Hombres enanos, que se creen dueños de conciencias


La lección de integridad y congruencia mostrada por el periodista Leonardo Curzio Gutiérrez, conductor del noticiario radiofónico Enfoque, al renunciar antes que avalar el despido de dos de sus compañeros comentaristas María Amparo Casar y Ricardo Rafael, es una muestra de las bocanadas de dignidad que se han dado después del sismo del 19 de septiembre.

En la emisión del miércoles 4 de octubre de 2017, Leonardo Curzio tuvo que separarse de su oficio más amado, el de locutor de radio del programa de noticias que condujo cerca de 18 años. 

En este, se atrevió a dar espacio a las críticas hacia el partido en el poder (le llaman el PRI) y descubrió hombres enanos (que se creen dueños de las conciencias¬≠), capaces de cerrar espacios y amenazar con el retiro de publicidad gubernamental.

Nunca concibieron esos seres diminutos del poder que la dignidad es un bien que algunos poseen hasta los huesos y que, aunque valiosa como el oro, no tiene precio.  Leonardo Curzio demostró el talante de un periodista de los grandes. Un saludo de respeto y reconocimiento.

Costureras del sismo olvidadas

De nueva cuenta, como en 1985, un sismo como el ocurrido este 19 de septiembre, sacó de entre los escombros la situación laboral que sufren las trabajadoras de la maquila en esta ciudad. El edificio que se derrumbó en la calle de Bolívar 168 esquina con Chimalpopoca, en la Colonia Obrera, expuso la explotación que cargaron estas mujeres de oficio costureras. 

Fueron 12 mujeres y 3 hombres quienes perdieron la vida, de diversa nacionalidad, sin seguridad social, sin contrato de trabajo, algunas sin regularizar su estancia en nuestro país. Laboraban como seres invisibles, sin dejar rastro, sin que las autoridades laborales supieran de ellas. 

Un contrato colectivo de trabajo, de los que llaman de protección patronal firmado por una organización cetemista, apareció en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México sin que hubieran incrementado sus salarios durante los últimos 6 años.

Carente de las mínimas condiciones laborales, ¿a quién le importaba? Nadie sabía de ellas entonces y tampoco ahora; su muerte queda enterrada en el olvido, sin justicia. ¿Quién responderá por ellas?

Una abogada rarámuri hasta la raíz

 

La abogada defensora Estela Ángeles Mondragón, quién recibiera la medalla "Emilio Krieger" por la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) el 19 de septiembre de 2011, logró, iniciando este mes de octubre, romper brechas y obstáculos en favor de la comunidad del ejido rarámuri Baqueachi en el Estado de Chihuahua, recuperando 15 mil hectáreas que habían sido despojadas por los terratenientes del lugar.

Sufrió en el camino del largo proceso legal, el ataque a su oficina, con dos bombas molotov el 18 de marzo de 2009; la pérdida irreparable de su esposo Ernesto Rábago, que fue asesinado en su propia oficina el 1º de marzo de 2010; y una agresión posterior contra su hija Denny Loya, que sobrevivió a un ataque armado.

Todas estas agresiones, para intentar detener su lucha. Pero como los vientos que empujan con toda fuerza en la sierra de Chihuahua logró mediante sentencia judicial irrevocable, con la propia ley de los mestizos en la mano, restaurar justicia para esas comunidades indígenas que en nadie creen, solo en los suyos que se purifican, en lo más alto de la sierra, con su lucha colectiva ejemplar. 

¡Un abrazo para todos ellos!

Otro periodista asesinado

 

Edgar Daniel Esqueda Castro, fotorreportero del diario Digital Vox Populi y del Portal Infórmate San Luis Potosí de apenas 23 años, se convirtió en el onceavo periodista asesinado este año. 

El jueves 5 de octubre de 2017, entraron sujetos armados al domicilio de Daniel y lo sacaron por la fuerza. Al día siguiente, el 6 de octubre, apareció semidesnudo cerca de unas vías del tren con un disparo en la cabeza.

Esqueda Castro, es el reportero número 37 asesinado durante este fatídico régimen de Enrique Peña Nieto, quien no ha respondido a la exigencia de acabar con la impunidad que avanza sin tregua, día a día, contra los periodistas mexicanos.

El gobierno dice que investiga mientras las agencias investigadoras y policías ministeriales arman expedientes que pronto se empiezan a llenar de polvo, todo cobijado bajo el mayor de los cinismos.

@Manuel_FuentesM | @OpinionLSR@OpinionLSR




Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información