Opinión

Creemos que el árbitro electoral tiene razón

La ley es bastante clara. | Fred Álvarez

  • 14/01/2021
  • Escuchar

No es correcto, y menos en tiempos electorales golpear al árbitro; los jueces deben precisar lo que significa propaganda gubernamental, y cerrar el caso.

Lorenzo Córdoba Vianello, presidente -que no director como se ha dicho- del Instituto Nacional Electoral (INE) informó el pasado lunes, que preparan las reglas para prohibir que funcionarios de todos los niveles de gobierno intervengan con sus acciones o declaraciones en el proceso electoral; precisó que incluso las conferencias mañaneras deberán suspenderse durante estos procesos.

Córdoba recordó que todos los funcionarios están obligados por el artículo 134 constitucional a mantener el principio de imparcialidad, no sólo es en el manejo de recursos sino también en su actuación y en sus dichos.

También subrayó se debe aplicar lo que mandata la Constitución, sobre todo el apartado C del 41 constitucional:

“Durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales y hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales y estatales, como de los municipios, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público. Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia”.

Esa declaración de Córdoba hizo enojar al inquilino de Palacio Nacional.

Un día después en la conferencia del martes dijo de repente… “Ayer se dio a conocer que el presidente del INE está proponiendo que se cancelen las conferencias durante dos meses (...), es que como ya está de moda a nivel mundial la censura, ya nos quieren silenciar”.

Realmente es una actitud de mucha intolerancia –agregó, y preguntó ¿cómo nos van a quitar el derecho de expresión, de manifestación, cómo le quitan al pueblo el derecho a la información?”.

López Obrador acusó al titular del INE de hacerse de la “vista gorda” y callar ante los fraudes electorales, y de buscar ahora silenciar sus conferencias mañaneras durante dos meses...

Un día antes, el lunes sin más se lanzó contra el INE en los mismos términos: “el INE otorgaba registros a los partidos por instrucciones del presidente y desde luego se hacían de la vista gorda cuando había elecciones para que se cometieran fraudes electorales. Pues por eso todos están enojados, pero ya se van a ir contentando poco a poco”.

No había por qué hacer la crítica al INE ese día, pero la hizo. De hecho, son muchísimas veces que lo hace, quizá sin darse cuenta, pero ahí están las grabaciones como pruebas.

¿Por qué le entró al tema?

Busca un pretexto. La periodista de Sin Censura Meme Yamel le preguntó sobre el amparo que habría dado un juez sobre el Plan de Vacunación en el sentido de se debe vacunar a las personas con enfermedades con factores de riesgo y no a los adultos mayores.

Eso desató de nuevo la crítica a sus adversarios y de pasó al INE...

“Están nuestros adversarios muy ofuscados, nerviosísimos y los medios de información que están al servicio de la mafia en el poder, los Claudio X. González… Y aprovechando lo del amparo, dijo que “por eso es importante que tengamos esta comunicación”; se refiere a lo que él llama diálogo circular.

“Bueno, ayer se dio a conocer que el presidente del INE está proponiendo que se cancelen las conferencias durante dos meses”.

¡La transmisión! -, le precisa la reportera...

“La transmisión, o sea, que no se transmitan. O sea, es que, como ya está de moda a nivel mundial la censura, ya nos quieren silenciar”, apuntó.

Más adelante, la misma reportera se lanzó contra Lorenzo Córdoba: “estamos viendo a un árbitro electoral que ha tenido una relevancia, un protagonismo que no habíamos visto en ningún otro presidente del INE (...) Vemos que él ha inclinado la balanza, posicionándose en contra de políticas o en contra de sus discursos”.

¿Qué va a hacer el gobierno federal estos dos meses de campaña? -, preguntó Yamel.

La respuesta fue que hará dos cosas; la primera, acudir a las instancias judiciales -se refiere al TEPJF o quizá a la Corte- en el caso de que haya una prohibición, porque sería un acto de censura, sería un agravio, un atentado a la libertad”, y, la segunda, aprovechó “para convocar a los mexicanos a que opinen si está bien que el INE nos silencie, si está bien que, en México, nuestro país no pueda hablar el presidente, no pueda informar”.

Y agregó con un “que no se preocupe el director del INE (Sic). No somos iguales”, y de nuevo lanzó la puntilla. “Porque él se ha hecho de la vista gorda ante los fraudes electorales, ante las violaciones a la ley. Él, por consigna, entregaba candidaturas, registros para nuevos partidos. Durante mucho tiempo se mantuvo una política fraudulenta, antidemocrática en el país”.

