevó a que muchas empresas periodísticas no pudieran acceder a los contratos de publicidad de ninguna dependencia gubernamental, ni federal ni estatal. Esa frase es un recurso muy usado por el Estado, por los gobiernos de cualquier signo, para castigar a la disidencia. Hoy, en una renovada política de medios, con nuevas leyes de telecomunicaciones nos encontramos con locutores, columnistas, comunicadores, como quieran ellos llamarse, a modo para entrevistar al presidente, sin que haya preguntas incómodas, sin un rasgo de crítica y en busca de la alabanza perdida, esa que en las últimas fechas ha ido deteriorando la imagen “pulcramente” trabajada del en su momento candidato del PRI.

Lo mismo lo entrevistan en el espacio de espectáculos de la televisora estrella, que se reúnen “los más destacados comunicadores” de las televisoras y la radio beneficiadas por las leyes para dialogar con él, cobijados por el Fondo de Cultura Económica que con eso sólo hace patente su dependencia del poder, no la imagen de empresa pública deseable. Ninguna voz crítica en el programa, el primero de los muchos que de manera intermitente se irán dando; las críticas, como en época de Salinas no existen, no se ven o son, como en épocas de Fox, parte del círculo rojo. Tanto es así que la demanda de derecho de réplica que pide MORENA para sentar su posición, se deriva a que Televisa pueda aceptarla. ¿Necesita el presidente cobijarse? ¿Es necesario ir a todos lados para que se exponga lo indefendible para muchos? ¿Recurrimos a los modelos del antiguo régimen para hacer evidente la restauración?

De pilón…

Todo a consulta, parece la consigna. Un poder que decide. Pues sí, así parece: el PAN propone la consulta sobre los salarios mínimos; el PRD, sobre la reforma energética; MORENA sobre la anticonstitucionalidad de las reformas energéticas, y por qué no, el PRI quiere llevar a consulta el número de diputados y senadores. Consultemos todo para que no se consulte nada, podríamos decir. Confundamos a todos y que quede lo que ya está, pues será el poder judicial, la Suprema Corte, la que al final decidirá si se consulta, qué se consulta y cómo se consulta. ¿Actuamos o consultamos?

Facebook: carlos.anayarosique

Twitter: @anayacar

 

(Obviedades es un ejercicio de reflexión que comparto con mucho gusto no para que estén de acuerdo sino para hacer conciencia de las contradicciones de un régimen… que puede ser cualquier régimen, no importa el partido, por supuesto.)

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.