Opinión

¡Cuidado! Hay otros síntomas de covid-19, no solo respiratorios

Conocemos de otros síntomas distintos a los respiratorios, como los gastrointestinales. | Gustavo Zenteno Guichard*

  • 13/05/2020
  • Escuchar

La aparición del covid-19 (Corona virus disease 2019) en Wuham China a finales del año 2019 puso a este virus RNA en el contexto mundial como causa de una enfermedad con un nivel de transmisión muy alto, y aunque aparentemente con tasas de mortalidad bajas, el impacto a la salud de la población y a los sistemas de salud pública de muchos países ha sido realmente muy importante. Según fuentes del NEJM (New England Journal of Medicine) a estas alturas el virus ha infectado a más de 2.6 millones de personas en el mundo, y ha generado un número muy importante de muertes en algunos países como España, Italia, Estados Unidos.

Recuerdo en mis clases de la Facultad de Medicina en la década de los 80 haber estudiado a estos virus en mi clase de Virología médica como causante de alrededor del 10 al 30% de los casos de enfermedad respiratoria aguda, nunca imaginaría que años después este virus diera mucho de qué hablar.

Todos conocemos ya de los tradicionales síntomas de esta enfermedad: tos seca (sin flemas), fiebre, dolor de garganta, ataque al estado de salud en general e incluso también del alto porcentaje de casos sin síntomas. Así lo demostró un estudio publicado en NEJM sobre pruebas de covid-19 en población de médicos residentes en Estados Unidos, en donde un altísimo porcentaje de casos con prueba positiva en ese momento se encontraban asintomáticos. De ahí el riesgo de que estos portadores del virus sin síntomas puedan transmitir la enfermedad, ese ha sido uno de los grandes problemas para el control de la transmisión, y en dónde se ha basado la política del aislamiento y quédate en casa para bajar en la medida de lo posible la transmisión de la enfermedad.

Sin embargo también conocemos de otros síntomas distintos a los respiratorios, como síntomas iniciales de la enfermedad los cuales pueden ser gastrointestinales como dolor abdominal, diarrea, y anosmia (alteración del sentido del olfato) en un porcentaje que puede estar cerca del 10% de los pacientes según diferentes fuentes, como ya fue publicado en la revista Lancet. Es muy importante mencionar que esto no significa que en estos tiempos de la pandemia todos aquellos que tengan diarrea, dolor abdominal y fiebre tengan una infección por covid-19, eso no debe por ningún motivo pasar por nuestro pensamiento.

Este fin de semana me llamó una paciente muy angustiada diciéndome que su hija tenía un alta sospecha de covid-19, según le habían comentado en alguna consulta porque tenía fiebre, diarrea y dolor de estómago, incluso me enseñó la receta en dónde le habían prescrito Hidroxicloroquina, Azitromicina y Paracetamol, inconcebible, esto es lo que no debe pasar, vi a esta paciente por videollamada y no presentaba ningún dato clínico de covid-19, lo que esta paciente tenía era una típica gastroenteritis infecciosa (diarrea infecciosa) y sus síntomas remitieron en 48 hrs con solo el uso de medicamentos sintomáticos. 

Así también han sido publicados algunos otros síntomas y alteraciones en piel, neurológicas, cardiovasculares, hematológicas etc.. No debemos perder de vista que este virus afecta al tracto respiratorio bajo por excelencia, y que la inmensa mayoría de complicaciones que trae consigo y que generan la muerte son respiratorias. El riesgo de transmisión de este virus es alto, por lo que recomiendo acatar todas las medidas preventivas ya conocidas, USAR CUBREBOCAS, lavado frecuente de manos con jabón, aislamiento social, quedarse en casa, éstas son las únicas medidas que realmente nos van a proteger, muchas gracias.

*Dr. Gustavo Zenteno Guichard

Cirugía gastrointestinal y laparoscópica

Gzenteno2002@yahoo.com.mx

@drgzenteno 

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.