Y, aquí dijo que su gobierno no actuará en los procesos electorales, y hasta aprovechó para criticar al Dr. José Narro -ayer también lo hizo-, “fue delegado del PRI siendo secretario de Salud hace poco. Y a ver, ¿qué declaró entonces el actual presidente del INE? Nada, no lo vio”, señaló.

Entonces, concluyó, que su gobierno no “va a usar el dinero del presupuesto (…)  ni van a participar los funcionarios ni mucho menos vamos a hacer fraudes. No somos iguales. Pero -alzó la voz- no nos pueden quitar el derecho a informarle al pueblo”.

Y dijo más cosas... Calentó más el ambiente...; incluso el vocero, Jesús Ramírez Cuevas -enfermo de covid-19-, se lanzó en Twitter contra el titular del INE: “Lorenzo Córdova del @INEMexico ataca la libertad de expresión del presidente @lopezobrador_ al querer impedir la transmisión completa de sus conferencias. La ley tipifica la propaganda gubernamental. Las mañaneras son un medio de informar a los ciudadanos. Digamos no a la censura”, escribió.

La respuesta de Córdoba vino minutos después en su cuenta de Twitter, y lo hizo con mucha elegancia, y su video se volvió tema del momento:

“Nadie sugiere suspender o cancelar las conferencias del presidente @lopezobrador_. La ley establece que se debe suspender su transmisión íntegra durante las campañas electorales. El @INEMexico garantizará la legalidad y equidad en 2021 conforme a sus atribuciones constitucionales”.

Córdova, reiteró que se debe limitar la transmisión de las conferencias como ocurrió en años pasados en estados con elecciones locales.

Negó que se pretenda censurar al presidente prohibiendo la transmisión íntegra de sus conferencias mañaneras.

“Nadie ha propuesto suspenderlas o cancelarlas, los criterios vigentes y que se han aplicado en los últimos dos años establecen que durante las campañas electorales se debe suspender la trasmisión íntegra de esas conferencias al considerarse que, al realizarse en ellas una promoción de logros de Gobierno, constituyen propaganda gubernamental cuya difusión está prohibida durante las campañas por nuestra Constitución”, argumentó.

Recordó que esta medida la aplica el INE desde los comicios de 2019 y 2020, por lo que no es nueva, y fue acatada por las autoridades y medios, y que ahora, aplicará a partir del 4 de abril en todo el país...

Reacciones

Ello ha generado una serie de reacciones, un gran colectivo de seguidores de AMLO se lanzó contra el árbitro y hubo alguien que uso la plataforma. de change.org para apoyar al presidente en favor de su libertad de expresión.

¡Por favor! Nadie quiere ni puede censurar al C. Presidente.

La ley es la ley y es bastante clara. Falta que el TEPJF haga precisiones, nos la debe.

¿Qué dice la Ley?

Artículo 134 Constitucional:

“...Los servidores públicos de la Federación, las entidades federativas, los Municipios y las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, tienen en todo tiempo la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre los partidos políticos”. (Adicionado; DOF, 13/11/2007).

Y el artículo 41 Constitucional, apartado C, ya lo mencionamos arriba.

Lo que pide Lorenzo Córdoba y los consejeros electorales es que se aplique la ley. Nada más.

Nadie prohíbe informar acerca de qué es relevante, sobre todo en temas de salud, es una obligación hacerlo, pero si revisamos las mañaneras hay excesos, acusa sin pruebas y a la ligera; habla de fraude en 2006, criminaliza a personas que están procesada, y habla hasta por los codos “como si fuera disco rayado”. (Él mismo lo ha dicho así).

La mañana de ayer, el presidente se expresó sobre lo que es propaganda e información. ¿Qué es propaganda?-, pregunta el presidente y responde.

“El que yo esté llamando a votar por un partido de manera directa o simulada. ¿Cuál es la palabra? Subliminal”.

Y dijo que ellos no van a llamar a votar a favor de un partido o en contra de otro, ya que sería. "ir en contra de nuestros principios”.

A ver, ¿y técnicamente, jurídicamente qué hay, consejero, sobre eso?-, pregunta el presidente a Julio Scherer…

“Básicamente, lo que le está pidiendo el tribunal al INE es que el Instituto Nacional Electoral se pronuncie sobre las medidas inhibitorias que puedan poner en peligro el principio de neutralidad durante el proceso, porque el tribunal no ve que estas conferencias pongan en riesgo el proceso, porque lo que dice el tribunal: esta es una conferencia que, como bien señala el presidente, lo que está generando es información pública todos los días, entonces no siente que esté generando información para inhibir el proceso electoral”, respondió Scherer...

