Opinión

Crisis de confianza social afecta proceso electoral

La confrontación vulgar, grosera y carente de argumentos propositivos seguirá contribuyendo a aumentar la desconfianza de la ciudadanía en los partidos políticos.

  • 23/04/2015
  • Escuchar

Según datos históricos del Instituto Nacional Electoral (INE), en las últimas tres contiendas electorales intermedias ha bajado la participación ciudadana, entre 1994 y 2009 se han presentado tres procesos y la inasistencia en las urnas pasó de 24% a 55%, un número muy superior al que se ha presentado en las presidenciales, por ejemplo, el abstencionismo en 2012 fue de 41%. http://bit.ly/1bvARaK

 

En este sentido, el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, realizó la investigación “Abstencionismo y cultura política en México”, la cual reveló que México es uno de los países con mayor abstencionismo en Latinoamérica, ya que se encuentra apenas arriba de países como Colombia (56%) y Honduras (47%). http://bit.ly/1G7PE2Y

 

Asimismo, el documento señaló que las entidades con las cifras más altas de participación fueron: Baja California, Chihuahua, Quintana Roo y Tamaulipas (con un rango de entre 55% y 58%). En contraste, con las cifras más bajas están Yucatán, DF, Campeche, Tlaxcala y Tabasco (entre 30% y 37%).

 

A escasas seis semanas de los comicios electorales del 7 de junio, la preocupación porque se presenten altos índices de abstencionismo y voto nulo aumenta entre el gobierno y las instituciones, empero, los movimientos que invitan a realizar este tipo de acciones a modo de protesta toma fuerza durante este periodo de campañas electorales por diversos motivos.

 

El intenso golpeteo político de los últimos días entre los partidos políticos los desacredita mutuamente, eso se suma al desencanto de cierto sector de la población por la falta de crecimiento económico, la falta de resultados para reducir la violencia, inseguridad e impunidad, así como la falta de claridad con respecto al seguimiento de las investigaciones de los casos de Tlatlaya y Ayotzinapa, entre otros.

 

Durante los últimos días y seguramente en las próximas semanas previas al 7 de junio, los ataques entre algunos partidos políticos que ya han derivado en un excesivo desprestigio de sí mismos, serán aún mayores sobre todo en la web y las redes sociales, que aún no están reguladas por la autoridad electoral. La confrontación vulgar, grosera y carente de argumentos propositivos seguirá contribuyendo a aumentar la desconfianza de la ciudadanía en los partidos políticos.

 

Una de las consecuencias del abstencionismo es la falta de legitimidad que podrían tener los gobiernos elegidos en dicho proceso electoral, ya que al no haber emitido su voto ni siquiera el 50% de la población enlistada en el padrón electoral, no habrá una representación real. En los últimos meses este peligro ha sido reconocido por el INE, los partidos políticos, la iniciativa privada, algunas organizaciones civiles, la Iglesia católica, entre otras voces representativas.

 

Cuestionado sobre el tema, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, ha reconocido en diversas ocasiones que el abstencionismo es uno de los retos a vencer en el actual proceso electoral. Por ello, ha hecho un llamado a la ciudadanía a manifestar su descontento en las urnas acudiendo a votar, del mismo modo,en el marco de la reunión del Consejo Permanente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), celebrada el pasado lunes 13 en su propia sede, solicitó a los obispos del país promover el ejercicio del voto, aunque sin interferir como autoridades morales.

 

Al finalizar su 99° Asamblea Plenaria el viernes pasado, los obispos dieron a conocer un mensaje titulado “¡Sin confianza y participación no se avanza!”, en el cual expresan estar conscientes del creciente reclamo de la ciudadanía, la cual exigesaber que sus instituciones y autoridades trabajan responsable y honestamente por el bien de todos, particularmente por los que menos oportunidades han tenido. http://bit.ly/1bwbOnY

 

“Un pueblo sin confianza alimenta la indiferencia, el desaliento o la agresividad. No podemos negar la crisis actual de nuestra querida Patria. Si no reconocemos que el mal se está extendiendo, hasta en las instituciones que deberían erradicarlo, no podremos solucionarlo. El mal no tiene la última palabra. ¡Nos urge la honestidad!”, advierte tajantemente el comunicado firmado por los obispos de México.

 

Y eso es precisamente lo que se necesita, recuperar la confianza de la ciudadanía en las instituciones, en este caso, los partidos políticos y sus candidatos deben utilizar este periodo de campañas para dar a conocer sus propuestas; la denostación, el ataque y las agresiones no deberían tener cabida en la construcción de un mejor México.

 

La confianza se gana, efectivamente, como lo señalan los arzobispos y obispos, hablando con la verdad, cumpliendo los compromisos, construyendo la justicia y respetando la vida.

 

simon@inprincipioeratverbum.com.mx

@simonvargasa

facebook.com/simonvargasa

Linkedin: simón-vargas-aguilar

www.inprincipioeratverbum.com.mx

 

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.