Opinión

Crónica laboral de un encuentro con Thea Lee

Thea Mei Lee escuchó los puntos de vista de analistas laborales, sindicalistas, empresarios y autoridades gubernamentales sobre la reforma laboral. | Manuel Fuentes

  • 07/09/2021
  • Escuchar

Estuvimos reunidos el pasado miércoles 1º de septiembre en la mesa cuadrangular de una sala de juntas del piso 19, en un hotel vecino a la embajada estadounidense en la Ciudad de México, para comentar los avances de la reforma laboral que ahora calienta el pandero sindical.  

En la cabecera estaba Thea Mei Lee, subsecretaria adjunta de la división de asuntos internacionales del Departamento de Trabajo del gobierno estadounidense y, a su lado derecho, Matthew Levin, Director de la oficina de asuntos laborales internacionales. Estaban acompañados por sus colaboradores y por los agregados laborales radicados en nuestro país. 

La sesión empezó en punto de las nueve de la mañana. Fue una convocatoria expresa para escuchar, en diversos tiempos, puntos de vista de analistas laborales, sindicalistas, empresarios y autoridades gubernamentales.

Convocados de manera separada estuvimos en ese encuentro mañanero Graciela Bensusan, investigadora de la UAM, Inés González, de la Fundación Friedrich Ebert, Joyce Sadka del ITAM, Tania Ramírez de la Red de los derechos de la infancia, Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de Acción Ciudadana frente a la pobreza, y el autor de esta columna, como especialista en política y legislación laboral.

Me llamó la atención conocer de cerca a Thea Lee, la funcionaria de mayor rango en temas internacionales de trabajo del gobierno estadounidense, quien, de manera sencilla y sin protocolo alguno, antes de la reunión, nos saludó a cada uno de los convocados, mientras tomábamos un café.

Ella, después de escucharnos durante una hora y media, el tiempo que duró la sesión, nos dijo que venía en representación de Joe Biden y Kamala Harris, presidente y vicepresidenta de su país, para conocer diversas opiniones del avance de la reforma laboral en materia de libertad sindical y negociación colectiva

Señaló que su trabajo está enfocado en lograr la eficacia de los acuerdos comerciales, en impulsar una verdadera transformación cultural de democracia y transparencia y, sobre todo, en poner atención a los factores que generan la pobreza, para erradicarla.

La Subsecretaria Thea Lee mencionó su preocupación por el trabajo que realizan los menores, y enfatizó: Si los padres tuvieran un trabajo bien remunerado no existiría el trabajo infantil.  

Reiteró la importancia de una agenda laboral de políticas públicas sólidas en materia de equidad y género. Manifestó su preocupación para que se dé prioridad al reconocimiento de los derechos de las mujeres. Dijo que si ellas no participan en la vida pública y sindical no habrá progreso.

Resaltó la necesidad de impulsar una asistencia técnica sólida de su país al nuestro para lograr mayor transparencia y eficacia en la reforma laboral.

Sobre los recientes casos en General Motors y Tridonex manifestó la importancia de sensibilizar a las empresas para que escuchen con seriedad a sus trabajadores. Resaltó la necesidad de una nueva actitud empresarial que atienda la mejora salarial y las prestaciones de trabajo, respetando la libertad sindical.

De los sindicatos mencionó que éstos deben tener un verdadero liderazgo de responsabilidad y de democracia que atienda la contratación y la negociación colectiva, y que dé cabida a los jóvenes sin importar su origen o condición. Darles capacitación, información y atención son piezas claves para lograr la reforma laboral.

En la mesa de trabajo surgió un ambiente de consenso de que la reforma laboral debe lograr una mayor participación de los trabajadores, incluso impulsar los cambios legales necesarios para que sean actores sustanciales en los procesos de legitimación de sus contratos colectivos, y éstos no sólo queden en manos de los dirigentes sindicales.

La reunión lidereada por la subsecretaria Thea Lee consumió a gran velocidad noventa minutos de análisis, preocupaciones y propuestas de esta reforma laboral que va caminando con dificultades. Nos levantamos en el límite del tiempo para tomarnos una fotografía y despedirnos.

Quedó en el ambiente la esperanza firme de lograr una reforma laboral que permita, con la acción consciente de los trabajadores, la mejora de sus condiciones salariales, de trabajo y de salud. Salimos convencidos de que este camino ya no tiene marcha atrás.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.