Hace falta que la autoridad jurisdiccional se manifieste en el fondo del asunto...

Recientemente, el TEPJF urgió al INE definir medidas cautelares a “las mañaneras” 

Entonces le preguntamos ¿por qué reculó el presidente?

Hace meses, en la mañanera del martes 28 de mayo de 2019, dijo estar de acuerdo con la omisión de las conferencias en las entidades que celebraran elecciones en 2021, y subrayó que no hacía falta que el INE le mandase una notificación.

Una reportera le hizo tres preguntas entonces, una de ellas -la última- fue la de que el INE analiza la suspensión de las mañaneras por los canales estatales en los estados donde se van a llevar a cabo elecciones locales por considerar que se trata de un asunto de propaganda. ¿Usted estaría de acuerdo?

En ese momento el presidente no respondió, evitó hacerlo, e incluso abundó más sobre las dos primeras, preguntas y al final intentó cancelar la mañanera con una invitación para viajar a Tepic, a conmemorar los 100 años del fallecimiento del poeta Amado Nervo.

Empero, la reportera insistió “pero, presidente. Nada más una precisión... En el tema de la suspensión de la transmisión de las mañaneras. Si se aprueba la reforma para la revocación de mandato en 2021 entonces, ¿estaría de acuerdo en que se suspendiera la transmisión a nivel nacional?”.

AMLO respondió con un “Sí, sí, bueno, mientras está, vamos a decir el periodo. (...) Sí, sí, no hay ningún problema que se suspenda”.

¿Por qué? -, pregunto, y el mismo respondió... “Porque se puede informar de otra manera, no yo. Saben que le tengo mucha confianza al pueblo, a la gente, el pueblo está muy consciente, muy sabido de las cosas, más que nosotros, la gente está muy despierta, muy avispada...”.

Hasta ahí aquella mañanera que fue célebre porque asistió el periodista Ricardo Rocha, y fue nota...

En conclusión

Lorenzo Córdova ha dicho claramente que el INE no ha pedido cancelar las mañaneras, sino sólo suspender su transmisión íntegra desde el 4 de abril hasta al 6 de junio, día de la jornada electoral.

Los medios públicos deberán suspender integras las mañaneras, pero podrán hacer un resumen.

Probablemente y esa es la preocupación en Palacio Nacional es que el INE pueda negociar con el dueño de Twitter, Facebook y YouTube que NO se transmitan íntegramente las mañaneras.

¡Ese es el quid!

De hecho, Federico Arreola lo comentó en su web SDP-Noticias, cuando afirmó que “Se sabe que Córdova Vianello está negociando con Twitter, Facebook y YouTube que estas plataformas de internet —que no son medios concesionados— tampoco transmitan íntegramente las conferencias de prensa”.

Ese es el problema, ahí la trampa, dice Arreola...

Y subraya que “la única razón por la que Twitter, Facebook y YouTube bloquearían las mañaneras de AMLO sería porque el INE así lo pidiera: ¡¡¡y lo está pidiendo!!!, dijo. “Se sabe que Lorenzo Córdova Vianello se ha reunido con representantes de los tres gigantes de internet para salirse con la suya”.

¡Órale!, Federico tiene información privilegiada, la misma que tienen en Palacio.

Entonces ese es el asunto de este falso debate; en su caso la pelota la tendrá en su caso Mark Elliot Zuckerberg.

Entonces de ahí, el enojo, la preocupación e incluso la “defensa” de su amigo Donald Trump, cuando expresó “no me gustó ayer de lo del asunto del Capitolio, nada más que respeto, respeto,pero no me gusta la censura, no me gusta que a nadie lo censuren y le quiten el derecho de transmitir un mensaje en Twitter o en Face, no estoy de acuerdo con eso, no acepto eso”.

Estamos entonces ante un falso debate, por un lado, las instituciones electorales deben imponerse incluso con el presidente y todos a acatar la ley, a menos que el TEPJF diga otra cosa, y lo puede hacer, ya que algunos de sus integrantes han sido no del todo parciales…

Por cierto, la libertad de expresión tiene límites; Donald Trump cruzó la línea roja y el colmo fue el seis de enero de 2021, Zuckerberg se tardó en censurarlo...

¿Prohibido prohibir?

Ya hablaremos del tema.



Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.