En un documento denominado “Análisis Criminológico de los sucesos relacionados por el incremento al precio de la gasolina”, con las siglas de la “División Científica” de la Policía Federal, de la Comisión Nacional de Seguridad y de la Secretaría de Gobernación, se presente una supuesta radiografía de las protestas ocurridas en todo el país en torno a ésta medida gubernamental.

 

Es un documento de 13 cuartillas en el que señala:

 

“En seguimiento a las diferentes acciones organizadas hasta el día 05 de enero del año en las que se presentaron bloqueos de vialidades locales, estatales y federales, toma de gasolineras, retención de unidades de Pemex, distribución ilegal de combustible, robo y saqueo de centros comerciales y tiendas de autoservicio; se realizó el análisis a partir de la perspectiva criminológica y las conductas antisociales detectadas…”

 

Destaca el estudio que hasta la fecha de su elaboración se habían registrado “al menos 237 de alto impacto y reconocimiento social, en los que se ha visto afectado al menos 27 entidades federativas, en los que el Estado de México ha sido el principal afecto (sic), y así mismo el Estado más predisponentes (sic) para la comisión de conductas antisociales y delictivas.”

 

El estudio considera siete entidades federativas como de Riesgo Alto, siendo éstos los siguientes en su orden: Estado de México, Chihuahua, Sonora, Michoacán, Ciudad de México, Oaxaca y estado de Hidalgo.

 

Siete de Riesgo Medio: Morelos, Chiapas, Baja California, Jalisco, Guerrero, Colima y Durango.

 

Trece de Riesgo Bajo: Sinaloa, Querétaro, Guanajuato, Veracruz, Zacatecas, Baja California Sur, Coahuila, Puebla, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Zacatecas y Veracruz.

 

Contiene el estudio diversos mapas de la República Mexicana en el que explica gráficamente los diversos acontecimientos suscitados con motivo del gasolinazo, denominándolos: “Georeferenciaron (sic) de los eventos suscitados” (en las 27 entidades del país), “zona (sic) criminógenas y de conflicto” (en el estado de México).

 

En este presunto estudio aparece una lista de seis personajes a quienes se acusa como “Promotores de actividades en contra del gasolinazo” señalando a José Gerardo Rodolfo Fernández Noroña (independiente), Blanca Amelia Gámez Gutiérrez (del PAN), Oscar González Yañez (del PT), Mario Delgado Carrillo (de Morena), Alfredo Lozoya Santillán (independiente) y Andrés Manuel López Obrador (líder de Morena).

 

El documento, con un torpe intento de análisis, señala el nivel de “alto riesgo” para la comisión “…de nuevas conductas antisociales y delictivas…” que han generado “…un grado de peligrosidad y de vulnerabilidad latente para la población…” diversos actos “…incitando a la población al desarrollo de saqueos y marchas dentro de los diferentes estados…” “…dicho comportamiento ha empezado a ser imitado en otros Estados…”

 

El libelo contiene un supuesto estudio de la “División de Inteligencia” de la Policía Federal, que fue entregado a diversos periodistas, publicado en diversos medios y que no ha sido desmentido por esa dependencia gubernamental. 

 

Es un documento imprudente, filtrado con la clara intención de distraer a la opinión publica en cuanto a la responsabilidad del gasolinazo, tratando a la protesta con actos ligados a la delincuencia para descalificarla; se acusa a diversos personajes políticos de oposición para esconder los errores gubernamentales cometidos en contra de la economía de la mayor parte de la población.

 

@Manuel_FuentesM

@OpinionLSR

 


Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información