Opinión

¿Cumplimiento a la transparencia?

El INAI dividió en cinco ejes la verificación de los sujetos obligados del ámbito federal

  • 28/08/2017
  • Escuchar

Apenas hace unos días el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), presentó los resultados de la llamada “Primera etapa de verificación de obligaciones de transparencia de sujetos obligados federales”.  Dicha verificación, constituye una evaluación al cumplimiento de las obligaciones establecidas en la Ley General de Transparencia, así como en los Lineamientos Técnicos Generales, en los que están previstos más de 4 mil criterios y alrededor de 270 formatos de publicación que aseguran que la información esté publicada conforme a la normatividad en la materia y las directrices establecidas por el INAI, en el Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (SIPOT), por parte de las instituciones federales.

El INAI dividió en cinco ejes la verificación de los sujetos obligados del ámbito federal, a saber: (1) autoridades laborales, de donde destacan sindicatos, universidades y personas físicas y morales, donde el resultado obtenido en promedio general fue de 37.90 puntos de 100 posibles; (2) poderes Legislativo y Judicial, como la Cámara de Senadores, la Cámara de Diputados, la Auditoría Superior de la Federación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Consejo de la Judicatura Federal y fideicomisos y fondos públicos, donde la media obtenida fue de 61.83 puntos; (3) partidos políticos, organismos electorales y descentralizados, sobresaliendo el Instituto Nacional Electoral, los nueve partidos políticos con registro nacional, entre otros, en donde el promedio de la evaluación obtenida fue de 70.35 puntos; (4) administración pública centralizada y tribunales administrativos, de donde se obtuvieron en promedio 67.30 puntos y, (5) organismos públicos autónomos, empresas paraestatales, entidades financieras y fondos y fideicomisos, cuyo promedio obtenido fue de 71.26 puntos.

Consecuentemente, el promedio general obtenido en los 5 ejes de verificación de los 862 sujetos obligados del ámbito federal fue de 62.74 puntos.  Al respecto, es de destacar que al revisar el puntaje obtenido por cada sujeto obligado, se observan instancias que han hecho un esfuerzo muy importante para lograr cumplir, con altos estándares en el acceso a la información, entre los que destacan, entre otros, el Fideicomiso Fondo de Apoyo a Municipios (98.33), la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (98.18), el Instituto Matías Romero (95.96), el Senado de la República (95.46), y el Instituto Nacional Electoral (95.46).  En tanto del otro lado de la balanza, es decir, los que obtuvieron los peores resultados, sobresalen algunos sindicatos, como el de PEMEX.  Vale la pena que el lector le eche un vistazo a dicho índice.

La verificación llevada a cabo por el INAI permite claramente observar cuales son las instancias comprometidas con un rubro que ha sido impulsado desde la ciudadanía: la transparencia y, por ende, el acceso a la información considerada pública. Aunque seguramente también permitirá a algunos sujetos obligados encontrar áreas de oportunidad para mejorar su puntuación en un próximo ejercicio de evaluación y al INAI de igual forma, podría servirle para precisar o, en todo caso, ajustar algunos criterios o formatos que ha establecido para concentrar y facilitar la búsqueda de la información.

Sin embargo, en términos generales decir que los sujetos “obligados” por la ley y por diversa normatividad emitida por el INAI, se acredita en un promedio de 62.74 puntos, no necesariamente son datos que lleven a decir que nuestro país está comprometido con la transparencia. Se entiende que si bien, la dinámica de la transparencia, el acceso a la información y la protección de datos personales, son un engranaje en el que se han ido incorporando los sujetos obligados, no es justificación para no cumplir con ella, máxime cuando en los tiempos en los que vivimos y dentro de una democracia como la nuestra, la transparencia debe ser un referente, no sólo de buen gobierno, sino además, un indicador democrático en beneficio de la sociedad, ya que ésta, es la que al final evaluará con su confianza, a estos sujetos obligados, para bien o para mal. Bien por el INAI por los enormes esfuerzos que, alineados a las demandas de la sociedad, está desarrollando.                        

@fdodiaznaranjo